+ La jettatura del BRAGUETAS y el DIABLO…

+ Presupuesto para las elecciones en pugna…  

+ Comentarios al Margen…

 

Ruperto Portela Alvarado.

 

NI RUTILIO NI GLEASON, SON CONFIABLES…

         “El que la hace la paga y el que siembra nubarrones, cosecha tempestades”. Luego entonces la forzada entrada de RUTILIO CRUZ ESCANDÓN CADENAS a la candidatura para gobernador del Estado de Chiapas, está pagando las consecuencias de sus ínfulas y errores desde que perdió como abanderado a la diputación federal por el PRI, la senaduría con el PRD y ahora está en el precipicio al aspirar a la aun “Silla del Tucán”.

RUTILIO trae un pasado negro que no lo puede esconder, desde diversas acusaciones por acoso a mujeres y su proclividad a trascender “a como diera lugar” cuando fue Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia, en el uso y abuso de dineros públicos para su proyección personal.

Está en tela de juicio su honorabilidad y honestidad que hoy pregona para combatir la corrupción “de la que él es parte” en este gobierno de MANUEL VELASCO COELLO. Su misma personalidad de “Carrancista Perfumado” y mala onda, no le ha permitido sumar adhesiones a su candidatura, por lo que en la “opinión colectiva” se sugiere su relevo.

Parece que el candidato presidencial ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR no entendió el mensaje que le mandaron los mismo “morenistas” en el acto de San Cristóbal de las Casas, donde abuchearon a RUTILIO ESCANDÓN y de paso a la abanderada del “Peje-Partido” a la senaduría, SASIL DORA LUZ DE LEÓN VILLARD.

Y, como “perro que come pico, ni aunque le quemen el güevo”, trascendió que “El Braguetas” –como le diría el irreverente PEPE FIGUEROA a RUTILIO ESCANDÓN—y su equipo de campaña: ISMAEL BRITO MAZARIEGOS, secretario particular; JULIO RINCÓN FERNÁNDEZ, coordinador de prensa y JAVIER JIMÉNEZ, ex Oficial Mayor del Tribunal Superior de Justicia, siguen cobrando en esa prostituida institución administradora de la justicia, con la complicidad del ahora Magistrado Presidente, JUAN OSCAR TRINIDAD PALACIOS.

Es más, y retomando el comentario “A Fuego Lento” del compañero BETO RAMÓS, que a decir verdad es “un secreto a voces”, desde las oficinas del Tribunal Superior de Justicia se está operando a favor de la candidatura de MORENA y RUTILIO CRUZ ESCANDÓN CADENAS. Se menciona que HELMER FERRAS, aun jefe del área de Informática del TSJ, es el que opera desde esa oficina la “Red Ciudadana” que construyó JULIO RINCÓN con un centenar de troles que cobraban por difundir las fake news  desde que El Rutilante RUTILIO era el Magistrado Presidente.

La mala fama pública de RUTILIO ESCANDÓN como la “pasividad política y convenenciera” de JUAN OSCAR TRINIDAD PALACIOS, Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Chiapas, dejan abierta la posibilidad de creer todo lo que se dice en torno a ellos y particularmente de la candidatura del “Carrancista Perfumado”.

Poco se ha dicho de la presumible reunión que tuvieron JUAN OSCAR TRINIDAD PALACIOS con RUTILIO ESCANDÓN y la presencia, por supuesto, del gobernador MANUEL VELASCO COELLO, para decidir el apoyo financiero al candidato de MORENA a la gubernatura a través de los fondos de las fianzas que se han acumulado en los últimos años en el Tribunal Superior de Justicia. La filtración de esta información es grave de forma y fondo, por lo que el ahora Magistrado Presidente del Poder Judicial en el Estado, tendrá que salir al paso y dar una explicación entre la verdad y la mentira, así como el monto de ese fondo de las fianzas acumuladas. Esperamos la aclaración…

 

EL DIABLO ALBORES EN SU PROPIO INFIERNO…

         Desde que MANUEL VELASCO COELLO asumió la responsabilidad de administrar los recursos públicos, acciones políticas y programas sociales el 8 de diciembre del 2012, literalmente empezaron las campañas sucesorias a la “Silla del Tucán”.

Los que iban como “caballos de hacienda” se cayeron antes de llegar al primer tramo de la designación de candidatos, como el caso de OSCAR EDUARDO RAMÍREZ AGUILAR, que siendo el “Alfil” del GÜERO VELASCO, acabó como el “terminator” del partido Verde Ecologista en Chiapas y abanderado a una senaduría por MORENA, misma que no quiso aceptar en la alianza PRI-Verde cuando impusieron desde el centro a ROBERTO ARMANDO ALBORES GLEASON.

El “Hijo de Satanás”, investido candidato a la gubernatura de Chiapas desde el centro del país y la mano de sus protectores, LUIS VIDEGARAY CASO, AURELIO NUÑO MAYER y ENRIQUE OCHOA REZA, hoy está sufriendo su propio infierno porque no lo quieren sus “queridas de siempre”, el Verde Ecologista y los partidos parásitos, “Podemos Mover a Chiapas” y “Chiapas Unido”.

“El Diablito” ALBORES está cosechando lo que sembró: rapiña de las prerrogativas que se le otorgaron al partido en sus casi seis años al frente del Comité Directivo Estatal del PRI en Chiapas. Dicen que son más de 300 millones de pesos. Pero también le están cobrando el abandono que hizo durante su dirigencia priísta a los militantes y sus francachelas que lo llevaron al desprecio por parte de connotados ex dirigentes priísta.

