LA CAIDA DEL CANDIDATO

 

Roger Laid

 

Justo cuando las apariencias indicaban la vulnerabilidad política del gobernador chiapaneco Manuel Velasco Coello, con un candidato a gobernador, opositor en la realidad e impuesto por los pactos nacionales y personajes cercanos al presidente Enrique Peña Nieto, su nombramiento como presidente de la CONAGO no solo lo revitaliza sino lo relanza como un personaje que puede servir como interlocutor -ante sus pares- con AMLO, lo cual le otorga un valor político especial pues todos los indicadores están a favor para que el tabasqueño sea elegido presidente.

Además sus pares dueños de los virreinatos provinciales se aglutinan como familias de la mafia para prevenir daños mayores aprestándose a rendir honores al nuevo tlatoani. El factor López Obrador parece estar redituándole desde ahora, beneficios impensables hasta hace algunos días donde le presagiaban desde auditorias federales hasta cárcel. Los tiempos en política cambian y al güero le han favorecido de manera impensada. Mientras tanto Rutilio Escandón Cadenas duerme como el camarón del dicho popular.

Al mandatario Velasco Coello, con seguridad buscaran cobijo más de un funcionario con problemas de auditoria y otros que han metido mano al presupuesto, pero que han sido protegidos incluso con otros cargos en esta atropellada administración.

Cobra validez una tesis que siempre manifesté cuando escuche que decían que con el mandatario federal no se podía poner a las patadas un gobernador y mi respuesta siempre fue “claro que si, sí el mandatario se mueve con la aprobación –en corto- del federal” y es que José Antonio Meade vino a ocupar el espacio que le estarían reservado a Osorio Chong quien otrora Secretario de Gobernación quien se disciplino y busco esquina sin hacer ruido al abandonar el encargo.

El mandatario estado sureño Manuel Velasco Coello realizo una serie de movimientos para promover uno de sus candidatos quien no quedo pero si obtuvo ciertos acuerdos que le permitieron estar en la jugada sin ser molestado en su administración acusada de serios desvíos de recursos.

Y LA COSA SONO RAG RAG…

Los ajustes y desajustes en torno a la candidatura del junior Albores Gleason  que han repercutido hasta el día de hoy en confusiones para quienes no conocen de Derecho Electoral tiene su origen en algo muy sencillo y evidenciado desde el principio: su IMPOSICION como candidato a la gubernatura del estado mandatada desde el centro del país. Ante esa grosera decisión que fue fraguada al margen de los chiapanecos y al margen del PRI, cuya militancia no guarda gratos recuerdos de Alboritos como dirigente estatal tricolor, el partido comenzó a desmoronarse. Un impacto inmediato fue el éxodo de José Antonio Aguilar Bodegas y tras él salieron muchos más que no han dado a conocer públicamente sus nombres, y que está claro que la candidatura del junior comiteco nació desangelada y desahuciada. Evidenciado reiteradamente por su falta de oficio político, ha tenido que entrar al quite su padre quién es la persona que está moviendo los hilos desesperadamente porque los hilos de Nuño Mayer y Enrique Ochoa  no les son suficientes y estos fueron obligados a mantenerse al margen ante la coyuntura actual. Su horizonte es borrascoso.

El graduado en la ITAM (Instituto Tecnológico Autónomo de México) con dos carreras Economía y Ciencias políticas fue inicialmente impuesto –insisto-  por un acuerdo desde el centro del país siendo su padrino el Secretario de Educación en ese entonces Nuño Mayer, sin embargo se manifestaron los partidos de coalición en contra de él y se le apareció otro candidato.

La candidatura de Albores Gleason, ha tenido a la clase política con el Jesús en la boca y más aún al mismo candidato que siempre tuvo conocimiento que nunca fructificaría cuando su soberbia se la hizo saber y luego vinieron una serie de desencuentros.

Albores Gleason le fue avisado desde el centro del país (allá mismo donde le dieron su candidatura) que difícilmente lograra el objetivo o así se interpretó entre líneas el tweet de Joaquín López Doriga mensaje que hizo mover a los oficiosos desmintiendo pero ya se obtuvo la respuesta.

OTRA DE VAQUEROS “PRItanic”

 

La candidatura de Albores Gleason  ya no representa la fuerza que al inicio genero varias expectativas, “manoseado” ya el tema, los votos que pudiera representar inicialmente los partidos PVEM Chiapas único y Podemos Mover a Chiapas de casi 500 mil  entorno a Albores Gleason ya no le representara tal. Estos se podrían ir con el posible 5o candidato llamado Fernando Castellanos.

Puntos Suspensivos…

Enoc Hernández Cruz líder “Moral” del partido del gobernador podemos Mover a Chiapas  deberá de estar atento, esto no se acaba hasta que se acaba, es el único que presento con tiempo su plan de gobierno…

Opiniones, quejas y sugerencias al 9611897730