Actitud caciquil de Roberto Albores Gleason, divide al PRI en Chiapas

 

Tuxtla Gutiérrez, Chis., 06 JUL.-En el intento de llevar a cabo la Asamblea Estatal del PRI en Chiapas, quedó evidenciada la actitud caciquil del líder estatal del PRI, Roberto Albores Gleason al impedir el acceso al lugar del evento a priista de otras corrientes que no simpatizan con la actitud antidemocrática del presidente estatal, que se niega a lanzar la convocatoria para la elección del nuevo dirigentes por convenir así a sus intereses y por estar pugnando por su candidatura a la gubernatura del estado para el 2018.

Con Roberto Albores Gleason,  hoy el tricolor en la entidad está dividido, con fisuras cada vez más grandes que pareciera que la reconciliación al interior del partido es cada vez más imposible.

Por ello, afirmó en conferencia de prensa el diputado local priista, Willy Ochoa, Roberto Albores ya no es interlocutor para una parte del priismo chiapaneco, muchos de los militantes lo desconocemos, sostuvo.

Luego que cientos de priistas de todo el estado fueron excluidos de la asamblea estatal rumbo a la XXI asamblea nacional del PRI en Chiapas, el legislador local exigió al Comité Ejecutivo Nacional que nombre un delegado nacional en función de presidente para que lleve a cabo el proceso de renovación del Comité Directivo Estatal, toda vez que el periodo en la dirigencia de Albores Gleason ya feneció.

Hasta el momento agrego Willy Ochoa, la dirigencia nacional que preside Enrique Ochoa Reza ha hecho caso omiso a la petición de los militantes del tricolor chiapaneco, y ha estado solapando a un presidente espurio.

Si a la brevedad no nombran a un delegado nacional, vamos a marchar los priistas chiapanecos a la ciudad México, para que nos escuchen, nos abran las puertas del partido y que se lleve a cabo la renovación de la dirigencia estatal del PRI.

No se trata de personas, indico, se trata de los acuerdos con la militancia de las regionales y de los municipios, quienes queremos llegar fortalecido 2018.

Los tiempos de ellos no son los tiempos nuestros, dijo el diputado local al referirse al actual senador y presidente del CDE del PRI, Roberto Albores, a quien señaló que estar seis años en la dirigencia, violando los estatutos y documentos básicos de este instituto político, por esa razón, él ya no es interlocutor del priismo chiapaneco reafirmó.

En el lugar de la reunión,  Willy Ochoa cuestionó a Bayardo Robles Riqué, secretario de Vinculación del PRI de Roberto Albores  Gleason, al no permitírsele la participación y a un grupo de priistas que lo acompañaban, entre ellas la exliderersa Arely Madrid Tovilla.

Fue el senador Albores Gleason, quien negó el acceso a una facción que representaría una disidencia a sus aspiraciones a su candidatura a la gubernatura, apoyada estrechamente por el líder nacional Enrique Ochoa Reza.

El diputado local condenó que priistas reconocidos” de todo el estado no pudieran participar en la Asamblea, a la que él mismo llamó a acudir desde su página web y la que consideró como una oportunidad que el priismo chiapaneco esperaba.

En declaraciones a medios locales en la víspera de la Asamblea, Ochoa exhortó al priismo chiapaneco a participar en ella: “Vayamos preparados, este es el mejor momento para opinar, para dialogar, disentir y debatir”, señaló.

Y advirtió que sería un mal augurio para el partido cualquier actitud que fuera en contra del espíritu de dicha convocatoria. Ochoa ha sido un cuadro cercano al expresidente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones.

A esta fractura en el tricolor, se suma una parada en seco de su viejo aliado, el Partido Verde, que este mismo jueves le dejó ver, a través de un desplegado publicado en medios locales y nacionales, que no permitirá imposiciones en la definición de la candidatura a gobernador para los comicios del próximo año

El desplegado firmado por los Comités Ejecutivos Municipales del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en Chiapas, deja en claro al PRI estatal y a Albores Gleason, que de cara a las elecciones del 2018, irán representados por un candidato de su militancia, ya que cuentan con cuadros de liderazgo y en  respuesta al trabajo partidista y generosidad de su integrantes

Por otro lado,  Sami David David, acerca de este incidente dijo ser un convencido que todo encuentro partidista debe ser propositivo, incluyente, donde todas las corrientes de expresión política tengan cabida.

El también ex dirigente del PRI estatal y excandidato a la gubernatura del estado, opinó que se trata de sumar, de estimular el debate; no de confrontaciones estériles que sólo sirven a los enemigos del PRI y de la democracia.

El PRI, como partido mayoritario, está obligado a construir consensos, no a dilapidar la unidad ni a estimular resentimientos y odios. Nuestra tarea es más grande y va más allá de intereses personales. La tarea es contribuir al engrandecimiento de nuestro partido y del estado, concluyó.

Noticias/Diario Tribuna Chiapas/2017