Trabajadores de la salud marchan en Chiapas para exigir el pago de bonos y prestaciones laborales

Por Isaín Mandujano

 

Tuxtla Gutiérrez, Chis., 12 NOV (apro).-Miles de trabajadores de la Sección 50 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSSA) salieron este lunes a las calles para exigir al gobierno de Manuel Velasco el pago de bonos y prestaciones laborales que dejaron de cubrirse en su sexenio, razón por la cual llevan 17 días en paro de labores.

Alrededor de 10 mil médicos, enfermeras, trabajadores administrativos y empleados de todos los hospitales y clínicas del estado dejaron sus centros de trabajo y se concentraron en esta capital para marchar con sus uniformes por varios kilómetros desde la entrada oriente de la capital del estado hasta la plaza central, donde realizaron un mitin.

Ahí, la nueva lideresa de la sección sindical, María de Jesús Espinosa de los Santos, dijo que se vieron obligados a salir a las calles a protestar, porque es el único camino que les está dejando el gobierno estatal para hacerse escuchar, pues desde 2015 se agudizó “el robo en contra de los trabajadores de la Secretaría de Salud Estatal”.

Denunció que el sistema de salud pública en Chiapas sigue en crisis tras varios años, y esto afecta a todos los usuarios de esos servicios, principalmente la gente más pobre y marginada que no es derechohabiente del IMSS, ISSSTE u otros sistemas de salud pública.

El primer contacto de los pacientes y sus familias para reclamar, abundó, son los médicos, pero ellos también son afectados por la corrupción que ha imperado en el sector desde la llegada de Francisco Ortega Farrera, secretario de Salud de Manuel Velasco en los últimos años. Y aunque ya no ostenta el cargo, apuntó, sigue operando tras la nueva titular que “es su títere”.

De acuerdo con los afectados, Ortega Farrera, en colusión con el exlíder estatal de la misma sección, José Luis Díaz Selvas, desviaron recursos federales que venían etiquetados para los más de 15 mil trabajadores sindicalizados y de confianza, quienes desde hace 17 días decidieron iniciar una protesta de brazos caídos.

Espinosa de los Santos expuso que los trabajadores acordaron salir a las calles y que, si bien no han descuidado los servicios de urgencia, sí han cerrado otras áreas donde no hay medicamentos y los equipos de rayos x y otros no sirven ni han tenido mantenimiento en muchos años por omisión del gobierno estatal.

Los trabajadores señalaron que seguirán en su protesta hasta que el gobierno de Velasco Coello los escuche, y advirtieron que podrían tomar acciones radicales para que sus demandas sean atendidas.

Noticias/Diario Tribuna Chiapas/2018