Nadie debe vivir de la política: Emilio Salazar

*El servicio público es para mejorarlo las condiciones de vida de la mayoría, no de unos cuantos, sostuvo el diputado federal de Chiapas

 

Tuxtla Gutiérrez, Chis., 18 MAY.-Ante el momento histórico y de definiciones que vive el estado de Chiapas, el diputado federal Emilio Salazar Farías, sostuvo que quien se dedique a la política debe tener en claro que los espacios son para servir y no para servirse.

Al reflexionar sobre la función pública, el legislador chiapaneco dijo que nadie debe llegar a los espacios públicos para resolver su vida. Es decir, se debe evitar a toda costa que se haga política sólo para buscar dinero, “a la estulticia, al temor de muchos y a la cobardía del anonimato del ataque por consigna solo queda crecerse y trabajar, lo he hecho toda mi vida. Lo que hago es con nombre y apellido, sin esconderme, sin golpear por debajo y con el ánimo de trabajar por mi estado. No vivo de la política, y me he dedicado a trabajar toda mi vida más allá de los juicios sin valor”.

El representante popular del Distrito IX Federal, dijo que para evitar enriquecimiento ilícito o corrupción e impunidad, es necesario que los ciudadanos elijan a los mejores perfiles: profesionales que tengan claro qué se necesita y cómo resolverlo, “aquí no se trata de venir a hacer negocios. Para eso quédense en la iniciativa privada, aquí de lo que se trata es de buscar nuevas formas de hacer las cosas, pero no improvisaciones, rutas pensadas, confeccionadas desde el compromiso y el conocimiento. Quienes llegan a gobernar sólo siendo populares terminan siendo malos gestores y administradores”.

El presidente de la Comisión de Desarrollo Municipal en el Congreso de la Unión, dijo que es precisamente en el nivel de los municipios donde se percibe más el autoritarismo y no el compromiso. La ambición y la ignorancia y no las propuestas, por lo que se comprometió con los chiapanecos a seguir aportando al desarrollo de Chiapas, pues es en la política donde encuentra nuevos nichos de participación directa y de injerencia en la vida pública del estado. Su compromiso con el desarrollo lo ha demostrado desde hace décadas como empresario al generar miles de empleos, ahora toca hacerlo a mayor escala.

Como punto final, Salazar Farías reiteró que “lo seguiré haciendo, buscaré lo que en mi derecho está y corresponde. Soy un hombre de familia, con dos hermanas y un hermano a los que amo y mi fe es mi fortaleza. Y seguiré debatiendo, y respondiendo. Pero sobre todo cumpliendo con mi obligación como chiapaneco de siempre y no de oportunidad o de sexenio”.

Noticias/Diario Tribuna Chiapas/2017