26 ABRIL 2018

 Leonel Durante López

 

 

*De los aspirantes a suceder a Velasco, quien le pone el “cascabel al gato”

*Cómo deja el estado Manuel Velasco

*Pablo Salazar inventor del Frankenstein chiapaneco

 

El domingo 30 de abril arrancan las campañas los aspirantes a la gubernatura de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas por la coalición “Juntos Haremos Historia” MORENA, PT, PES; José Antonio Aguilar Bodegas por “Chiapas al Frente” PAN, PRD y MC y Roberto Albores Gleason, por la alianza “Todos por Chiapas” PRI, PVEM y Nueva Alianza y podría haber un cuarto en disputa, Enoc Hernández Cruz, si las autoridades electorales lo dejan ir solo con la franquicia de su propiedad Todos Podemos Mover a Chiapas.

Lo interesante aquí no son los candidatos, sino que propuestas puedan ofertar a los chiapanecos, para ganarse el voto, no se trata de recibir ni dinero ni despensas u otras dádivas como acostumbran en cada proceso electoral que se lleva a cabo, pues algunos sus propuestas son engañosas pues ya en el poder se olvidan de lo que prometieron.

Creo que hoy la sociedad chiapaneca es más exigente, no se conformará con palabrerías, discursos vanos o choros muy a su manera para tratar de envolver al electorado como lo acostumbran los políticos de poca valía, como son los últimos tres que nos han gobernado, que tienen a Chiapas y a su pueblo sumido en la miseria, el olvido, el abandono, marginación con grandes rezagos en educación y del menor índice de desarrollo humano, el peor del país.

Creo sin temor a equivocarme que los chiapanecos le pedirán a los candidatos, que quien llegue al poder no robe, no mienta y trabaje para enderezar el rumbo del estado, pues hasta ahora como sus gobernantes han dirigido la nave sin rumbo fijo, pero eso si desfalcar las arcas del estado.

Pero además, una cosa muy importante, los chiapanecos estamos pidiendo justicia, sí que se lleve a juicio y luego a la cárcel al que administró mal las riquezas del estado y que por su avaricia y ambición de saquear al estado, lo dejó sumido en la peor crisis de la historia, por la que hoy los chiapanecos sufrimos las consecuencias de vivir una parálisis económica que lo resiente todos los hogares de esta entidad.

Manuel Velasco Coello no tiene comparación, ni perdón de Dios, el más corrupto, el más inmoral, el más desaseado, el más miserable y el más ladrón, por lo que no tiene derecho a llamarlo gobernador, por lo que la pregunta es para los tres a suceder al peor gobernador que ha tenido Chiapas, que si entre sus propuestas es investigarlo y de encontrar motivos, será llevado a la cárcel y expropiarle todos los bienes robados al estado y a los chiapanecos.

El que haga esa propuesta, seguro que gana la gubernatura, pues yo como el resto de los chiapanecos tenemos sed de justicia y esa la dará quien mejor educación, preparación, ética y honorabilidad tenga, de los contrarios, seguiremos viviendo en el limbo y cada vez más alejado del paraíso, ese que solo alcanzan nuestros políticos que hoy andan en campaña en pos de un cargo de elección popular para seguir viviendo como mirreyes.

De entre los aspirantes al gobierno de Chiapas, habrá alguno con los suficientes tamaños que logre ponerle el “cascabel al gato”, esperemos que así sea.

Hasta ahora el único que ha logrado ponerle el “cascabel al gato” es el actual diputado federal por MORENA, Guillermo Rafael Santiago Rodríguez, pues luego de la gira por el interior del estado denominada “La Gran Robadera”, inició en el Congreso de la Unión un proceso de “juicio político” contra Manuel Velasco Coello, por la “gran robadera” de este gobierno, corrupción, excesos de poder e impunidad y exigió resarcir los daños al pueblo de Chiapas por el robo de recursos públicos.

 

“No les voy a fallar” prometió el güero y fue un fiasco

 

Todos los indicadores económicos en Chiapas han empeorado, con solo un logro a favor de este salteador de “cuello blanco”, que es en productividad, pero lamentablemente apenas ni se nota, pero en cuestión de crecimiento econo0mico, generación de empleos, informalidad laboral, en todos estos empeoró desde el inicio de la fallida administración de Velasco Coello.

Gracias a la administración del güero Velasco, el estado decreció, es decir no creció, se encuentra estancado, rezagados en todos los rubros, con decrecimiento de 0.2 por ciento, lo que repercute en un una peor calidad de vida para los chiapanecos, es decir con el menor índice de desarrollo humano, el más bajo a nivel nacional.

El porcentaje de pobreza en Chiapas es de pasó de 67.8 por ciento de la población –pobreza laboral-, al inicio de la actual administración y la fastidia Manuel Velasco con el 71.3 por ciento, con lo que se encienden los focos rojos, porque los ingresos provenientes del trabajo, no alcanzan para abastecer la canasta básica.

Prometer  no empobrece y eso fue lo que hizo Manuel Velasco, darle la vuelta a sus promesas y en su discurso de toma de protesta dijo “vamos por un Chiapas exitoso, competitivo, de calidad y con visión de futuro y buscaremos atraer las mejores inversiones para generar mayor desarrollo económico y crear más empleo, pero nada de eso cumplió.

