Descaro de Anaya

 

Erisel Hernández Moreno

eriselhm63@gmail.com

 

 

INVITACIÓN

 

Ricardo Anaya (A) “El Cerillo”, no tuvo el menor cinismo para invitar a los 43 millones de millennials (jóvenes) a que voten por él y lo lleven a la Presidencia de la República como “joven”. Lo que le faltó recalcar este sujeto de marras que esos jóvenes no son como él de mentiroso, cínico, lavador de dinero, descarado, traidor y nefasto, además de mafioso.

El despreciado panista arguye que él y los millennials crecieron a la par de las nuevas tecnologías con lo cual puede hacerse políticas públicas que mejoren las condiciones de vida de la gente, sin embargo, el aspirante albiazul y sus otros compinches, nada dice del uso truculento que le ha dado a esas tecnologías para cometer sus fechorías como lavar dinero, recibir dinero de empresas europeas, mismas transacciones que hoy mismo están siendo investigadas.

El ex líder del PAN y traidor a su padrino político, Madero, sostuvo que los millennials “son los más prácticos de toda la población, no les gustan los rollos, les gusta cómo vamos a hacer las cosas y qué es lo queremos hacer”.

En efecto, esos 43 millones de jóvenes están más que informados de las fechorías en las que ha incurrido Anaya Cortés, incluso hasta para hacerse de la candidatura de Por México al Frente, mismo que construyó Miguel Mancera y que le comió el mandado.

La nueva clase social que ya vive con las tecnologías de la mano en las aulas de las escuelas y universidades, en el trabajo, en sus hogares, por todos lados, no ignora que “El Cerillo” es un farsante, capaz de hasta vender al país o a su madre para lograr sus propósitos de acumular riquezas y bienes, junto con toda su familia y compadres.

Rayando en el cinismo, Anaya ubica a los jóvenes mexicanos como un rebaño de ovejas, únicamente en la espera de su discurso fofo, como si estuvieran adormecidos o enajenados o que no supieran la realidad que está viviendo el país envuelto en una vorágine entre la cruel crisis económica y la alarmante inseguridad producto de la falta de empleo y el alto costo de la vida.

La mejor respuesta del panista lo obtendrá el 1 de julio cuando esos 43 millones de millennials buscarán votar por un gobernante libre de sospechas y que no represente a la misma oligarquía que ha destruido y saqueado al país por más de ocho décadas.

 

IGNORANTE

 

El actor mexicano Damián Alcázar criticó a Ricardo Anaya, candidato de Por México al Frente, por no saber qué es lo que la gente come y qué significa visitar un pueblo.

Además, calificó como “gente pendeja” a los que piensan votar por el candidato pese a saber que gana 400 mil pesos mensuales.

“Este muchacho Anaya, no tiene la menor idea de lo que es estar en un pueblo y saber qué come la gente. Él dijo, entre comillas, que son como 400 mil pesos al mes lo que ganaba él y su esposa, o sea y quiere más el cabrón y la gente pendeja que va y vota por él”.

La entrevista de Alcázar, realizada el 18 de mayo por Paco Palani, quien fue candidato a una diputación local en 2016 por Baja California, es parte de una colaboración semanal llamada “Encuentros” que sale en SanDiegoRed.com.

De acuerdo con la publicación hecha por el medio, la duración de la entrevista es de 2:45 minutos, en donde el actor no solo habló del candidato de la coalición Por México al Frente (PAN, PRD y MC) sino que aprovechó el momento para decir que hay grandes intereses que buscan posicionar a AMLO como un peligro para México.

El actor también aprovechó la entrevista para hablar sobre el partido en el poder; y aseguró que en las comunidades mas pobres e ignorantes del país, el PRI “manipula, obliga y compra el voto” y es ahí donde ese partido tiene su bastión más fuerte.

Al finalizar, Alcázar le recuerda a los mexicanos que si realmente quieren evitar un fraude salgan a votar y que solo a través de “activarse” podrán hacer un cambio en el país.

 

COMPRA

 

Desde enero pasado el gobierno de Enrique Peña Nieto echó a andar una elaborada estrategia electoral basada en la compra masiva de votos, el acondicionamiento de programas sociales y el sabotaje de los contrapoderes institucionales, advirtió el colectivo Acción Ciudadana Contra la Pobreza.