Las denostaciones  a la candidatura de ALBORES GLEASON están expuestas en los dos intentos por desbaratar la alianza “Todos por Chiapas”, implementadas desde el círculo del poder –dígase el GÜERO VELASCO—a través de las dirigencias del Verde Ecologista y de Mover a Chiapas, que están jugando las órdenes del gobernador. Eso quiere decir que el huésped de la residencia  “La Almolonga” trae pleito y ya rompió con el candidato tricolor y no quiere por ningún motivo que ALBORES GLEASON intente siquiera ser gobernador de Chiapas.

La lleva difícil “El Diablito” porque de un momento a otro se desmorona su alianza. Y este lunes 21 de mayo vence el segundo plazo de cinco días para que, “Podemos Mover a Chiapas”, “Chiapas Unido” y el “Verde Ecologista”, decidan ir en esa congregación de partidos “Todos por Chiapas” o separarse para cada uno llevar su candidato a la gubernatura.

Yo digo que el gobernador MANUEL VELASCO COELLO está haciendo todo lo posible por desbarrancar al “Diablito” ALBORES y hacer candidatos a la gubernatura chiapaneca a sus“favoritos”: LUIS FERNANDO CASTELLANOS CAL Y MAYOR –alcalde de Tuxtla con licencia—con el sello del Verde Ecologista; “El Farandulero”, ENOC HERNÁNDEZ CRUZ con el aval de su franquicia, “Podemos Mover a Chiapas”, en tanto que “Chiapas Unido” se quedaría en el abandono, con probabilidades de desaparecer del mapa político y electoral.

En ese escenario de que RUTILIO ESCANDÓN tiene problemas con su personalidad y arraigo entre los chiapanecos votantes, por lo que su candidatura ni amarra ni se consolida; ALBORES GLEASON sigue sorteando problemas por la permanencia de su alianza “Todos por Chiapas”, dejando ver la raquítica calidad moral, estructural y política de estos candidatos y quienes los promueven. Ahí lo ven cada uno, porque “el que viene atrás, viene arreando”…

 

COMENTARIOS AL MARGEN…

         La inmoralidad política ha permitido la irracionalidad del gasto público en la ilusoria construcción de una democracia tan onerosa y endeble, que los partidos políticos, además de no servir para nada, son una pesada carga para los ciudadanos, los contribuyentes y el erario estatal o federal, según sea el caso.

Por eso, en la pelea por el presupuesto para la elección local de diputados, presidentes municipales y gobernador, que se traen desde el Instituto Electoral y Participación Ciudadana (IEPC) y el Congreso del Estado, por indicaciones del Señor Gobernador, MANUEL VELASCO COELLO, lo único que se visualiza es que hay intromisión en el proceso para una “Elección de Estado”.

Por supuesto que estamos de acuerdo en que los partidos son unos parásitos a los que hay que combatir, pero si el Congreso del Estado aprobó un monto de 952 millones de pesos para esta elección del 2018 y luego le restan más del 50 por ciento, hay razón para inconformase. Digo, fueron los mismos partidos a través de sus cancerberos diputados los que hicieron la ley y resolvieron aprobar el presupuesto presentado por el IEPC.

Estoy de acuerdo con la declaración al respecto que hace el diputado presidente del Congreso del Estado, WILLIAM OSWALDO OCHOA GALLEGOS, en caso de que sea cierto lo de la austeridad de la administración estatal. Dice WILLY OCHOA: “Imposible transitar un presupuesto electoral que excedía las posibilidades financieras y la realidad social de nuestro estado”,donde el Congreso Estatal pidió a los Consejeros Electorales, sustituir un presupuesto oneroso por un presupuesto claro y sin ambigüedades para cumplir con los compromisos del proceso electoral a cabalidad.

Hay que definir primero “qué es oneroso, claro y sin ambigüedades” porque en esa declaración no deja bien parado a los Consejeros del IEPC y menos al presidente de ese organismo “ciudadano”, OSWALDO CHACÓN ROJAS, quien de por sí ha demostrado genuflexión y falto de autoridad para poner las cosas en su lugar y detener el desorden que han provocado los partidos políticos en el registro de candidatos y la construcción de alianzas y coaliciones.

Se entiende que es mucho dinero el presupuesto aprobado para los partidos políticos de 157 millones 036 mil pesos en un año sin elecciones como el 2017, “para actividades ordinarias permanentes”, dice el fundamento.  Hay que ver cuánto es ahora y también cuánto necesita el IEPC para realizar las elecciones de 40 diputados locales, 124 o 126 presidencias municipales y gobernador del Estado, en este 2018. Lo solicitado es de 953 millones de pesos.

Lo cierto es que, para las elecciones el presupuesto presentado por el IEPC “es oneroso”, pero nunca para mantener un equipo de fútbol de primera división en ascenso –“Cafeteros de Tapachula”—y el de segunda división de “Tuxtla”, que dicen es del ex Secretario de Obras Públicas y Comunicaciones, JORGE ALBERTO BETANCOURT ESPONDA, ahora candidato a diputado federal por el distrito de Villaflores.

¿Qué les parece eso?…

Se acabó el mecate… Y ES TODO…

Para comentarios, quejas y mentadas: rupertoportela@gmail.com

Celular: 961 18 8 99 45.

MIEMBRO DE LA ASOCIACIÓN DE COLUMNISTAS CHIAPANECOS. A.