Garantiza AMLO derechos de propiedad y no hacer expropiaciones

 

Acapulco, Gro., 09 MAR.-Trasladar al Poder Judicial las acciones de combate a la corrupción y conformar una nueva Suprema Corte de Justicia en los tres primeros años del próximo gobierno, planteó Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial por la coalición Juntos Haremos Historia. Al hablar en la 81 Convención bancaria, afirmó estar “totalmente de acuerdo” con la inversión extranjera en el sistema financiero y sostuvo que no es de la idea de “confiscar bienes, llevar a cabo expropiaciones o nacionalizaciones”.

El tercero de los candidatos de coaliciones electorales que se presentó en el foro bancario, López Obrador advirtió que no frenará el descontento popular en caso de un fraude en la elección presidencial del 1 de julio.

“Después del 1 de julio yo me voy a Palacio Nacional o a Palenque, Chiapas. Si se atreven a un fraude me voy también a Palenque y a ver quién va a amarrar el tigre. Quien suelte el tigre que lo amarre. Yo no voy a estar deteniendo a la gente luego de un fraude electoral. Así de claro”, aseguró López Obrador. “Por eso deseo con toda mi alma que las elecciones sean libres y limpias y que el pueblo decida. Yo estoy bien y de buenas, tengo mucho tiempo en primer lugar, con 15 puntos arriba en las encuestas. Falta poco y me va a dar mucho gusto trabajar con los bancos”, dijo en la segunda ocasión que se presenta como candidato presidencial en una convención bancaria, luego que lo hizo hace seis años.

Los temas planteados por los banqueros a López Obrador, y que fueron conocidos por el candidato presidencial desde antes de su presentación hoy, estuvieron relacionados con el respeto a la autonomía de instituciones como el Banco de México, el Poder Judicial y otros órganos autónomos, la garantía a los derechos de propiedad, la construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, cuya cancelación ha planteado el político tabasqueño, o la aplicación de la reforma educativa y energética aprobadas en este sexenio.

En su intervención inicial, López Obrador dijo que en un eventual gobierno suyo “no vamos a afectar a la banca en nada” y, en cambio, planteó ampliar los servicios bancarios a alrededor de mil municipios que, dijo, no los tienen. Ofreció también respetar la autonomía del Banco de México y, “de manera muy específica”, declaró que es partidario de mantener los equilibrios macroeconómicos.

El combate a la corrupción fue el eje de su discurso inicial. Aquí planteó que en el mediano plazo el combate a la corrupción pase a formar parte del Poder Judicial y no tenga nada que ver con el Ejecutivo. “Pero necesitamos también, respetando la autonomía del Poder Judicial, sugerir, recomendar, que también este poder se limpie de corrupción. El Presidente de la República tiene la facultad de proponer las ternas para los ministros de la Corte”, añadió.

Sobre este punto, dijo que con el procedimiento de proponer ternas, “si se escogen bien a los que van a participar como ministros, vamos a tener una nueva corte de justicia en los tres primeros años y eso va a ayudar a que se limpie” la corrupción.

El periodista Leonardo Curzio, moderador entre el público y el candidato, preguntó cómo hacer compatible la garantía de certeza jurídica y la cancelación del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, donde ya se han comprometido contratos e inversiones.

López Obrador respondió: “Si se llega a un arreglo con los contratistas, en vez de hacer el volumen de obra que ahora se hace en Texcoco, hacer el mismo volumen en Santa Lucía. Para eso es la política, para eso se inventó, para buscar acuerdos sin violar el marco legal”. Y lo mismo planteó para los contratos derivados de la apertura al capital privado del sector energético: “si están bien hechos, en beneficio de la nación, adelante”.

Fue interrogado respecto del régimen de propiedad de la banca en México, donde más de tres cuartas partes del capital es de firmas extranjeras.

“Estoy totalmente de acuerdo con la forma de propiedad, extranjeros y nacionales, en la banca. Se va a apoyar a la banca, no vamos a confiscar bienes, no se van a llevar a cabo expropiaciones ni nacionalizaciones”.

Sobre la reforma educativa impulsada en este gobierno, y a la que se opone una parte del magisterio, López Obrador dijo que se va a poner de acuerdo con los maestros. “Tenemos que buscar el acuerdo, no pelearnos, no está el horno para bollos. Necesitamos una regeneración de la vida pública y para eso se necesita la unidad de todas las clases sociales”.

López Obrador fue el tercero de los tres candidatos postulados por coaliciones que se presentó en la Convención bancaria, después de José Antonio Meade (PRI, Verde y Panal) y Ricardo Anaya (PAN, PRD y MC).

Ni de lejos el entusiasmo que mostraron con Meade, pero tampoco el poco entusiasmo con que recibieron a Anaya, a juzgar por los aplausos en la sala. Pero sí un auditorio lleno a tope para escuchar a López Obrador.

El candidato presidencial provocó risas y aplausos de los convencionistas cuando expresó: “si me dicen ‘resume, tu que no hablas de corrido, pero dime rápido cuál es tu propuesta’, la respuesta es acabar con la corrupción”.

Y la otra ronda de aplausos cuando habló de que buscará al presidente Enrique Peña Nieto para hacerle un planteamiento sobre el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México:

“Estamos trabajando para ver al presidente Enrique Peña Nieto al día siguiente de la elección, bueno, al día siguiente no porque vamos a estar desvelados, a los tres días, para hacerle un planteamiento y ponernos de acuerdo”.

Cerró su intervención con un llamado a la banca para avanzar en la inclusión financiera.

“Termino mi intervención haciéndoles una propuesta concreta: les digo que no vamos a afectar a la banca en nada, que tengan confianza, que se requiere de una banca fuerte en el país. Mi propuesta especifica es que se amplíe el servicio bancario al país”.

Noticias/Diario Tribuna Chiapas/2018