Nestora Salgado denunciará a Meade por difamación; después del debate balearon casa de su hija, revela

Por Gloria Leticia Díaz

 

Ciudad de México, 22 MAY (apro).-Nestora Salgado García, candidata de Morena al Senado de la República, exigió la renuncia de José Antonio Meade a su candidatura presidencial, anunció que interpondrá una denuncia en su contra por difamación y le exigió una disculpa pública por señalarla como secuestradora en el segundo debate presidencial del domingo 20 de mayo.

Acompañada por sus abogados, Susana Mercado y Sandino Rivero, y por los dirigentes de Morena, Amílcar Sandoval y Rabindranath Salazar, la excomandanta de la Policía Comunitaria de Olinalá acusó que la misma noche en que el candidato del PRI hizo el señalamiento, fue baleada la fachada del domicilio de su hija en su comunidad. Enseguida, hizo responsable al exfuncionario del gobierno de Enrique Peña Nieto de lo que le ocurra a ella, a su familia y a su pueblo.

“Que quede en la conciencia de Pepe Toño: si algo me pasa a mí, a mi familia, a mis hijos, a mis nietos, a mis compañeros y a toda la gente de Olinalá”, dijo la candidata en conferencia de prensa.

Nestora Salgado resaltó que, con sus señalamientos, Meade Kuribreña pone en riesgo su integridad, sobre todo porque ella realiza campaña en Guerrero: “En un estado de muerte, de asesinatos políticos (Meade) le está abriendo la puerta a la delincuencia”.

La denunciante y su abogada Susana Mercado informaron que el próximo jueves 24 acudirán a tribunales federales donde demandarán por daño moral al excanciller. Agregaron que analizan presentar una denuncia ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) por “violencia electoral”.

Las acusaciones

El defensor Sandino Rivero recordó que, en agosto de 2013, Salgado fue detenida en un operativo en el que participaron elementos del Ejército Mexicano, Marina, Policía Federal y policías estatales, y que, durante tres años, la coordinadora de la Policía Comunitaria estuvo la mayor parte del tiempo detenida en un penal de alta seguridad en Nayarit.

Luego, agregó que, tanto la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) como el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de la ONU, emitieron medidas cautelares a favor de Salgado García para exigir su liberación en 2015, al considerar que fue víctima de detención ilegal y arbitraria.

Por ello, destacó que los señalamientos de Meade Kuribreña son contrarios a las resoluciones judiciales que proclamaron la inocencia de la comandanta, liberada en marzo de 2016.

El abogado mostró siete sentencias exculpatorias, expedidas entre 2014 y 2016, una por el Poder Judicial de la Federación y el resto por el Tribunal Superior de Justicia del Estado de Guerrero, por los delitos de delincuencia organizada y portación de armas de fuego, así como cuatro por secuestro, una por robo y otra por homicidio.

“Las declaratorias de inocencia no fueron por un error de la policía, porque no se le haya presentado una orden de aprehensión o porque no se haya notificado al consulado de Estados Unidos sobre la situación jurídica de Nestora, sino porque en el proceso no se pudieron acreditar las acusaciones en su contra y porque se demostró que las detenciones en las que participó, las realizó en su calidad de comandanta de la Policía Comunitaria, que tiene su sustento en la Ley 701 del estado de Guerrero”, explicó Rivero.

Al señalar que habría que preguntar a Meade quién le proporcionó el extracto del expediente que leyó en el debate del pasado domingo, Sandino Rivero destacó que el candidato priista omitió decir que el juez de la causa invalidó dicho testimonio porque “en sus primeras declaraciones el denunciante no había mencionado a Nestora, sino que lo hizo mucho después en una ampliación, por lo que el juez consideró que se trató de una declaración aleccionada y no real”.

Amenazas y presiones

La excoordinadora de la Policía Comunitaria de Olinalá detalló los obstáculos que ha tenido en materia de seguridad por parte de autoridades estatales y federales, a pesar de que desde el 30 de abril denunció ante el Instituto Nacional Electoral (INE) que recibió llamadas amenazantes luego de aceptar la candidatura de Morena al Senado.

En su visita a las comunidades, dijo, le informaron que al menos 75 familias de policías comunitarios procesados en penales de Guerrero y con órdenes de aprehensión “están siendo presionados para que voten por el PRI a cambio de su libertad”.

“Yo sé que los fueron a visitar gente del gobierno y pusieron como moneda de cambio las órdenes de aprehensión. No sólo se trata de quienes están siendo acusados, por ser parte de la Policía Comunitaria, sino involucran a toda la familia”, explicó Nestora.

Recordó que la semana pasada se reencontró con sus compañeros policías comunitarios en Olinalá, para después realizar actos de proselitismo en otros municipios de Guerrero. Pero al intentar llegar a San Marcos, donde se encontró con el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, fue retenida en Chilapa por un destacamento del Ejército Mexicano.

Aclaró que el motivo de la retención fue que la acompañaban miembros de la Policía Comunitaria de Olinalá, quienes acudieron a su llamado de auxilio ante la falta de respaldo de las autoridades federales y estatales pues solo pusieron a su disposición dos agentes de seguridad, pero desarmados y sin vehículo.

Nestora Salgado, sus representantes y abogados insistieron en su solicitud de seguridad ante las amenazas continuas y los actos de violencia contra su familia, como lo fue el ataque a la vivienda de su hija en Olinalá, la madrugada del lunes 21.

Para respaldar a la excomandanta, las Casas de la Justicia de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria (CRAC-PC) llamaron a los indígenas de Guerrero a “no dar ni un solo voto al PRI” y rechazaron cualquier acto de campaña de Meade en territorio comunitario.

En un pronunciamiento, denunciaron el “juego político sucio en contra esa mujer que no hizo otra cosa, sino defender precisamente los derechos de las mujeres, los niños y los vulnerables de su comunidad”.

En un comunicado, el Sistema Comunitario del Estado de Guerrero puntualizó que, si bien no pertenecen a partido político alguno, “respetamos la libertad de votar y ser votado que tiene todos y todas las indígenas”.

Y agregó: “La acusación sin fundamento que hizo José Antonio Meade es un ataque al Sistema Comunitario Indígena, a la CRAC-PC, que por más de 20 años hemos mantenido un sistema de justicia y seguridad alternativo al sistema corrupto mexicano. Por lo tanto, hacemos un llamado a todos los indígenas y compatriotas de los pueblos originarios a no dar ni un solo voto al PRI, así ni un solo acto de campaña de Meade en territorio comunitario”.

Noticias/Diario Tribuna Chiapas/2018