26 AGOSTO 2018
Leonel Durante López

 

 

*Hasta ahora, Velasco el más nefasto

*Se sirvió de los indígenas, pero el propósito de Velasco fue el exterminio

*Los legisladores locales no cantan mal las rancheras

 

Manuel Velasco Coello pasará a la historia como el peor gobernador que hay tenido Chiapas. No hay discusión y eso que ha habido varios, pero ninguno tan nefasto como el actual gobernador junto con su partido verde.

La crisis en Chiapas empieza empeorar hace 18 años, primero con la llegada del pastor Pablo Salazar Mendiguchía (2000-2006), con quien los chiapanecos vivimos una de las etapas de represión más severa en la historia de nuestro estado.

Este fue engreído, soberbio, Pablo Salazar hizo lo mismo que los dos gobernadores siguientes Juan Sabines Guerrero y Manuel Velasco Coello ganarse la repulsa de los chiapanecos, y al final de su gobierno terminó siendo

despreciado y vituperado por su mala administración, y aunque no dejó endeudado al estado, la condena fue por robarse junto con la mafia del poder los recursos del Stan.

Ho lo recordamos como un ex gobernador represor de periodistas, estudiantes, maestros y campesinos. Hoy en día se encuentra en la depresión, porque con todas las acciones en su contra, pretendió volver a la política como aspirante independiente al senado, no le alcanzaron los votos, pero no pierde las esperanzas de volver a amafiarse con algún partido político, que podría ser MORENA, pues este recibe de todo.

De Juan Sabines Guerrero, pues que decir, todos sabemos su historia, endrogó al estado al más no poder, la opacidad con que se manejó, hoy en día no sabemos a ciencia cierta a cuenta ascendió el desfalco, pero se habla de más de 45 mil millones de pesos, pero expertos aseguran que la cifra podría llegar a los 70 MMDP.

Su cómplice el güero Velasco durante lo que va su administración, a casi cuatro años de concluir su periodo 2012-2018, siempre protegió a su compadre Sabines, nunca reveló la cifra del endeudamiento, ni tampoco habla cuanto es la deuda de su gobierno, pero sabemos que es bárbara, porque deja al estado sumido en la pobreza, endeudado con todos los proveedores y lo peor que no quiere pagar, de ahí que se haya ganado el repudio y el odio de la gente, y con todo y eso se dice gobernador de los chiapanecos, cuando todos pedimos al cielo, que ya se vaya.

La acción más clara del repudio y el odio de la gente por este ente despreciable, corrupto, ladrón, cínico y desvergonzado fue la semana pasada en Oxchuc, cuando la gente cansada de los atropellos y humillaciones de este mal gobernante se le enfrentó y lo llamó asesino, y poco faltó para que se hicieran justicia por su propia mano al pedir que fuera quemado, amarrado y matados.

Una y otra vez le gritaron “no eres bienvenido”, entonces para que buscarle tres pies al gato, si sabe que es el peor gobernador que ha tenido Chiapas –las estadísticas lo confirman-, entonces que ya no se siga burlando de los chiapanecos, es mejor que se vaya y no regrese, porque de seguir desafiando al pueblo, ya no podrá salir en hombros como aquel pasaje bochornos en donde el güero Velasco, fue cargado en hombros por indígenas provenientes de las 115 comunidades de Oxchuc, el 12 de abril del 2013, hoy con los ánimos encendidos la diferencia podría ser un ataúd.

 

Manuel Velasco siempre vio a los indígenas con inferioridad

 

La muestra más fehaciente de que Manuel Velasco veía a los indígenas con inferioridad, desprecio y discriminación es haber confabulado con sus colaboradores Humberto Pedro Moreno y Roberto Antonio Rubio Montejo, obtuvieran por la vía de la ilegalidad las curules destinadas a la representación de los pueblos originarios con documentos falsos  para hacerse pasar como indígenas.

Nada ni nadie hicieron que ni Velasco ni sus colaboradores desistieran de lo que a la mala les había regalado.

Si el ex gobernador de Veracruz Javier Duarte dejó en la calle a miles de veracruzanos, defraudó, robó, aumentó sustancialmente el peligro para ejercer el periodismo independiente, entre otros, nadie en su sano juicio podría afirmar que él buscó el exterminio de uno de los pueblos originarios de México como hasta hoy lo ha hecho el güero Manuelito.

Porque lo del veracruzano fue un asunto del presupuesto federal, no de exterminación racial, como sucedió con Velasco, quien, todo enfila que le apostaba al exterminio racial, y las muestras ahí están presentes y si le sumamos que quiere desaparecer a los lacandones, pues sí que este tipo es un caso clínico.

Además, tiene en la mira a los indígenas tzotziles, tzeltales y choles que según un documento de los abogados activistas salido de la oficina del gobernante chiapaneco, Velasco los considera grupos inferiores que no desarrollaron plenamente sus funciones cerebrales y, por esa razón, se han convertido en una amenaza al desarrollo del Estado.

De ahí que para nadie es ajeno que Chiapas es en buena medida, una tierra de nadie. Una circunstancia desfavorables para los chiapanecos, pero de manera especial para los indígenas, pues Chiapas, pues es aquí en donde la corrupción y la impunidad es el pan nuestro de cada día de los políticos gobernantes.

