Acusan de motín a cinco guardianes del orden en Tuxtla, fueron detenidos

*Les dieron el clásico “sabadazo”

 

Tuxtla Gutiérrez, Chis., 14 OCT.-Acusados por los delitos de motín, colusión de servidores públicos y resistencia de particulares, tras protestar un grupo de policías en contra el gobierno municipal por violar sus derechos laborales, detuvieron al comandante Rogelio Sánchez y a cuatro elementos más de la Policía Municipal de Tuxtla Gutiérrez, mismos que los señalaron de amotinamiento, informó Felipe Nery León Aragón, fiscal de distrito metropolitano.

Sánchez fue detenido a las 21 horas en el domicilio ubicado en calle Pijijiapan, entre Tapachula y Boulevard Salomón González Blanco, fraccionamiento las Torres de Tuxtla Gutiérrez, donde agentes estatales dieron cumplimiento a la orden de aprehensión, otorgada por el juez de control en la causa penal 287/2018 por los delitos de motín y colusión de servidores públicos.

Declaró que el detenido es líder de un pequeño grupo de policías municipales que mediante el uso de la fuerza y las armas, dejando de laborar, pretendían imponer a sus propios mandos, desconociendo los que de forma legal nombró la administración entrante, amotinándose dentro del cuartel, y en forma temeraria retó al representante secretario de Seguridad Pública enviado para llegar a un acuerdo armonioso.

Dijo que según el comandante advirtió que si eran desalojados, ellos se iban a defender, y que no permitirían que ninguna de las patrullas que tiene por objeto vigilar la ciudad salieran a realizar la función para la que están encomendadas.

Además indicó que no permitirían el acceso a ninguna autoridad superior al cuartel donde estaban amotinados y dejarían sin vigilancia la ciudad el tiempo necesario hasta que no se les cumplieran sus demandas.

León Aragón precisó que en la ejecución de la orden de aprehensión hubo resistencia del grupo, por lo que fueron detenidos en flagrancia (los policías) José Danilo N, Tomás N, Juan Carlos N y Lucía Guadalupe N por los delitos de resistencia de particulares, motín y coalición se servidores públicos.

El funcionario sostuvo que no permitirá que se tome como rehén a la sociedad y que se ponga en riesgo la seguridad de los ciudadanos y ellos como policías tienen que entender que la seguridad no puede ser moneda de cambio para cualquier tipo de pretensión, al contrario, resulta ser una prioridad de los tiempos que vivimos.

El pasado viernes que un grupo de policías municipales de la capital del estado inició una protesta en el interior de esa corporación para exigir mejoras en el servicio médico, por la falta de pagos por gastos de salud, de seguro de vida y equipo para su labor, así como para demandar cambios en los mandos medios de la policía, ya que los actuales han cometido diversos abusos contra los uniformados.

Por otro lado, en redes sociales se difundió la denuncia del “levantamiento” de líder de su organización por personas que iban a bordo de un vehículo particular color azul, uno de los secuestradores de su presidente Rogelio Sánchez Álvarez, ex director de la Policía Municipal, Francisco Santos Hernández.

Se repudia este sucio acto y se exige a las autoridades correspondientes y a los responsables de este cobarde acto, regresar sano y salvó y sin ningún rasguño a Rogelio Sánchez Álvarez.

Se hace un llamado a los medios de comunicación a difundir esto así mismo se hace de conocimiento que el antes mencionado Francisco Santos Hernández trabaja en la Fiscalía General del Estado, a estar pendientes de esta información.

A caso el Estado de Chiapas merece que al defender nuestros derechos fundamentales, humanos y demás que sean violentados seamos tratados como delincuentes o secuestrarnos o por qué no decirlo desaparecernos por exigir lo mínimo justo para nuestras Familias.

Noticias/Diario Tribuna Chiapas/2018