06 AGOSTO 2019
Leonel Durante López

*“Lopitos” no tiene producto de gallina

*La soberbia y arrogancia de Juan Sabines

*Combatir la corrupción, sin simulación

Curiosamente en la lista de varios insumos que supuestamente adquiere la Presidencia de la República no aparecen los huevos, entonces la pregunta salta aquí con qué demonios el Presidente Andrés Manuel López Obrador se come tanta longaniza, aunque afirme que “que ni al chorizo ni a la moronga azul”, le entra.

Tal parece que a Lopitos le interesa salir en las mañaneras aclarar noticias que se publican en redes sociales que a los problemas nacionales o internacionales.

De bote pronto pidió que no lo compararan con otros gobiernos, sin embargo indigna y lastima que cuando debe salir a dar la cara y protestar o mandar un mensaje de indignación como lo fue el ataque terrorista como el perpetrado en El Paso, Texas, en donde perdieron la vida ocho mexicanos, el presidente mexicano se haya quedado callado o mandar a su empleado Ebrad a hacer como siempre, el ridículo.

Es intolerable y condenable el contenido de odio que existe detrás de ese y otros actos terroristas cotidianos contra mexicanos que viven y trabajan allende la frontera norte.

Este sería el momento ideal que los mexicanos exijamos a López Obrador que se faje los pantalones y defienda a México y ponga alto al discurso amenazante y xenófobo de su homologo el presidente Trump, a quien debiera hablarle al tú por tú, no el comportamiento hasta hoy asumido de un minino, pues es sabido que todos los días alimenta el odio extremista contra migrantes latinos, y en especial, contra la comunidad mexicana.

¡Qué presidente le falta huevos”, o es usted un cobarde que no se sabe comportar a la altura de los mexicanos y como el jefe de Estado que es!

Mejor el expresidente de Estados Unidos, Barak Obama le puso el ejemplo a lopitos, luego de los dos tiroteos en Texas y Ohio que dejaron 31 muertos, al menos ocho de ellos mexicanos, al hacer un llamó a rechazar la retórica de todo líder que aliente un «clima de miedo» y normalice «sentimientos racistas».

Por ello, el presidente López debe cumplir su promesa de campaña y exigir que el presidente Trump modere su discurso y respetar a las minorías y a la ves impedir que todos los días el precandidato Trump utilice el odio racista contra los mexicanos, con fines reeleccionistas.

El presidente de México debe dejar atrás su discurso de amor y paz, ser más solidario con las causas que nos atañen, y más aún con aquellos que viven y trabajan en Estado Unidos y no solo quedarse en lamentos guajiros.

Es el momento en que Obrador se sacuda su discurso ambiguo y cobarde, que exija frenar, no sólo la venta de armas, sino el terrorismo de Estado de los racistas de Trump contra los mexicanos y que empieza por el discurso del norteamericano.

Asimismo el tabasqueño debe desprenderse de su discurso violento contra sus opositores sus críticos, a los que no se cansa de calificarlo como neoliberales, conservadores o fifis, a los que un día y el otro también los insulta, difama y calumnia.

Dice el dicho que el horno no está para bollos, pues mientras se pelea con sus opositores, muestra el pero fracaso de su gobierno, la lucha contra la violencia en México que reporta ya más de 23 mil muertes dolosas en sólo ocho meses de gobierno de Obrador.

A ello, habrá que sumarle 16 periodistas asesinados, un promedio de dos por mes, en los ocho meses del gobierno de la 4ª Transformación, de ahí que lo más aconsejable para nuestro acobardado presidente que de una vez por todas ponga freno su política de odio, de polarización y división entre los mexicanos, porque está despedazando al país.

La mafia del poder chiapaneca con Sabines

Tanto Juan Sabines Guerrero como Manuel Velasco Coello acariciaron la ambición de pretender ocupar la silla presidencial. Ambos movieron cielo y tierras para hacer posible ese sueño no solo imposible de lograr sino inalcanzable, debido a su pésima reputación y a sus graves escándalos de corrupción en impunidad durante sus administraciones, pues ambos robaron a más no poder, desfalcaron las arcas públicas y empobrecieron al estado y por ende a los chiapanecos.

         Hoy escondido bajo la piedras, camuflado con las pieles de los colaboradores del gobernador Rutilio Escandón Cadenas y con el suficiente poder económico, producto del saqueo al erario público durante su administración 2006-2012, con ganas de abultar su bolsillo viene por más.

         Pero antes debe limpiar esa mala imagen que dejó antes de terminar su sexenio, pero aun con todo y eso, además de contar con un sinnúmero de enemigos, Sabines viene por la revancha y pretende imponer en nuevos cargos a su hijo Juan Pablo y a su esposa Isabel Aguilera.