De tal suerte que Velasco Coello represente la cúspide del desaseo político, sin embargo, todo indica que las buenas relaciones con la mafia del poder respalda al peor gobernante que haya tenido el estado, pues en breve dejará el cargo para irse al senador, sin embargo, los agravios, ni el mesías del trópico que tanto pregonó en su campaña electoral, el combate a los corruptos, pues bien podría el gobernante surgido del Partido ser llevado a la Corte Penal Internacional por la intensión de exterminio que aquí en Chiapas puso en práctica con los que él llamó “inferiores”.

 

Sumisos mininos, lacayos y serviles diputados

 

Al igual que su jefe el gobernador Manuel Velasco Coello, los diputados locales resultaron ser los peores de este gobierno, sumidos, lacayos, arrastrados y mal llamados representantes populares.

No se merecen ese nombre, mejor debieran llamarse empleados del gobernador, porque solo a este sirvieron, de ahí que pasa a ser la actual Sexagésima Sexta Legislatura de Chiapas la peor en la historia de los congreso locales, pues estos se comportaron de acuerdo a sus intereses.

Loa mal llamado diputados, nunca en su labor defendieron al pueblo, todo lo contrario, dieron de que hablar, pues en lugar de apoyarlo, siempre hicieron todo lo contrario para fastidiarlos.

De manera descarada, el sinvergüenza y cínico diputado Willy Ochoa, que gracias a que se vendió con zanja negra, logró ser presidente de la mesa directiva y hoy asegura que  el Congreso del Estado fue coadyuvante de la gobernabilidad, estabilidad y paz interna “de un Chiapas que avanza por la ruta correcta del esfuerzo interinstitucional”.

Todo lo contrario, tanto Willy como su inútil hermano Oscar tiene cargo y cobran sin trabajar porque hicieron favores al gobernador Manuel Velasco, como la de endeudar al estado, y realizar otras prácticas corruptas entre los poderes legislativo y ejecutivo.

Su actuación como legisladores quedará manchada por la corrupción y por atentar contra los intereses del pueblo, pero con lo que menos tienen y contra la población adulta, debido a que en la última sesión, los “levantadedos”, en menos de 30 minutos aprobaron por unanimidad reformas a la constitución donde se le quita la obligatoriedad al gobierno de pagar el apoyo a los adultos mayores.

Perros malditos, cabe señalar que la actual legislatura se caracterizó por obedecer como tales las órdenes de su patrón el gobernador, para aprobar todo lo que se tenga que aprobar y no se descarta que la cuenta pública pase si ninguna observación.

 

Del Montón

 

Marcelo Ebrard Casaubón anunció que el primer encuentro del tabasqueño como presidente será reunirse con el mandatario de Guatemala, Jimmy Morales. El encuentro será este 28 de agosto. En conferencia de prensa, El próximo canciller Marcelo Ebrard dijo que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador construirá una nueva etapa en las relaciones internacionales, que pasa por estar “atentos al norte pero no desatender a los países vecinos y hermanos de Centro y Sudamérica”. Asimismo confirmó que el martes, en Chiapas, López Obrador se reunirá con el presidente de Guatemala, Jimmy Morales Cabrera, y que parte de la conversación será presentar “el enfoque mexicano de dejar de pensar que el migrante es un delincuente o que se le coloque fuera de la ley”. El encuentro con Morales Cabrera, que se realizará en la Universidad Autónoma de Chiapas campus Tuxtla Gutiérrez, donde enviará un mensaje claro sobre la importancia que tiene la región para el nuevo gobierno de México, expuso el próximo secretario de Relaciones Exteriores. En la reunión del martes también participarán el gobernador del estado, Manuel Velasco, y el gobernador electo, Rutilio Escandón. También refirió que el encuentro con los embajadores de América Latina y el Caribe con López Obrador, que se había pospuesto, se realizará el próximo miércoles en la casa de transición. El 28 de agosto también está agendada una reunión con embajadores de Centro y Sudamérica que estaba contemplada para la semana pasada, informó Marcelo Ebrard. * * * La lucha de los diezmos acapara el interés entre constructores y responsables de que se ejecute la obra de la escuela primaria Juan Benavides, perteneciente al sistema estatal, dejando en desamparo a la comunidad estudiantil de dicho plantel. Y es que para aterrizar la construcción de dicho plantel los responsables de que se realice llámese, Secretaría de Educación, secretaría de gobierno y el INEFECH, están negociando entre los constructores a ver quién da más del diezmo para otorgar la obra en cuestión. Todo este jaloneo deja a la expectativa a los padres de familia que no saben para cuando regresen los escolares a su propio centro educativo, demostrando que poco les importa la educación de la niñez chiapaneca  que desde el pasado 7 de septiembre del 2017, se quedaron en la calle por los daños que causó el sismo a la estructura del plantel educativo. * * * Eso es todo por hoy, hasta mañana con más de lo mismo.

leoneldurante@gmail.com

http://diariotribunachiapas.com.mx/