+ PRI, un muerto de muchos años…

+ Enmiendan Ley del Seguro de Vida…

+ Comentarios al Margen…

 

                               Ruperto Portela Alvarado.

 

ALBORES GLEASON, PUSO LOS CLAVOS…

         Los lloriqueos de las cúpulas del PRI, no se valen. Hoy están enterrando un muerto que se murió en las elecciones del año 2000 y que revivió en las del 2012. Pero no fue una muerte natural la del Partido Revolucionario Institucional, sino un asesinato lento y sin darse cuenta, los presidentes del instituto político, sus presidentes de la república y gobernadores surgidos de esa marca, le fueron poniendo los clavos al ataúd.

Nadie se ha puesto a pensar que la derrota del PRI en el 2000 a manos del PAN y VICENTE FOX QUESADA fue una acción concertada del Presidente ERNESTO ZEDILLO PONCE DE LEÓN, quien materialmente vendió las siglas y el poder en un afán de blindarse ante los hechos de corrupción que ya no podían esconder en las alcobas de la residencia de Los Pinos.

Bien lo dijo el lunes RENÉ JUÁREZ CISNEROS al renunciar a la dirigencia nacional del PRI, que “la soberbia, los errores y haberse alejados de las bases militantes; cambiado el rumbo de la democracia y la lucha social, fueron motivos para el desastre que se está viviendo en el partido”. Bueno, no lo dijo así, así, pero, eso dejó entender.

A los priístas no les bastaron doce años alejados del poder y desalojados de Palacio Nacional y la residencia de Los Pinos para aprender la lección. Se llenaron de jactancia cuando en el 2012 regresaron al poder con demasiadas expectativas en su candidato primero y presidente después, ENRIQUE PEÑA NIETO, quien fue una farsa, un fraude, un error y un elemento significativo en esa  corrupción, factor determinante para que perdieran las elecciones de 2018, de manera estrepitosa y dolorosa.

En las pasadas elecciones el PRI solo logró una diputación federal de mayoría relativa y ninguna de senadores. Todos los escaños que tendrá en la Cámara de Diputados y Senadores serán por la vía plurinominal. MORENA los hizo trizas y hoy están pensando como revivir al muerto o celebrarle sus exequias.

 

EN CHIAPAS, OTRO MUERTO QUE APESTA…

         Si la soberbia de ser una aplanadora con carro completo en cada una de las elecciones y la seguridad de candidato con el sello tricolor era sinónimo de triunfo a nivel nacional, en Chiapas se potenciaron todos esos vicios de altanería, arrogancia, petulancia, insolencia, cinismo, egolatría, simulación, engaños y corrupción, que desde las cúpulas del edificio de Insurgentes Sur lo permitieron.

Los actos de traición al PRI se visulizaron en Chiapas cuando PABLO SALAZAR volteó la cara a otros partidos para construir su alianza y candidatura en el año 2000 después de ser beneficiario de las siglas del tricolor y a fuerza del poder de su amigo el gobernador JAVIER LÓPEZ MORENO, apostarse senador de la república. Luego una parte de los priístas se fue con el“círculo de la esperanza” y “Su Majestad de Soloyó” al punto de que quince diputados de la LX Legislatura, que se le tiraron de alfombra, fueron corridos del Revolucionario Institucional.

Hoy en Chiapas el PRI es un cadáver que asesinaron en complicidad los últimos dirigentes que no pudieron defender con dignidad lo que decían era su bandera y refugio político. Y aunque no es totalmente responsable del asesinato, ARELY MADRID TOVILLA fue imponiendo su poder y haciendo el vacío en el edificio de Santo Domingo, sede del tricolor en Tuxtla Gutiérrez.

No hay que olvidar la voltereta que dio ROBERTO ALBORES GUILLÉN en el 2006 en contra del PRI, su candidato JOSÉ ANTONIO AGUILAR BODEGAS y a favor de JUAN JOSÉ SABINES GUERRERO. En esa perspectiva, la imposición de ROBERTO ALBORES GLEASON el 9 de agosto de 2011 y su estancia hasta julio de 2017, dejó una estela de olvido y abandono a los militantes. Se dedicó a la milonga, la francachela y el gasto inoficioso de las prerrogativas que en seis años se estiman en 300 millones de pesos.

La soberbia del “Hijo de Satanás” y su desprecio por las bases militantes, hizo que su imposición como candidato alcanzara un repudio generalizado en el seno del PRI, que quiso remediar durante su campaña con eventos de acarreados que al final de cuentas le pagaron con la misma moneda y votaron por otro candidato que no fue él.

Se puede decir que “El Diablito ALBORES” le puso los clavos al ataúd del Revolucionario Institucional y que el “Talibán”, JULIÁN NAZAR MORALES, se los remachó. El edificio de “Santo Domingo” es una funeraria y dentro, solo están las fotografías de cada uno de los que dirigieron el partido, mientras hacia fuera, sus dirigentes lloran como plañidera el paso del féretro con un muerto que apesta desde hace más de tres sexenios y que ahora le celebran misa para tratar de revivirlo.

