Gobierno no cumple acuerdos y encarcela a quienes realizan protesta social

Rodolfo Flores

 

Tuxtla Gutiérrez, Chis., 26 FEB.-Límbano Domínguez Alegría quien ha fungido como vocero del Movimiento de las y los Trabajadores de Salud del Hospital de la Mujer, lamentó que tanto el gobierno del estado como la Secretaría de Salud, se dediquen a encarcelar a quienes buscan mejores condiciones laborales y bienestar para la ciudadanía.

Ante los medios de comunicación, recordó que tras participar en el movimiento y huelga de hambre de las enfermeras chiapanecas para lograr acuerdos que coadyuvarían al abasto de medicamentos y pagos de prestaciones a los trabajadores del sector salud, fue objeto de hostigamiento y persecusión junto a otros compañeros.

Por lo que recordó: “Estuve preso 37 días en el Penal El Amate, a pesar de eso les puedo decir que me encuentro sin ningún problema legal en lo que corresponde a mi persona. Hoy más que nunca les puedo decir que estoy listo para seguir luchando en beneficio del sector salud”.

En éste sentido señaló el actuar del secretario de salud en el estado Francisco Ortega Farrera, así como de las autoridades estatales, quienes están amedrentando a los trabajadores de la SS que se atreven a levantar la voz, como actualmente ocurre en el municipio de Palenque y en todos los municipios del estado”.

“Tenemos compañeros amenazados, hostigados. Hay compañeras que tienen aún órdenes de aprehensión, el conflicto que se presentó desde el 2017 hace que nos mantengan fuera de toda lucha en beneficio de nuestros compañeros, son órdenes del secretario de salud y del líder el Sindicato de la Sección 50”, remarcó.

En cuanto a la lucha de las enfermeras dio a conocer que fue larga y dolorosa, sin embargo el gobierno únicamente otorgó medidas paliativas, pues no se cumplió a cabalidad con los acuerdos firmados.

“Estaría bien que el mismo secretario de salud respondiera si cumplió con los acuerdos que se pactaron, nosotros hicimos nuestra parte, pero será la población quien debe exigir lo que por derechos le corresponde”, agregó.

Domínguez Alegría reconoció que a pesar de que no sufrió violencia física ni sicológica, nadie está preparado para ser privado de su libertad.

Por lo que dijo, están a la espera de que el gobierno cumpla con los compromisos contraídos y firmados con los trabajadores del sector, y seguirán con la exigencia de los pagos de las prestaciones que por ley les corresponden. (Agencia ReporteCiudadano)

Noticias/Diario Tribuna Chiapas/2018