         A Sabines lo definen como un político, arquetipo del político saltador y traidor; priista de convicción, perredista por conveniencia y panista coyuntural, a punto de subirse al partido MORENA, se refugia esa falsa y convenenciera izquierda.

Sabines ha jugado con todos y trata de engañar a todos, no tiene palabra ni da certidumbres, eso dicen sus “amigos”; un hombre de venganzas que actúa como si el dinero que repartía en medios fuera suyo.

Sabines persiguió a quien lo impulsó como gobernador, a su antecesor Pablo Salazar Mendiguchía, y lo metió a la cárcel. Salazar fue su tutor, lo impulsó y lo propuso como candidato del PRD a la gubernatura. Lo acercó al entonces líder del partido, Jesús Ortega, y lo sentó con el ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador para garantizarle su respaldo. Sabines traicionó a los tres.

Luego la historia ya la sabemos, el ex gobernador Pablo Salazar Mendiguchía, estuvo preso del 7 de junio de 2011 al 12 de noviembre de 2012.

Para recuperar su libertad hubo que acceder a los caprichos de Sabines, un “pacto político” que le permitió abandonar el penal, y al menos una docena de ex colaboradores; la cancelación de órdenes de aprensión que involucraban a más de 50 personas que trabajaron en el gobierno en el periodo 2000-2006.

Hizo que Salazar se humillara, hoy pretende que se humille y le pida perdón por haber acusado a Juan Sabines de haber desfalcado al estado por más de 40 mil millones de pesos y demás delitos al activista político Horacio Culebro Borrayas, a quien a capricho de ex gobernador con la complicidad de sus ex colaboradores que están en el gabinete de Rutilio Escandón se encuentra de manera injusta en el penal de El Amate.

Por tanto, si regresa Juan Sabines a la política en Chiapas, a través de sus seres queridos, implementará una cacería de brujas y las cárceles del estado no alcanzarán, por lo que necesariamente en el 2024, volverá la política del exilio político o aplicará la frase famosa: encierro, destierro o entierro.

Critican formas de seleccionar al comité anticorrupción

Las formas en que el Congreso de la CDME tomó decisiones fundamentales para la elección de los integrantes de la Comisión de Selección del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Local Anticorrupción (SLA), abonan poco a la transparencia y dan espacio a la simulación, por lo cual los diputados tienen la responsabilidad de rendir cuentas a la sociedad que representan, advirtió Claudia Guzmán González, presidenta de la Comisión de Desarrollo Democrático de COPARMEX CDMX.

         “La puesta en marcha de todo el modelo operativo que permita la lucha contra la corrupción en la Ciudad debe quedar perfectamente integrado en todas sus etapas por personas con calidad humana, además de la experiencia técnica y profesional necesarias para impulsar la arquitectura institucional que cumpla con la expectativa ciudadana sobre el SLA”, opinó la empresaria. 

         Asimismo, recordó que desde febrero de 2017 COPARMEX, el Instituto Mexicano para la Competitividad y Transparencia Mexicana monitorean el avance de la reforma constitucional y de la implementación de las leyes anticorrupción. En esos indicadores, la capital muestra un avance del 85 por ciento y 75 por ciento, respectivamente. 

         En Chiapas la situación está peor, pues son los diputados locales quienes pretenden imponer a los integrantes del Sistema Estatal Anticorrupción, lo cual quiere decir, que nunca funcionará.

Del Montón

Casi un cuarto de siglo de duración del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) fue suficiente para perder la autosuficiencia alimentaria de los principales granos básicos que consume la mayoría de la población mexicana como la base de su nutrición, sostiene el investigador Saúl Martínez González, miembro del Centro Universitario de Estudios e Investigaciones sobre la Cuenca del Pacífico (CUEICP) de la Universidad de Colima (Ucol). Especialista en economía agrícola, con maestría de la Universidad Autónoma Chapingo, Martínez González dice que hasta antes del TLCAN, México era autosuficiente en maíz, frijol, trigo, arroz y otros productos básicos como oleaginosas, mientras que ahora el país es dependiente  de las importaciones procedentes de Estados Unidos en trigo 85%, en arroz 73.7%, en maíz —que es el principal grano en la alimentación— en la década de los ochenta el país era autosuficiente en 91.5%, mientras que actualmente la producción nacional sólo abastece 61.8% del consumo, aumentando la dependencia hasta el 38% en la actualidad. * * * Eso es todo por hoy. Volvemos primero Dios después de unas pequeñas vacaciones.

leoneldurante@gmail.com

http://diariotribunachiapas.com.mx/