Solo en tiempos electorales presumen ser Chiapanecas,  pero no han hecho nada por su Estado.

Lulú Ovilla
 
 
A nada de iniciar las elecciones del 2018 y en actos anticipados de campaña y como si fueran fruta de temporada, las mujeres empiezan a resurgir en el escenario político, una de ellas es: Sasil Dora Luz de León Villard Diputada del Verde, Gerónima Toledo, Regidora por  Morena,  María Elena Orantes de Movimiento Ciudadano y así poco a poco irán surgiendo mujeres que se dicen ser las salvadoras  de nuestro Estado, con ese atrevimiento y desfachatez sin tener un proyecto real en las manos.
 
Su ambición desmedida no tiene límites de algunas mujeres políticas que hoy pretenden un cargo más arriba del que ya tienen, se vale crecer, se vale ir hacia adelante, por supuesto que si se vale, peo no acosta de negociaciones únicamente para beneficio propio y a ninguna de ellas se les puede reconocer que tienen un trabajo limpio y honesto, la mayoría por no decir todas, llegan por algún tipo de acuerdo, jamás por tener un trabajo o trayectoria política que las empodere como las mejores.
 
Estas mujeres al no saber cómo se hace un trabajo de campo, de casa en casa, solo se dedican a pagar para que hablen bien de ellas, tales como entrevistas en radio, televisión, revistas y redes sociales, pero a la hora de la verdad cuando se presentan en sus actos multitudinarios ni siquiera saben quiénes son, o sencillamente no llega casi nadie, como le paso hace unos días a la Diputada Sasil de León Villard, cuando en el auditorio municipal de Arriaga casi nadie llego a su evento.
 
De quién fue la culpa que el Auditorio de Arriaga no se llenara, de la Política que no trabaja, que solo se dedican a cobrar un sueldo sin ganárselo, a esa mujer que solo da órdenes para que cuando llegue a su evento todo esté listo, salude como si  fuera una diosa y se retire y lo más seguro es que hayan ofrecido despensas para que las personas fueran al evento de la Diputada Sasil de León y ni así las cosas salieron bien.  
 
Otra de las mujeres que no conoce ni la vergüenza, es la Oaxaqueña  Gerónima Toledo Villalobos, quien se encuentra dentro del Ayuntamiento de San Cristóbal de las Casas, con el cargo de Regidora, por el partido Morena, su desfachatez es increíble, ya que en un documento que envía a su partido, así de sencillita como es, ella propone a los próximos candidatos para la elección del 2108.
 
 Pero así de viva como es ella,  dentro de sus propuesta para las candidaturas del 2018, pues también agrego su nombre para Diputación Local, ni si quiera ha terminado su cargo como Regidora y ya está pensando en dar el siguiente salto, una mujer polémica, que ni siquiera ha sabido ser sutilmente la piedra en el zapato del Alcalde Marco Cansino, no sabe comportase a la altura de las circunstancias.
 
Gerónima Toledo  es una mujer que no ha hecho nada por San Cristóbal  de las Casas y como va hacerlo, si ni originaria es y es por este pequeño  e insignificante detalle que no tiene el menor interés en mejorar las cosas, es la única que siempre se pasa discutiendo sus gastos de representación  adicionales a su sueldo, que oscilan en nada menos que 25 mil pesos,  con esa actitud lo único que está haciendo es poner en mal a su partido, que para nada necesita de situaciones como la que la regidora les está dando.
Vaya arrogancia de la Regidora Oaxaqueña, al ponerse a repartir candidaturas para la elección del 2018, como Alcalde para la próxima contienda electoral, propuso a Miguel Ángel de los Santos Cruz y dándole una puñalada por la espalda a Juan Carlos Herrera Hernández, ignorándolo totalmente y  es quién lo apoyara para que ella pudiera ser Regidora, en la elección pasada es el político que quedo en segundo lugar  para la alcaldía de San Cristóbal.
 
