Oscar Palacios

(La cuarta luz)

 

3-12-18

 

Dicen que hay que irse para poder volver, así que aquí estamos en esta “Cuarta luz” con que se supone se inicia la nueva transformación del país. No evado mi añeja simpatía por AMLO y sigo creyendo en él, pero eso no me aleja de la objetividad. Estamos entre dos extremos: cambiar de raíz o seguir jodidos como en los últimos 36 años.

Por un lado inicia un gobierno con el indiscutible apoyo popular que promete calar hondo comenzando con erradicar la impunidad, la corrupción y la inseguridad. Garbanzos de a libra y por el otro la fuerza de los hombres del dinero y sus corifeos prianistas que sienten que las vacas flacas les corresponderá a ellos. Ellos siguen con sus chequeras muy gordas y no perderán oportunidad  de poner piedras en el camino al nuevo gobernante.

La nueva clase política (¿?), con AMLO al frente, tienen frente a si una dura batalla. El problema es humano y ya sabemos que el poder trastoca a los espíritus más nobles. Los treinta millones, más los que se han sumado, debemos estar alertas.  Además, esperamos que los nuevos funcionarios no se trepen en la nube de la indiferencia y la ineptitud porque sería peor.

Vendrán tormentas, pero la calma se tendrá que imponer o no nos quedará nada de este país hoy sumido en la pobreza, la marginación y ese largo etcétera a que nos llevó la adoración del becerro de oro del neoliberalismo.

No perdamos el tiempo en discusiones bizantinas. ¿AMLO perdonara a los corruptos del pasado cercano? No es de mi agrado pero estoy de acuerdo con AMLO: o gobierna y transforma  o se meterá y meterá al país en el infierno de todos tan temido. ¿AMLO promete y no sabemos de dónde sacará tanto dinero? Por qué no esperar hasta enero cuando comience el nuevo presupuesto y de ahí darle los 100 días tradicionales y entonces analizar la realidad.

¿Por qué se rasgan las vestiduras por la militarización del país? Saben que el país siempre ha estado militarizado pero con mayor discreción. Que lo digan Echeverría, López Portillo, Zedillo y no olvidemos Tlatelolco, Corpus 2 de junio, Aguas blancas y etc. Calderón los sacó a las calles en la criminal lucha antinarco y le siguió Peña y los grandes daños colaterales.  Todo indica que la Guardia nacional  será con la disciplina militar pero imbuído por el respeto a los derechos humanos. Ya debe haber congruencia en el tema y no ocurrencias con los resultados desastrosos que hereda el Pripanismo.

Hay otros temas que están en el candelero. Hay que tener paciencia. Estas ruinas que ves, diría Ibarguengoitia, habrá que reconstruirla entre todos. Que luego no nos pase como el rey moro que perdió Granada, cuando se madre le dijo: no llores como mujer lo que no supiste defender como hombre. Más acción solidaria y menos chismografía.

AMLO presidente. Sí se pudo y se podrá. Démosle tiempo al tiempo.

CHIAPAS

Nada  nuevo hay de qué hablar en Chiapas. Todo sigue igual. Al impresentable capo mayor vedelincuente Manuel Velasco Coello le quedan escasos días para arrasar con el shis que quede en el erario. Deja a la entidad en estado de coma. Abuelo, madre e hijín se van locos de contento con su cargamento de corrupción y mucho dinero.

Ya sé que el oficio de profeta está muy desprestigiado pero me atrevo a augurar que Velasco Coello se irá a su senaduría y ahí se quedará. Haya o no haya fuero, con el perdón a los corruptos queda fuera de toda acción de la justicia. MVC se perderá en el basurero de la historia y puede que hasta ahí lo repudien. No desesperemos. La justicia llegará. Sigamos señalando la impudicia de Salazar Mendiguchía, Juan Sabines y el más voraz: Velasco Coello.

Y el sábado llega a la gubernatura el morenista Rutilio Escandón Cadena. Recibe un estado en quebra y la carga ética de tener que cuestionar a su ex jefe. Ya veremos. Rutilio tiene un estilo más comedido. No tiene la verborreica demagogia del  huero. El verdelincuente, a pesar de su voz atiplada sabía engañar “a sus mujeres”.

A Rutilio se le critica que repita, a nivel estatal, los planes de AMLO. Es lógico. Morena es un proyecto nacional. Chequen lo que dice Cuitláhuac, gobernador de Veracruz o Abel Hernández de Tabasco y verán que hay un lenguaje común con lo proyectado por AMLO. Así que creo que lo justo es esperar, darle tiempo y luego veremos.

La clave para Rutilio y su futuro gobierno está en quiénes serán sus colaboradores. ¿Entrará la bazofia del régimen rapaz del verdelincuente MVC? En breve lo sabremos. Mientras tanto envainen los machetes de la crítica? A Rutilio también hay que darle el beneficio del tiempo al tiempo.

Y ya con esta me despido: Petición de un ciudadano común como yo: Presidente López Obrador. He seguido sus pasos durante 18 años con la misma inquebrantable solidaridad. No cometa el grave error de incluir a Manuel Velasco Coello en su gabinete. El robó, mintió, engañó. Merece la cárcel pero algo se gana con el ostracismo. No nos falle.

Y otra más: Que alguien le diga a Eduardo Ramírez Aguilar que no sea tan cínico. Es el más corrupto de los corruptos y se atreve a criticar a su pares. ¿A quién trata de engañar?

Y de verdad ya me voy: Oiga todavía secretario de educación Campos. Si es que dejaron una piscacha en las arcas, dele una pellizcada y pague a los premios Chiapas. Ya sabe que el que obra mal…y etc.

Se me olvidaba. No seamos tan hipocritones. México es lépero por naturaleza. Cada entidad tiene su caló y solemos bomear en doble sentido. ¿Por qué tanto escándalo por lo dicho por Taibo II? Taibo es un gran escritor e investigador de nuestra historia. ¿Podrían decir lo mismo sus detractores que no siquiera leen? No les digo…

Se autorizan recordatorios del 10 de mayo y aplausos a ospal2@hotmail.com