La historia del PRI y su muerte, viene desde el gobierno de ERNESTO ZEDILLO PONCE DE LEÓN cuando el mismo presidente lo asesinó entregando los restos del poder al PAN y sus candidatos-presidentes, VICENTE FOX QUESADA y FELIPE DE JESÚS CALDERÓN HINOJOSA, que también resultaron un fiasco…

 

SEGURO DE VIDA, LO QUE FALTA EXPLICAR…

         La zozobra e inseguridad que ocasionó la derogación del decreto por el cual se creó el “Seguro de Mutuo de Vida” en 1946, hace 72 años, para beneficio de los trabajadores al servicio del gobierno del Estado de Chiapas, tuvo que ser explicado por el diputado presidente del Congreso, WILLY OCHOA GALLEGOS en conferencia de prensa.

Dijo en su exposición el líder cameral, que el pleno de la LXVI Legislatura, votó por unanimidad, la derogación del artículo quinto transitorio de la ley de Seguro de Mutuo de Vida de los burócratas del Estado, con lo que se le da mayor certeza a los trabajadores, pues  contarán con el seguro de vida institucional y se reitera que la prima de este seguro será cubierta enteramente por el Gobierno del Estado.

Aseguró WILLY OCHOA que con esto se da seguridad y certeza a los burócratas del Estado, quienes seguirán contando con este seguro de vida. Hay que recordar que desde la semana pasada, cientos de trabajadores burócratas se arremolinaron en las instalaciones de la Torre Chiapas para exigir al titular de Hacienda del Estado, CARLOS RAMÓN BERMÚDEZ LÓPEZ, la reintegración de sus aportaciones, ante el temor de perder esos recursos junto con el seguro de vida.

En este sentido, el presidente del Congreso del Estado, WILLIAM OSWALDO OCHOA GALLEGOS,  explicó que: “a los trabajadores que están solicitando su devolución, se les dará, pero no tendrán el beneficio mayor que el Seguro de Mutuo de Vida les puede proporcionar. O sea, al pedir la devolución que en el mejor de los casos suman tres mil pesos, cuando ahora con esta derogación del artículo quinto transitorio de la ley, el seguro de vida al momento de fallecimiento, son 150 mil pesos. Entonces es lo que estamos tratando de aclarar”.

En este nuevo escenario, de derogación de una ley de hace 72 años, –que ya era una ley anticuada—con estas modificaciones, se elimina el descuento que se les está pidiendo a los trabajadores que es de 20 a 30 pesos y lo segundo es que el Estado seguirá pagando el 100% de la prima.

Publico esta exposición del diputado presidente del Congreso del Estado, WILLY OCHOA porque en un acto de responsabilidad, quien tenía que explicar todo esto es el Secretario de Hacienda, CARLOS RAMÓN BERMÚDEZ LÓPEZ, quien no lo hizo y por el contrario, contribuyó más a la desconfianza que los trabajadores al servicio del gobierno del Estado y la gran mayoría de los chiapanecos le tienen a las entidades oficiales. Aclarado el punto, solo hay que esperar que todo sea verdad y no una trampa…

 

COMENTARIOS AL MARGEN…

         Hace unos días, el Gobernador Electo, RUTILIO CRUZ ESCANDÓN CADENAS visitó las instalaciones del Congreso del Estado, como también lo hizo al Poder Judicial. En ambos casos, se supone que cruzó información y llegó a acuerdos que se van a cumplir después de que tome posesión la nueva legislatura y quien se quede como presidente del Tribunal Superior de Justicia, aparte del Ejecutivo Estatal.

Por lo que respecta al Congreso del Estado, el Presidente del Poder Legislativo, WILLY OCHOA hizo énfasis en sus reuniones tanto con el gobernador MANUEL VELASCO COELLO como con el gobernador electo, RUTILIO ESCANDÓN, “para dar trámites a diferentes puntos e iniciativas de ley, y para una mayor transparencia y certeza a la ciudadanía”.

Y en esa coordinación con los “gobernadores”, dijo WILLY OCHOA,  “los diputados de esta legislatura, hemos decidido que no se discutirán por esta soberanía la Ley de Movilidad y Transporte, así como la Ley de Aguas, pues es necesario hacer un análisis exhaustivo con determinación y valoraciones, que será una tarea que resolverá en su momento la 67 legislatura”.

Así las cosas, en víspera de un nuevo gobierno de esperanza, pero también de incertidumbre…

Se acabó el mecate… Y ES TODO…

Para comentarios, quejas y mentadas: rupertoportela@gmail.com

Celular: 961 18 8 99 45.

MIEMBRO DE LA ASOCIACIÓN DE COLUMNISTAS CHIAPANECOS. A. C.