María Elena Orantes López, es una mujer que lleva ya mucho tiempo en la Política, por lo mismo ella cree que ya es tiempo que gobierne Chiapas, ese pensamiento ya lo trae desde la elección pasada, cuando fue candidata a la Gubernatura por Movimiento Ciudadano, sin embargo y a pesar de tener tanto tiempo como política, por su Estado no ha hecho nada que podamos decir, ha sido sobresaliente.
 
María Elena Orantes, no solo no ha hecho nada  por su Estado, no ha hecha nada ni siquiera por las mujeres de Chiapas, existen demasiadas cosas atoradas, que necesitan del apoyo de las legisladoras, pero esto no parece preocuparle en lo más absoluto y solo se queda en un discurso de campaña como siempre y para ejemplos hay muchos y empecemos por decir, que ha hecho para que la alerta de género en Chiapas sea para todos los municipio.
 
Existe violencia política en nuestro Estado y ni de chiste toca el tema, cuantas leyes ha promovido a favor de las mujeres desde sus diferentes cargos que ha tenido como legisladora, que ha hecho para que no existan mujeres pobres, analfabetas y mujeres indígenas que en estos tiempos todavía son discriminadas por su condición.
 
 Orantes López presume mucho su cargo como Presidenta de la Comisión de Protección Civil de la Cámara de Diputados, pero en honor a la verdad, a los Chiapanecos, no nos ha servido para nada ni su comisión, ni como Diputada Federal, ya que ni siquiera sabe ni el nombre correcto de las colonias, menos sabrá cuantas colonias tiene Tuxtla.
 
Y si no conoce nuestra Capital, menos conoce nuestro Estado y basta con mencionar,  cuando visito San Juan Chamula y dijo que es un pueblo  Zotzil y no Tzotzil, también menciono que ahí  ha prevalecido la paz  y las muertes del Alcalde Domingo López González y sus tres colaboradores el año pasado, eso que fue, recorriendo otra parte de la zona altos de nuestro Estado confundió el caldo de gallina  de rancho por pollo de granja.
 
El pasado 10 de julio en una entrevista que le hicieron se le llenaba la boca diciendo que hoy en Chiapas ya pueden gobernar mujeres en algunos Municipios, como si ella hubiera impulsado algún movimiento para lograr lo que hoy históricamente ya tenemos las mujeres el 50 y 50 de candidaturas, dice que quiere a Chiapas, lo conoce y tiene con qué y entonces porque no ha hecho nada al respecto.
 
También dice María Elena Orantes, que hay tres frentes fundamentales para cambiar a Chiapas y son: el impulso a la agricultura, a la naturaleza y finalmente la estabilidad social y si esto lo ha sabido siempre, porque entonces en 16 años de vida política, no ha hecho ninguna acción concreta y real, su silencio al no denunciar nada, la ha hecho cómplice durante todo este tiempo.
 
Que si Chiapas está preparado para ser gobernado por una mujer, por supuesto que sí, pero dios nos agarre confesados y nos libre de que nos gobierne alguna mujer como Sasil de León, Gerónima Toledo o María Elena Orantes,  como dijo el periodista Ksheratto, que no hay mujeres de gran valía e inteligentes, capaces y  comprometidas, si las hay y se está en la lucha para lograr el cambio urgente que necesita nuestro Estado
Chiapas está cansado de tener mujeres oportunistas, desleales y convenencieras, por eso es importante que se entienda que el 50 y 50 de candidaturas, no es una rivalidad de sexos y poder, sino una suma de esfuerzos, el tener 38 Alcaldesas, 16 Diputadas Locales y 6 Diputadas Federales, no es un triunfo, pero si un avance, merito todo de feministas  y organizaciones que siguen luchando para que finalmente se llegue a lograr algún día la paridad.
Nos leemos el próximo lunes
Correo electrónico: lulu_1507@hotmail.com