Migrantes hondureños rompen cerca fronteriza; la PF los contiene, y les alistan “visa humanitaria” 

 

Por Isaín Mandujano

 

Río Suchiate, (frontera México-Guatemala) 19 OCT.-Luego de seis días de caminata desde Honduras, más de 4 mil 500 migrantes ingresaron este viernes a territorio mexicano bajo la denuncia hacia su gobierno, encabezado por Juan Orlando Hernández, de no darles las condiciones mínimas para vivir allá.

Como estaba previsto, alrededor del mediodía la caravana de hondureños salió de la plaza central de Tecún Umán, en Guatemala, para llegar hasta la aduana que limita con México.

Los migrantes, desesperados, se aproximaron hacia la valla metálica guatemalteca, la cual pudieron romper por un costado, momento en que la turba ingresó, corriendo, sin que los pocos elementos de la Policía Nacional Civil y las fuerzas armadas pudieran frenarlos.

Aprueban la designación del Consejo Municipal de Rincón Chamula San Pedro

Posteriormente caminaron hacia el puente fronterizo, donde por un momento vencieron el portón metálico, pero no pudieron ante las fuerzas federales comandadas por Manelich Castilla Graviotto, el comisionado general de la Policía Federal, corporación que desde el lunes llegó a esta región de la frontera sur.

Con piedras, los migrantes intentaron abrirse paso ante las fuerzas federales, hiriendo a algunos elementos que fueron atendidos por los paramédicos del Grupo Beta.

En el lugar estaban presentes miembros de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), encabezados por el quinto visitador, Edgar Corzo, quien atestiguó este incidente en el que los migrantes querían entrar de forma multitudinaria y en el que autoridades migratorias mexicanas les advirtieron que sólo era posible si se organizaban e ingresaban de forma ordenada.

Después de una hora de negociación, por fin lograron convencer a los centroamericanos para que, en grupos de 40 personas, privilegiando mujeres y niños, pudieran entrar y abordar los autobuses que los llevarían a los albergues habilitados.

Además de la CNDH, estuvieron presentes miembros de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH); y del otro lado de la frontera, junto al contingente, estaban miembros de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas de Ayuda a los Refugiados (ACNUR).

Visa humanitaria a refugiados

En los albergues que han sido habilitados en territorio mexicano, los migrantes hondureños tendrán comida, cobijas, atención médica y medicinas; y les extenderán un documento que los acredita como “refugiados” y una “visa humanitaria” que les permitirá moverse en el país.

Miles de migrantes hondureños se sentaron a lo largo del puente fronterizo, sobre el Río Suchiate, a la espera de tomar turno para ingresar y tomar los camiones que los trasladaron a los albergues.

Hasta las 15:00 horas de este viernes, el traslado aún seguía y se espera que en las próximas horas las autoridades tengan un registro del total de migrantes hondureños.

Noticias/Diario Tribuna Chiapas/2018