Surimi o Tsunami, prohibido confundir…

J Eleazar Ávila Pérez…

 

En el analisis frío de lo sucedido en 2018 hay un tema que me parece urgente, especialmente para aquellos sitios, como Tamaulipas, donde habrá elecciones el día 2 de junio de 2019.

Es decir quedan 331 días y aunque aburra con la cuenta regresiva que tengo activa en mi cel, es el tiempo que resta para que sean las 8 de la mañana y (tengan temor de Dios) se instalen las casillas para elegir al Congreso.

Por eso urge hacer la diferencia oportuna y no confundir “surimi con el tsunami”. El primero mejor no les digo que contiene, además plásticos plásticos, dicen; y el segundo es en referencia a los maremotos que se sufren en afección a ciudades, población y en general esta vez a “los partidos derrotados en México”.

Pero vamos por partes que las campañas tienen dos partes básicas y explicables. La primera es lo interno de lo que muchos hacen una lamentable omisión, lo segundo es todo lo externo,  y  que les da margen  a justificar sus ineficiencias.

(Hacer un alto aquí pare emitir un esbozo de befa es obligado). Sigo con el asunto: Nos parece que los priistas y no pocos panistas derrotados pretextan de más, que fueron derrotados y son víctimas del tsunami a base de “Peje-Lagarto”.

1.- Por supuesto que no, me niego, pues vimos campañas muy inteligentes y pro activas como la realizada por Alejandra Cárdenas y aunque les duela la operada por Maki Ortiz cuyo esquema grandilocuente hizo una parte importante.

2.- En contra parte hubo otras que sencillamente tuvieron problemas de comunicación de origen. Lo escribimos, lo  advertimos con mucho tiempo, pero cuando ya eres “grande”, no hay posibilidades escuchar con asertividad.

3.- Expresamos profesionalmente que el divorcio de colores tricolores verde, blanco y rojo de Yahleel Abdala, su formato discursivo, el mensaje  y “outfit” topaban con lo que se conoce como “efecto barrio”.

4.- Le demandamos menor estridencia y mejor story telling a Alejandro Guevara Cobos y con ambos, el asunto fue a tiempo, honesto y personal frente a una taza de café.

5.- Cierto, Andrés Manuel López Obrador fue un factor importante y hay otros asuntos que rayan en la operación económica territorial en Reynosa, pero yo pregunto. ¿Entontonces por qué perdió JR en Reynosa y por qué  ganó Mario López?

6.- El primero no hizo la chamba y se quedó en el sopor  de que la campaña nacional sumaría, a los más de 50 mil votos que fueron hererados para él en 2016. A 90 kilómetros, Mario López supo conjugar la empatía con sus miles de alumnos, su trabajo en territorio en otros momentos de su vida, y solo por asomarnos un tantito.

Entonces porque cargarle todos los muertitos ( buenos y malos) a Andrés Manuel López Obrador. Y ni se enojen, a  poco El Peje vino a caminar físicamente con Olga Sosa la virtual diputada -doble- federal por Tampico.

7.- Lo fácil es que al estar en una posición de privilegio en el PES, ella se hubiera ido de vacaciones a Playa de Carmen y regresado a recibir su constancia como legisladora plurinominal.

8.- A mi me constan las manchas que por la exposición al sol le dejaron en la cara y brazos.  Otros, yo comento,   cómo ganar, si no contestas el teléfono a los medios de conunicación, hablo de Griselda Carrillo y en parte de Cacho Toral.

Los medios chiquitos, medianos, grandotes su círculo rojo son altamente contaminantes. ¿ Quién les dijo que no  eramos necesarios?.

10.- Y si quieren culpables que se den una vuelta por las cuentas sanísimas de SGM,  pero sobre todo, que se miren en el espejo, ahí, se los prometo, estarán todas sus respuestas.

11.- La vida mis estimados amigos, es en primera persona y estamos seguros que hay candidatos que deben estár  tranquilos, pero otros y va para todos los partidos, pueden saber, que no hicieron la tarea.

12.- Mis respetos  para los formales, los gentiles, los que asumieron el compromiso y no obstante la derrota sallieron a dar la cara en vivo, por medios, por redes y se forman listos para lo que venga sin rajarse, como escuchamos a Gustavo Rico de Reynosa.

13.- Ejemplos buenos hay muchos, pero otros seguramente de verdadero análisis. Y me regreso a Matamoros donde como ejemplo hablo de la fotografía. La de familiar de Jesús de la Garza, la de Myri  Leal, la de Pato King.

Y sobre todo la del candidato triunfante que no escatimó y contrató al No.- 1 de México Jorge Sandoval, el maestro de maestros. Y no le pintó el cabello, sencillamente es genética y no le salen canas, aun.

Nostra Política.- Así vamos por partes, de que parte de la historia está usted amigo candidato. De los de la salida fácil, o la otra,  la de ganar o perder dignamente.

18 pendientes…

Correo:jeleazarmedia@gmail.com                Twitter.- @eldebateequis