Crece exponencialmente el número de aspirantes a ingresar a la Universidad Virtual de la UNACH

*Destaca el rector Carlos F. Natarén Nandayapa la apertura de nuevas sedes académicas del Sistema de Educación a Distancia en comunidades indígenas

 

 

Tuxtla Gutiérrez, Chis., 13 JUN.-Estamos convencidos de que la pobreza solamente se supera con educación, afirmó el rector de la Universidad Autónoma de Chiapas, Carlos F. Natarén Nandayapa, en entrevista realizada luego de la aplicación del examen de admisión en las Facultades, Escuelas, Institutos, Centros y el sistema de Universidad Virtual que forman parte de esta institución.

Al hablar a nombre de todos los docentes, administrativos y alumnos de esta universidad, afirmó que más de 12 mil aspirantes en la evaluación, es un número que parecería ser algo normal, pero lo que convierte a esta cifra en algo destacado es la gran cantidad que buscan integrarse a la modalidad a distancia, que se ofertan en sedes que están situadas en zonas rurales e indígenas especialmente pobres.

Expresó que en la Universidad están asumiendo una nueva política institucional de inclusión, tratando de acercar la educación superior  a grupos sociales que han estado excluidos por razones económicas, culturales y problemas de distintas índole que no le permiten el  a una formación profesional.

Explicó que Chiapas tiene una cobertura en educación superior cercana al 23 por ciento de la población estudiantil del nivel medio superior, el cual contrasta con el 99 por ciento de cobertura que existe por ejemplo en la Ciudad de México.

Natarén Nandayapa dijo que para la UNACH, el hecho de que hayan más de mil 400 jóvenes que solicitaron su acceso a la Universidad Virtual, sobre todo en estas comunidades donde han establecido sedes nuevas, en zonas rurales e indígenas, representa un primer paso, que los alienta en esa búsqueda de acercar la educación superior a los grupos sociales que tradicionalmente quedan excluidos.

“Este proyecto nació a partir de un trabajo colaborativo realizado con la Fundación estadounidense “Kyani Caring Hands” y el Colegio de Bachilleres de Chiapas, en la comunidad Chalam, municipio de Mitontic, que se identifica como el segundo municipio más pobre del país y este modelo que hemos visto que funciona, lo estamos replicando de la mano de los ayuntamientos”, apuntó.

Dio a conocer que la idea es que estas sedes virtuales se establezcan en algunos casos en las cabeceras municipales, pero también en ejidos y comunidades; donde el gobierno municipal los ayuda con los gastos de instalación de la sede virtual, del servicio de internet, además de la difusión y ellos como institución exentan de pago a estas mismas sedes del costo por derecho al examen de admisión.

“Lo que también estamos haciendo es buscar mayores apoyos con otras fundaciones, con instancias nacionales e internacionales para ampliar este proyecto, que de primer momento tuvo un aumento significativo de un 300 por ciento en comparación del año pasado, de los cuales esperamos captar a un 60 por ciento de los aspirantes”, apuntó.

Refirió que aunque tienen licenciaturas que se ajustan a las necesidades de estas comunidades, es evidente que tendrán que ampliar la oferta educativa para tratar de llevar más carreras que impacten en el desarrollo local de estos lugares.

Asimismo, comentó que la UNACH debe asumir la obligación, como la universidad pública del estado que se debe a la sociedad, haciendo el esfuerzo de acercarse a los grupos vulnerables, por lo que ya están trabajando en dos proyectos más; siendo el primero de ellos incluye la detección de talentos para buscar un sistema de becas que los ayude a incorporarlos a la universidad.

En el segundo, buscarán el desarrollo de un modelo que  permita ofrecer certificaciones o carreras como profesional asociado o técnicos superiores universitarios, que sean de menor duración y que estén alineados con los espacios productivos, en alianza con los productores locales, para que de esa manera se dé una certificación y se fortalezca la capacidad de inserción al ámbito laboral de manera breve.

“Nosotros vemos a la UNACH en el futuro como una universidad incluyente, consciente de evitar los temas de discriminación, buscando ser una de las puertas para que los jóvenes puedan superarse personal y profesionalmente”, finalizó.

Noticias/Diario Tribuna Chiapas/2019