Un nuevo gorilato apoyado por EU

Francisco Gómez Maza

04-02-19

 

Venezuela, un peligro para la oligarquía

Afortunadamente la apoyan China y Rusia

 

La pura puta derecha es la que está conspirando contra la democracia en América Latina, otrora llamado el continente de la esperanza. Esa apátrida derecha apoyada por los políticos de Whashington, financiados por el sionismo internacional y el Club Bildelberg, que sólo saca la cabeza a través de los fusiles y los aviones de combate del Pentágono.

Ha ocurrido muchas veces: México, República Dominicana, Puerto Rico, Guatemala, Panamá, Perú, Bolivia, Colombia, han sido invadidos por tropas del imperio.

Ahí estuvieron también los gorilatos de Brasil, Paraguay, Uruguay, Argentina, la traición de Pinochet en Chile en contra del presidente constitucional, el doctor Salvador Allende y otras malditas intervenciones de Washington a través de la CIA y sus embajadas en América Latina.

Quieren los gringos convertir en realidad, de una vez por todas, aquella diabólica Doctrina Monroe, sintetizada en la frase «América para los americanos», la cual fue elaborada por John Quincy Adams y atribuida al presidente James Monroe en 1823.

Conspiraron contra Fidel Castro. (El apodo de Castro, perdón por la crudeza, era “El quinto palo”, porque todos hablan de él, pero nadie había podido echárselo. Pero no pudieron. Invadieron República Dominicana. Lo hicieron con Panamá. Y derrocaron y apresaron a Omar Torrijos, quien se pudrió en una cárcel de Miami y después murió atosigado por los agentes carceleros del imperio estadounidense.

Ahora van con Venezuela. No permiten que la democracia florezca en este continente. Pretextan que el presidente Nicolás Maduro es ogro de la izquierda, del populismo, y se alían con las clases dominantes, con los oligarcas muy ricos, para desestabilizar los programas económicos y sociales, y hacen todo lo imposible para desestabilizar la economía a fin de justificar un golpe de estado o una invasión militar, Ahora han puesto a un títere que pretende convencer a las fuerzas armadas que lo apoyen en contra del “dictador” diabólico Nicolás Maduro, y han convencido a la hipocresía europea para que reconozca ese gobierno espurio, que atenta contra las el proyecto socialista del gobierno bolivariano. Les da pánico el socialismo, porque es un peligro para su corrupción. Igual que en México, en donde López Obrador es un peligro para los intereses de los corruptos, de los políticos del PRI y del PAN        y de un sector empresarial de paniaguados, que creen que van a perder sus privilegios, empresarios que ya conocen, entre quienes se encuentran periodistas propagandistas que se han hecho millonarios defendiendo las cusas más egoístas de políticos corruptos del PRI y del PAN y que viven muy bien, al amparo del poder de la oligarquía.

Lamentable que países europeos que se confiesan democráticos y hasta socialistas hayan apoyado al Gorila de Guaido como presidente interino de Venezuela, aunque hay dignos gobiernos como Rusia o China que se oponen al desplazar a Maduro, que es presidente constitucional. Moscú rechaza el “ultimátum” de la Unión Europea a Maduro. Tras vencerse el plazo de ocho días que los europeos, hipócritas europeos, al presidente venezolano para convocar a nuevas elecciones en Venezuela, diversos países europeos han reconocido al líder opositor, Juan Guaidó como “presidente interino legítimo” del país sudamericano:. Reino Unido, Austria, España, Suecia, Francia, Alemania y Dinamarca, entre otros, han anunciado el reconocimiento de Guardó como mandatario de Venezuela.

El presidente de España, Pedro Sánchez, señaló en una declaración desde el Palacio de la Moncloa que el gobierno de España “reconoce oficialmente al presidente de la Asamblea de Venezuela, el señor Guardó, como presidente encargado de Venezuela”. También el secretario de Relaciones Exteriores británico, Jeremy Hunt, anunció por medio de su cuenta de Twitter que Reino Unido junto con aliados reconocen a Guardó como presidente interino de Venezuela. Trump habla de enviar tropas a Venezuela. El gobierno alemán también se sumó a los países que reconocían a Juan Guardó como presidente interino del país sudamericano. La canciller alemana, Ángela Merkel, declaró durante una rueda de prensa, realizada en una visita a Tokio, que Guardó era la persona con la que hablaba y que espera que se iniciara un proceso electoral pronto.

“Él es el legítimo presidente interino para esa tarea desde la perspectiva alemana y también desde la perspectiva de muchos socios europeos”, declaró Merkel. La ministra de Asuntos Exteriores de Suecia, Margot Wallstrom, también anunció que su gobierno reconocía al opositor de Venezuela como presidente interino de este país. “En esta situación, apoyamos y vemos a Guardó como un presidente interino legítimo”, dijo la mandataria en declaración a la cadena pública Sveriges Radio.

El hipócrita de Emmanuel Macrón, que para ganar las elecciones se presentó como un demócrata de izquierda, también anunció en su cuenta de Twitter, por medio de un mensaje escrito en español, que “Los venezolanos tienen el derecho de expresarse libremente y democráticamente”. En la misma red social anunció que reconocía a Guardó como “presidente encargado” de Venezuela. Por su parte, el canciller de Austria, Sebastián Kurz, anunció en su cuenta de Twitter un mensaje en español, en el cual reconoce a Guardó como presidente interino legítimo de Venezuela, después de que Maduro se negó a aceptar elecciones presidenciales “libres y justas”. Otro de los países que se unieron al reconocimiento de Guardó como presidente interino de Venezuela fue Dinamarca, al anunciar su ministro de Exteriores, Anders Samuelsen, en su cuenta de Twitter que se reconocería al opositor venezolano “hasta que se celebren nuevas elecciones libres y democráticas” La semana pasada, varios países de la Unión Europea, entre los que se encuentran España, Francia, Alemania y Reino Unido dieron un plazo de ocho días al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para convocar a nuevas elecciones presidenciales, sin embargo, el mandatario venezolano rechazó el ultimatum. O sea, la crema y nata de la oligarquía mundial apoya el golpe de estado en contra de la democracia venezolana. Pero los simpatizantes no están mancos, encabezados por dos grandes potencias que pueden hacer la diferencia: Rusia y la República Popular China, seguidas por Turquía, México, Bolivia, y muchos países democráticos, que hicieron que Guardó no fuera apoyado por la ONU. Esperemos que no corra sangre. Increíblemene, Rusia y Chipa pueden hacer la diferencia. Pero los venezolanos conscientes, como ocurre siempre en toda democracia; no los que usan IPhone, o viven solazmente en Europa y critican lo que pasa en la América Latina que abandonaron para buscar y vivir en la molicie, están en pie de lucha. Esta vez no estoy seguro que prospere la subversión de Trump y sus cómplices. analisisafondo@gmail.com