De acuerdo con la organización, en el primer trimestre del año el gobierno aumentó 71.2% el presupuesto asignado a las delegaciones estatales de nueve dependencias –entre ellas las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol), Agricultura (Sagarpa) Desarrollo Agrario (Sedatu)- y añadió 5 mil 251 millones de pesos al gasto del programa Prospera (36.6% más) sin incrementar el padrón de beneficiarios, además de otorgar 1,481% de fondos extras al Programa de Empleo Temporal (PET).

La administración federal, sostuvo, desembolsó 38% más para la partida “materiales y suministros” –que pueden regalarse a cambio de votos– e infló en 48% el gasto en comunicación, ambos con alta discrecionalidad.

De manera paralela, recortó en 81% el presupuesto asignado a la observación electoral -pasó de 93.6 millones de pesos en 2012 a apenas 18 millones de pesos este año-, mientras que el controvertido Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) falló a favor del PRI para mantener en la opacidad la operación de los programas sociales o permitir la entrega de tarjetas, un método que empleó Peña Nieto en su campaña de 2012.

A la fecha, la organización recibió 151 reportes sobre acciones de compra de votos en 25 estados, y si bien el tamaño reducido de la muestra recabada en su portal Democraciasinpobreza y el carácter “auto reportado” de las denuncias impiden un análisis estadístico, los datos indican que el precio de los votos oscila entre 150 y mil pesos, con un costo promedio de 500 pesos.

En el Estado de México, una denuncia incluso reportó una compra de voto por hasta 5 mil pesos, aunque Alberto Sendón Rosales, coordinador del colectivo, precisó que se trató de la cooptación de un promotor.

“La compra de votos puede ayudar a conseguir cargos, pero no sirve para combatir la pobreza. Son actos inmorales e ilegales. Aún queda un mes y medio de campañas, y es justo cuando se va a intensificar”, advirtió.

El exfiscal electoral Santiago Nieto –quien se unió al candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador- recordó que en los estados con mayor pobreza, como Chiapas o Oaxaca, hasta 60% de la población es beneficiaria de Prospera, por lo que los vocales del programa pueden influir en los comicios, al menos en los locales. Vía Apro.

 

RETAZOS

 

LEO Zuckermann en su columna: Juegos de poder, hace la siguiente reflexión: La fuerza de cada candidato en los estados. Javier descubrió que las principales entidades federativas que contribuyen al porcentaje nacional de AMLO (tanto por tamaño poblacional como por porcentaje de intención de voto) son el Estado de México y la CDMX. Si las elecciones presidenciales fueran el día de hoy, López Obrador arrasaría en Tabasco, Chiapas, Ciudad de México, Quintana Roo, Nayarit, Guerrero, Oaxaca, Tlaxcala, Morelos, Campeche e Hidalgo. Con gran probabilidad se llevaría Baja California Sur, Puebla, Veracruz, Baja California, Colima, Sinaloa, Zacatecas y el Estado de México. Tendría una lucha apretada por ganar en Sonora, Michoacán, Chihuahua, San Luis Potosí, Durango, Nuevo León, Tamaulipas y Querétaro. Prácticamente estaría empatado con Anaya en Aguascalientes. La fuerza de AMLO es impresionante: podría llevarse nada menos que 28 de las 32 entidades del país. Por su parte, Ricardo Anaya sólo arrasaría en Guanajuato y con toda probabilidad se llevaría Jalisco. Le pelearía el primer lugar a López Obrador, con un poco de ventaja, en Yucatán y Coahuila. Cuatro de 32 estados. Lo de Meade es tristísimo: no ganaría en ni una sola entidad de la República (Columna completa en www.debuenafuente.com)… EL coordinador del PT en el Senado, Manuel Bartlett Díaz, acusó al dirigente de los diputados de Acción Nacional, Marko Cortés Mendoza, de incurrir en una difamación en su contra al decir que él es responsable de “la caída del sistema”, en la elección de 1988, proceso en el que se declaró ganador de la Presidencia de la República a Carlos Salinas de Gortari. En el Senado, en el marco de los trabajos de la Comisión Permanente del Congreso, el panista Marko Cortés, en declaraciones a los periodistas dijo que Bartlett Díaz es responsable de dicha “caída del sistema”, y ante ello, el senador Bartlett Díaz, salió en su defensa y dijo que esos señalamientos son una difamación. “Marko Cortés es un vulgar difamador y repite lo que ha dicho Ricardo Anaya, que me acusa para atacar a Andrés Manuel López Obrador”, dijo el senador poblano… Visite: www.debuenafuente.com ¡¡Hasta el lunes, Dios Mediante!!