Triunfo de AMLO en 2018 generaría “incertidumbre y volatilidad”: Fitch Ratings

Por Juan Carlos Cruz Vargas

 

Ciudad de México, 09 MAY (apro).-La agencia calificadora Fitch Ratings advirtió que en caso de que el líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, gane las elecciones presidenciales de 2018, ello generaría “incertidumbre y volatilidad” en el país.

En el marco del foro “Desempeño económico, populismo y relaciones comerciales: Perspectiva Fitch de la economía global y mexicana”, organizado por la calificadora, la directora senior y jefa del Grupo de Soberanos de América Latina de dicha institución, Shelly Shetty, aseguró en videoconferencia:

“Se prevé una mayor volatilidad. No anticipamos que el partido Morena tenga la victoria en el Congreso, entonces no es claro saber qué cambios habría para instrumentar las políticas de López Obrador… Claramente eso puede llevar a un nivel de incertidumbre política que tendríamos que tomar en cuenta para ver qué grado o qué cambios de políticas vamos a tener”.

De acuerdo con la especialista, las elecciones presidenciales a celebrarse el próximo año en México serán muy competitivas, pues el opositor PAN está resurgiendo, y el aspirante de Morena, Andrés Manuel López Obrador, sigue subiendo en las encuestas.

Shetty adelantó que el próximo año México continuará con sus objetivos fiscales, sin embargo, después de las elecciones presidenciales es necesario monitorear las políticas que vaya a implementar el ganador.

En su último reporte sobre México, Fitch Ratings señaló que “la mayor incertidumbre económica como resultado de la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, quien ya dio pasos para renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con México e imponer controles de inmigración más estrictos, podría mermar la demanda interna mexicana en el corto plazo”.

De acuerdo con la calificadora con sede en Nueva York, el crecimiento de México de los últimos cinco años de 2.5% es más débil que la mediana de la categoría “BBB”, que es de 3.1%.

Lo peor es que esto podría continuar en 2017-2018, en la medida en que la inversión se viera afectada por la mayor incertidumbre económica.

“Un deterioro en los vínculos de México con Estados Unidos que redujera sus perspectivas de crecimiento o debilitara su balance general externo, podría ser negativo para las calificaciones de México. Además, un crecimiento bajo y una política fiscal que impidiera que la deuda pública disminuyera, presionarían la calificación soberana a la baja” advirtió.

Noticias/Diario Tribuna Chiapas/2017