Ah, qué, Doña Mariana Gómez del Campo

Francisco Gómez Maza

 

 

*Felipe Calderón en la cabecita de la senadora

*El Comandante Chávez, su fantasma favorito

 

¿Usted extraña a Felipe Calderón? ¿De veras lo extraña? Si mal no recuerdo, Felipe Calderón le “ganó” la presidencia por medio voto, al “López”, y “aiga sido como aiga sido”, gobernó la hacienda nacional como un gran negocio que quisiera perpetuar su mujer, la prima de la declarante, Margarita Zavala Gómez del Campo.

Es posible que crea usted que López Obrador tenga el manual del comandante Chávez. Pero, de verdad, ¿extraña a Calderón? La verdad es que yo no lo extraño. Es más no sé ya ni quién es. Doña Mariana Gómez del Campo ha perdido la brújula, al afirmar que los ciudadanos extrañan a Calderón: (que) “Obrador” (se refiere a Andrés Manuel López Obrador, candidato a la presidencia de la república, que encabeza con creces las encuestas de preferencia electoral) tiene un manual con muchas de las acciones que emprendió Chávez. (Pareciera que se refiere al comandante Hugo Chávez, que encabezó la batalla por el socialismo en Venezuela.

Ah qué doña Mariana. Qué le queda más que decir mentiras, pues es miembro de la familia de la pareja que desgració a este país particularmente con la declaración de guerra contra las poderosas bandas de la delincuencia organizada. Decisión que provocó destrucción y muerte de por lo menos unos cien mil mexicanos, muchos de los cuales ni la debían ni la temían. Fueron asesinados sólo por estar en el lugar y la hora equivocados, Muchos quedaron huérfanos de padre, de madre, de hijos, de hermanos porque Calderón así lo dispuso. Son muy escasos, señora Mariana, los que extrañan al sátrapa de su pariente. Y quienes lo extrañan son de la misma ralea de aquél.

Respecto del manual chavista de “Obrador”, la senadora aprendió bien el rollo. Pero ya nadie lo cree. Ya pasó de moda. Ya estamos en otro cuento, que “Obrador” ya transó con Peña Nieto (eso dicen los propios panistas) porque Peña Nieto no quiere al chamaco de Querétaro en la Silla que dejará vacía el próximo primero de diciembre. López, como le llaman sus enemigos, le garantiza al actual presidente amnistía y no lo perseguirá ni aunque se haya robado todo el Erario.

Pero bueno. Esperemos lo que dicen los intelectuales por cuales a los pobres mortales. Tenían mucha importancia e influencia en la casa dictatorial de Don Porfirio. Y doña Mariana puede, está en absoluta libertad, de pensar y de inventar lo que quiera.

Ojo: Gómez del Campo es senadora por el Partido Acción Nacional, un partido fundado por uno de los Siete Sabios mexicanos, que se fue llenando de meones de agua bendita como los calificó su propio fundador, Don Manuel Gómez Morín, y que ahora le hace el juego al PRI, al que ya nadie quiere en la presidencia de la república.  Ella es de los mexican citizens que mueren de miedo cuando alguien menciona el nombre de Andrés Manuel López Obrador.

Calderón ya es historia, un capítulo muy negro de esta triste historia mexicana. No es culpa nuestra que viva aún en el corazón de su pariente, doña Mariana, pero de ello a que los mexicanos lo extrañemos hay una enorme distancia. Es más. No sólo no lo extrañamos, sino que quisiéramos verlo en París por toda la Eternidad. Pero su mujer insiste en que tiene el favor del electorado. Lo cierto es que sus momios son paupérrimos. Fue autorizada por el INE, aunque también hizo los mismos chanchullos que el Bronco y el Jaguar para obtener el porcentaje suficiente de firmas, para restarle votos a su ex correligionario, el acusado de lavado de dinero y beneficiar al “chavista!”.

analisisafondo@gmail.com