Oscar Palacios

7-5-18

Los filósofos griegos acostumbraban caminar seguido por sus alumnos para discurrir en torno a la humano. Los peripatéticos los hacían en un jardín. Eran seguidores de Aristóteles. Sus principios eran nacionalidad y prudencia. Platón, por su parte, hablaba de la belleza de la vida. Seguramente los políticos mexicanos  no han accedido a ese tipo de lecturas. Acaso—en lo malvados–, imiten a Maquiavelo. En la filosofía de Merlí, al referirse a lo humano dice: “los humanos somos unos h. de p. porque usamos la inteligencia como capacidad de hacerle mal a los demás”. Eso embona perfectamente con los nuevos héroes de la patria, nuestros políticos.

Como en todo, hay sus excepciones. Pocas, pero las hay. La mayoría son  de los que engañan porque siempre encuentran gente que se deja engañar. Ese es el panorama en la actual guerra sucia en el proceso electoral. Anaya pide el voto útil para él y de paso negociar para quedarse él como única contraparte contra AMLO, y Meade, quien se acerca cada día al basurero de la historia da sus últimas patadas de ahogado ante la posibilidad de que lo bajen de la candidatura.

Los ricos también lloran. Temen perder sus privilegios, no sólo económicos, sino de poder. Pura joyita: Larrea con el estigma del crimen de Pasta de Conchos, Bailleres—totalmente Palacio—y las miles de hectáreas que le regaló Calderón, Claudio X González, tratando de destruir la educación pública para acceder a la privada, Slim y los jugosos contratos, Servitje Bimbo para que no le cobren impuestos. En fin, todos ellos: “Así, no”. Quieren seguir mamando de la agotada teta presupuestal que ha llevado a millones a la pobreza.

Obviamente, Peña, MID y Anaya defendiéndolos. EPN: los empresarios están dispuestos a arriesgar. Anaya: No se puede ir en contra de quienes generan un millón de  empleos. Meade, éste, revolcando con palabras más, palabras menos lo que dicen sus compinches Prianistas. Son tan efectivos y patriotas nuestros empresarios que varias importantes empresas ya están en manos de transnacionales como la banca, la cerveza y etcétera. Dependencia energética, alimentaria y otro etcétera. La minoría rapaz. Los más, los empresarios medios y pequeños sí que generan empleos y pagan sus impuestos no tiene nada que ver con los barones antipatria.

Y en otros temas, Mario Vargas Llosa volvió a vociferar contra López Obrador. Ya es su nueva y fructífero nuevo empleo: criticar a los gobiernos –o candidatos—que no se someten a los designios de Washington. Es el intelectual orgánico consentido de la derecha latinoaricana y europea. Ayer maravilla fue, llorona y ahora ni sombra es. El dulce encanto del dinero fácil.

Arely Gómez, secretaria de la función pública insiste en que continúa la investigación en el caso Odebrecht. Tortuguismo puro. Están dando tiempo para que el ex director de Pemex que ustedes saben busque un país que no tenga extradición o puede ser que el caso sea jurídicamente mal manejado para dejarlo libre de toda sospecha aunque las evidencias estén.

Se fue el merolico de Ochoa Reza del PRI. Llega René Juárez Cisneros, del club de los Figueroa en Guerrero. La misma gata pero revolcada. Ochoa Reza era un ignorante golpeador sin ton ni son. Sin embargo, Juárez Cisneros poco podrá hacer. Llega demasiado tarde. A como están las cosas apenas le dará tiempo para cavar la tumba del priismo y su ciudadano candidato del triángulo de más de los mismo.

Mire cómo se las gastan: Anaya lleva gastados casi cinco millones de pesos diarios. AMLO 367 mil diarios. El diminuto azulejo apenas levanta. Y AMLO, a pesar de la creciente guerra sucia se mantiene y la tendencia es para arriba. Ni duda cabe, el pueblo está encabronado. Ya no se le engaña con espejitos.

CHIAPAS

Con eso de que al gobernador actual de Chiapas ya se va en el tren de la ausencia y su boleto no tiene regreso, la coyuntura electoral se calienta. Hay notas chuscas: en un ejido de Siltepec, al candidato del PRI a la alcaldía y dos de sus colaboradores, los desnudaron y a pie tuvieron que retornar a la cabecera municipal. En Oxchuc, secuestraron a la hija del alcalde. En la carretera San Cristóbal- Ocosingo se “accidentaron” dos ciclistas, un alemán y un polaco. O sea, que no tenemos gobernador y aquí no pasa nada.

Otro frente, el electoral, se define. Albores Gleason con la misma cantaleta priista. Dice, como cualquier peleador callejero, que gobernar Chiapas, ni le asusta ni se raja. Lo curioso es que como candidato está asustado. El no se raja, lo rajará el voto. Claro, hay mucha lana para comprar votos, para eso está papi. Dice que ha caminado y conoce Chiapas. Lo cierto es que conoce las distintas oficinas priístas de la entidad donde llega, habla y adiós. Sus zapatos de marca no pueden enlodarse. Dice y dice qué, pero no el cómo.

A Rutilio Cruz Escandón Cadena le ha ido como en feria. Evento que va y evento donde lo  reciben con rechiflas, abucheos y el ¡fuera!, ¡fuera! Ni porque es protegido de AMLO ve claro o sí ve, se está quedando muy atrás. Hasta el independiente Orantes tiene su folclórico promocional y a don Ruti no lo vemos por ninguna pantalla. Que se busque un buen cuidador de imagen y de prensa y que aprenda a escuchar.

Caso aparte es el de José Antonio Aguilar Bodegas. Cada día sus eventos están más concurridos. Maneja mejor la oratoria que sus adversarios. Su discurso tiene contenido. Habla con propiedad en temas como el campo, la salud y las mujeres, entre otros. El deja muy claro lo que hay que hacer para el bienestar de los chiapanecos y dice cómo hacerlo. A pesar de que al principo trataron de frenarlo, ahora está encarrerado. Su ventaja, ya lo hemos dicho, es su conocimiento real de la entidad y del quién es quién en cada comunidad. A ver qué planes tiene en torno a la cultura. Sé que el la ve como una inversión y no como un gasto. Si le preocupa el campo para lograr la autosuficiencia alimentaria, que también incida en el alimento del espíritu: las artes.

Y llego a mi mesa de redacción una nota que me hizo revivir los tiempos de Torquemada. Resulta que el rector, don Eugenio—o alguno de sus ignaros achichincles- se le ocurrió ordenar se quemen libros de la biblioteca de la facultad de ciencias sociales, campus San Cristóbal, entre ellos los clásicos, porque ocupan mucho espacio y nadie los lee. Esto es para Ripley y aunque usted no lo crea así está la situación. Quiero creer que es falso ¿y si es cierto? Resultaría aberrante. Hay miles de estudiantes en la UNACH. ¿Por qué no se lo regalan a quien le interese?

Y otra nota estilo Ripley: Pablo Salazar Mendiguchía hablando de estafa criminal. El ahora candidato independiente, con suficiente lana que pellizco al erario, le hace al defensor de los productores de maíz y frijol que los de Sagarpa timaron. Ya no hay moral, dirían las abuelitas. Que cinismo, diríamos…

Este 13 de mayo a las ocho de la noche se efectuará el debate entre los candidatos a gobernador. Lo trasmitirá el canal 10. Ya veremos  como masca la iguana.

Y ya con esto me despido: Que no se olviden que el que turba su casa, heredará el viento. Sosofrina es la clave. Quiere decir moderación.