Intenta presidente municipal enterrar 40 cuerpos en una fosa

Chiapa de Corzo, Chis., 03 MAR.-El presidente municipal de Chiapa de Corzo, Chiapas, Alfonso Javier Hernández Zarazúa ordenó enterrar 40 cuerpos en una fosa común en el interior del Panteón Municipal lo que causó molestia entre los vecinos del lugar debido al fétido olor que se sintió lo que causó la movilización de los afectados, que en un principio creyeron que se trataba de una fosa clandestina usada por el crimen organizado.

La situación se tornó “ríspida” pese a la intervención del edil del lugar, quien intentó explicar la situación a los inconformes, a quienes les dijo que son cuerpos que se encontraban en la morgue del Tuxtla Gutiérrez, y que jamás fueron reclamados y que por la saturación de esta, los intentaron enterrar allá en el mágico pueblo del Parachico y la Chiapaneca.

Personal del Servicio Médico Forense (SEMEFO) de la capital chiapaneca ya había depositado 7 cuerpos en la fosa de unos 7 metros de profundidad, sin embargo con la movilización de los chiapacorceños, así como los bajaron al orificio, así volvieron a subirlos a uno de los dos camiones de tres toneladas en los transportaron desde la capital que inspira.

Fue alrededor de las 15:00 horas que los vecinos del lugar sintieron los olores fétidos que emanaban de dos camiones tipo tres toneladas, en donde se encontraban los ataúdes con los cuerpos en descomposición de personas desconocidas, esperando que una retroexcavadora terminara una fosa común y poder depositarlos en ella.

Los vecinos señalaron que la maquina tuvo que destruir una parte de la barda perimetral del panteón, además de poner en riesgo sepulturas que pueden derrumbarse, por haber realizado la excavación en la parte baja de ellas, así también, dijeron desconocer la cantidad exacta de los cuerpos.

Al sonido de silbato y gritos, los pobladores se armaron de palos, piedras y machetes, evitando con eso que se procediera a la inhumación de los cuerpos.

Trascendió que los cuerpos provienen del Servicio Médico Forense (SEMEFO), de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, los cuales ya tienen mucho tiempo y su grado de descomposición es muy avanzado, además no cuentan con identificación alguna y no fueron reclamados por alguna persona.

Posteriormente, un grupo de habitantes se manifestaban por las calles de la ciudad y se dirigían a la presidencia municipal buscando encontrar al Presidente Dr. Alfonso Javier Hernández Zarazúa, para que diera una amplia explicación sobre lo acontecido. (muralchiapas)

Noticias/Diario Tribuna Chiapas/2017