Otras de sus mentiras fue la primera medida anunciada de reducir su salario y el de los secretarios de gobierno del estado en un 50%, un plan de austeridad, que dieron al traste con el derroche en su imagen con dineros de un gobierno millonario para mantenerse activo en la cultura del spot y su reforma administrativa fallida.

Asimismo el gober de telenovela se comprometió a impulsar el potencial agrícola y forestal de Chiapas, así como el ecoturismo, turismo alternativo y de negocios y prometió sumar todo nuestro esfuerzo, para que el Programa Nacional de Infraestructura, salga adelante aquí en el Estado de Chiapas.

Aun recordamos el saludo del remedo de Peña Nieto cuando en una parte de su discurso saludo al depredador de Chiapas: “mi amigo y compadre, el “Licenciado Juan José Sabines Guerrero”.

Y fue más allá, para quien lo dejó en el cargo, “mi reconocimiento a su trabajo, a su esfuerzo y a su dedicación, puestos al servicio de nuestro Estado. Su labor social, política y de infraestructura ha fortalecido el desarrollo de Chiapas y de los chiapanecos. Su obra es un legado humanista para todas las generaciones del mañana.

Y a quienes no votaron por mí, les pido que me den la oportunidad, de ganarme su confianza, con trabajo estos seis años. A todas y todos  les digo, QUE NO LES VOY A FALLAR…

Pues bueno, el resto de la historia ya la saben, el güero hizo hasta lo imposible de imponer candidatos a modos, amigos, funcionarios para cuidarle la espalda, ojala que el ganador de la contienda, sea el que los chiapanecos queremos, que nos haga justicia.

Con información de Valeria Moy, directora general de México ¿Cómo Vamos?, en el tema Semáforos Electorales estatales

 

Con Pablo Salazar la historia se repite, en el pecado llevará la penitencia

 

Pablo Salazar quien hoy busca con desesperación volver a la política nacional a través de una curul en el Senado de la República, muchos no lo saben pero fue el inventor del Frankenstein chiapaneco Manuel Velasco Coello, y también fue el creador de su propio verdugo Juan Sabines Guerrero.

Es decir, se puede decir que Pablo el de soloyó es el culpable de todos los males que nos aquejan a los chiapanecos, pues fue este que a solicitud del abuelo Manuel Velasco Suárez, ex gobernador de Chiapas 1970 a 1976, recordado por ser el responsable de devastar la Selva Lacandona al negociar cientos de miles de pies cúbicos de caoba, cedro blanco y rojo, fresno, encino, roble blanco y rojo, abedul, nogal, sauce y otras maderas finas que fueron a parar a Europa durante su administración, lo llevó al estrellato.

De esta forma, se puede decir que Pablo Salazar, vio con buenos ojos al junior que le dio la oportunidad de posicionar a Manuelito y a los ecologistas por encima del PRI. Plan con mañana, pues sabemos que Pablo es muy mañoso.

Consciente de su poder y astucia, Pablo mandó el mensaje que su elegido era Juan Sabines Guerrero, pero en marzo del 2006 se hizo muy evidente la candidatura de Aguilar Bodegas, Sabines Guerrero mostró obediencia a los oscuros deseos de Salazar Mendiguchía y renunció al PRI para ser impuesto como candidato de una coalición formada por el PRD, el Partido del Trabajo (PT) y Convergencia.

Así fue como Salazar y sus incondicionales sometieron a sus rivales y pusieron al servicio de Sabines Guerrero a serviles operadores, volcaron el aparato público en su campaña y lo hicieron el nuevo gobernador.

Pablo Salazar, lleno de intereses pretendió ser el poder tras el trono, con Sabines Guerrero, dejándole casi medio gabinete incrustado en el gobierno, con lo que pudo cerrarle el camino a José Antonio Aguilar Bodegas.

Pero como dice la canción “que bonita es la venganza cuando Dios no la concede, yo sabía que en la revancha te tenía que hacer perder”, y así fue pues Pablo Salazar nunca imaginó que una vez en el poder, Juan Sabines y sus compinches lo meterían al “fresco bote”.

Hoy Pablo vuelve a las andadas, pretende ser senador, pero con lo caprichoso que es su invento, seguramente lo hará perder, pues no hay que olvidar que Manuelito se quiere sacar la espina con el amigo de toda la vida, al no poderlo hacer gobernador, ya de perdida y como premio de consolación una senaduría para Eduardo Ramírez.

 

Del Montón

 

Eduardo Ramírez Aguilar, candidato al Senado, aseguró que el crecimiento de Andrés Manuel López Obrador es irreversible, por lo que dijo estar seguro que será el próximo presidente de México. Coincido con el ex Jaguar Negro, sin embargo, no estoy seguro que Ratilio Escandón se alce con la victoria toda vez que es un mal candidato, que no levanta en las encuestas ni con globos, por lo que deberían pensar en un sustituto porque en lugar de sumar votos a favor de AMLO, este por su desprestigio y corrupción le restara sufragios. * * * Eso es todos por hoy, hasta el próximo lunes primero Dios con más de lo mismo.

leoneldurante@gmail.com

http://diariotribunachiapas.com.mx/