A propósito; nos tratan como niños

 

Alfonso Carbonell Chávez

 

 

Ayer 30 de abril en la reflexión de la celebración del “Día del niño”, en los medios de comunicación sobre todo televisivos en que los conductores de programas les da por vestirse de niños y niñas con el clásico de “la escuelita”, vertían sesudos dislates sobre la niñez; en otros de corte un poco más serios y reflexivos, compartían cifras realmente espeluznantes sobre el número de infantes de este país que trabajan  y que alcanzan según el INEGI, 2.6 millones de niños menores de 14 años  principalmente en el campo y servicios y de estos, cerca de 900 mil que no asisten a la escuela. Mientras tanto, los candidatos a la presidencia todos, andan quebrándose la madre cual huérfanos gastando recursos millonarios que bien podrían destinarse a propósitos más nobles cómo y precisamente, programas de alimentación y becas escolares a esos millones de niños muchos en condiciones de calle. Y no hay que ir muy lejos y me refiero a los tuxtlecos en particular, para corroborar y contrastar la cifras con la realidad en cada crucero de la ciudad capital, en donde pequeños niños y niñas se ofrecen para limpiar el cristal del auto, que ofrecer cualquier mercancía o de plano, haciéndole de payasitos.

 

Pero eso pregunto ¿a quién chingados les importa? Así pudimos ver este fin de semana, el arranque de campañas de los candidatos al gobierno del estado que igual que las presidenciales, duelen a los chiapanecos por lo que representan esos gastos ominosos de recursos sobre todo en un estado que como el de Chiapas, lo que nos sobra es pobreza. Tenemos para dar y repartir; ¿o no Manuel? Y nomás hay que hacer el recuento de los daños causados por este gobierno para darnos cuenta, que a los candidatos como al gobierno en (dis)funciones, la niñez les importa un pepino.

 

Y así entonces, el juego de pónganle la cola al burro dio inicio este 29 de abril y para el caso de los candidatos de las coaliciones “Todos por Chiapas” que encabeza Roberto Albores Gleason y la de “Juntos haremos historia” de Rutilio Escandón Cadenas, fueron realmente apoteósicas no sólo por contar con una base militante sobre todo la primera conformada por el PRI y PVEM entre otras siglas, sino por la presencia y espaldarazo que su candidato presidencial el señor José Antonio Meade, con su presencia le dio. Igual Rutilio candidato de Morena y PT, inició campaña y para mostrar su apoyo y pedirles el voto a favor del candidato al gobierno pero de la misma forma a los candidatos al Congreso de la Unión, llegó a la entidad Andrés Manuel López Obrador, lo que hizo convocara a miles de seguidores en Chiapas. En tanto el candidato de “Por Chiapas al frente” de la coalición conformada por el PAN-PRD-MC, José Antonio Aguilar Bodegas, que al igual que Albores tuvo de sede el municipio de Tapachula, bueno se mostró según las imágenes compartidas bastante desangelada, por decir lo menos, ya que la plaza de toros “la mal pagada”, denotó un vacío en sus gradas y lo más triste para él, supongo, que haya sido en su propio terruño.

 

Pero más allá de las plazas llenas y miles de gentes congregadas con o sin acarreo y pago de por medio, la campaña ya de manera abierta tuvo su mejor exposición en la gran carpa de las redes sociales. Y lo que fue evidente en toda esta inicial parafernalia electorera, es la decantación natural de comentaristas ( periodistas y no) que dejaron ver, insisto vía las redes, quién o quiénes candidatos por supuesto, mostraron su complacencia con la presencia física de un titipuchal de informadores y con ello decía, se decantaron los análisis sesudos cual conductoras de “Hoy o Venga la alegría”, perfilando a ganadores y muchos ya saltando de felicidad porque, ya ve lo que dicen; que el amor como el dinero no se pueden esconder. Le apuestan así a su proyecto y no precisamente político, sino a su proyecto de vida. A su futuro. ¡Ya me vi!

 

Así estos y todos, tratan a los ciudadanos y potenciales  electores peor que a niños y creen, que a través de su crítica mordaz o guerra sucia abierta y declarada, serán suficientes argumentos para hacer que los chiapanecos voten o no a favor de tal o cual candidato. Lo peor, si lo hubiera, es que los políticos saben y lo saben bien, que comprarle el voto a un ciudadano es como quitarle un dulce a un niño. Me cae. Así pues; nos tratan como a niños. Me queda claro.

 

Ya de salida (#3de3)

 

1.- Roberto Albores Gleason, candidato de “Todos por Chiapas”, arrancó campaña en Tapachula en los primeros minutos del domingo 29 de abril mostrando músculo en los diferentes eventos programados. La presencia de José Antonio, el no priista, pero de apellido Meade candidato presidencial, sin duda hizo que la convocatoria fuera más robusta. Y no es que Mit sea garantía de nada, digo si consideramos que anda en un lejano tercer lugar en las encuestas, en dónde el Peje de Macuspana López Obrador, encabeza todas con un porcentaje casi cercano al 50 por ciento en la preferencia de voto. Pero sí, por ser el candidato del presidente Peña Nieto y el PRI-Gobierno, era de esperarse que contara para su logística y organización con todo el aparato y los recursos del gobierno de Chiapas. Es más y aunque a regañadientes según cuentan las crónicas, contó hasta con la presencia del devaluado gobernador Velasco. Así pus sí…// 2.- Por su parte Rutilio Escandón Cadenas, si no es por Andrés Manuel, me cae que no convoca a nadie. Cierto la presencia y proyecto de Amlovich, sin duda resulta primordial para el proyecto local, pero el insistente cuestionamiento sobre la inclusión de personajes ligados al gobernador, se evidencia, le están restando simpatías pero más grave aún, credibilidad y confianza sobre lo que pretende AMLOdipino para Chiapas. Insisto, con ciertos personajes que no voy a nombrar pero que los están viendo, no bastará que los inconformes arenguen; AMLO sí Rutilio no. En una de esas, hasta pierde en Chiapas la gubernatura y la presidencia…// 3.- Sobre José Antonio Aguilar Bodegas, pareciera que sigue en modo avión, porque el acto de inicio de campaña del que señalé me pareció desangelado, no fue la mejor carta de presentación para un viejo lobo de mar que ha navegado por décadas, las turbias aguas político electorales. No sé, y la verdad no es de mi interés saber, quién o quiénes le manejan la campaña; es más ni de medios. Lo que sí logró traslucir, es una pésima organización como una tímida convocatoria en este que debió ser, por definición, el evento más importante solo comparable o superable por el cierre mismo de campaña. En fin. Pero si esa va a ser la tónica y esencia de su campaña, bien valdría la pena que Jósean, redefiniera las estrategias e incluso de ser necesario, reconsidere su equipo de campaña. Cierto que, a diferencia de los otros dos candidatos, Pepe Toño el no priista pero el local, no contó con el respaldo y presencia de su candidato presidencial Ricardo Anaya. Así pues, faltó que Ricardo acompañara con su guitarrita al niño Yawui. Je…// ¡Me queda claro! Salu2.

Miembro de la Asociación de Columnistas Chiapanecos, A.C.