18 FEBRERO 2018

Leonel Durante López

 

 

*El pejelargato aliado de la oligarquía chiapaneca

*Horacio Culebro Borrayas la diferencia

*El peor alcalde de Tapachula busca inmunidad

 

El abogado y activista político Horacio Culebro Borrayas es hasta este día el único aspirante al gobierno de Chiapas que marca la diferencia entre los demás que fueron impuestos por el gobernador Manuel Velasco Coello, no para beneficiar a los chiapanecos que luego de tres sexenios de saqueos, corrupción e impunidad, busca ante todo impunidad, mientras los alfiles de este depredador –cualquiera de ellos- buscarán continuar robando al estado y por ende sumiendo en la pobreza y marginación al pueblo chiapaneco.

La mayoría de los chiapanecos pensábamos que la opción para sacar del atraso y la marginación que se agravó en los gobiernos de Pablo Salazar Mendiguchía, Juan Sabines Guerrero y el peor de todos, Manuel Velasco Coello, hoy un multimillonario empresario que en cinco años empobreció más al pueblo, sería el mesías del sureste, Andrés Manuel López Obrador haría lo conducente para buscar el alivio de casi cinco millones de Chiapanecos y nombrar un candidato –no un verdugo-, con los atributos para sacar del atolladero en que nos han metido esos malos gobernantes.

Pero ¡oh gran decepción! El pejelagarto solo tuvo ojos para su familia, solo tuvo ojos para sus intereses políticos y económicos, pues ya las transas salieron a relucir con la venta a la familia Velasco Coello la candidatura de MORENA para uno de sus allegados, Rutilio Escandón Cadenas, un tipo obtuso,  fantoche, oportunista, que no entiende de política solo de turbios negocios y las leyes solo las utiliza para su conveniencia, que de ganar las elecciones, ojalá y  no será nuestro nuevo verdugo.

Ahora sí que el peje no nos tuvo lastima y con todo el sufrimiento por casi 18 años, podría ser el responsable de administrarnos una nueva dosis de escases, miseria, carencias y otras fatalidades, otros seis de más de lo mismo, que para ser cierto ya estamos hasta la madre de tanta corrupción, ese cáncer que tanto pregona en sus discursos a  nivel nacional el señor López, que por convenir así a sus intereses se alió en Chiapas a la mafia del poder y corrupción, una pequeña oligarquía representada en Chiapas por Juan Sabines Guerrero y Manuel Velasco Coello.

Pero aquí estamos todos jodidos porque para donde uno mire está el estigma de la corrupción y los malos gobiernos; por un lado tenemos a un PRI disminuido, otrora aliado de los corruptos verdes, con Roberto Albores Gleason, que encabeza a pequeño grupo de priistas disminuidos, con pocas esperanzas de ganar la elección.

Manuel Velasco también pretende imponer en la coalición Frente Por Chiapas (PAN, PRD y MC), a María Elena Orantes López (a) la venena Orantes, amante del dinero, capaz de vender su alma al diablo para llevarse a su cuenta bancaria más millones de los que reparte el gobierno para sus campañas, la gubernatura pasa a segundo término, y aunque toda su vida a vivido a expensas del pueblo, esta nada ha hecho por él, todo lo contrario los utiliza en cada elección en donde se ha vista saltar de partido en partido tras un curul para vivir como siempre, sin trabajar.

Esa es nuestra triste realidad con los candidatos del güero balín no hay futuro para Chiapas, seguiremos en el estancamiento y peor si alguna de sus lacras amistades se les concede ser candidatos como a Fernando Castellanos Cal y Mayor (FERCACA), el indignado Sanjaguar Eduardo Ramírez Aguilar, quien se encuentra perdido entre sus artimañas, se logran colar como candidatos. Cosas peores se verán dijo el de junto.

Horacio Culebro no será tapadera del güero, amenaza con enjuiciarlo

El pasado 31 de enero el abogado Horacio Culebro Borrayas aspirante a una candidatura independiente al gobierno de Chiapas le informó que el Tribunal Electoral del estado de Chiapas bajo resolución unánime, ordenó al Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC), su inscripción como candidato independiente a gobernador del estado para las elecciones del 1 de julio próximo.

Horacio Culebro Borrayas además de lo anterior ha enfrentado una serie de vaivenes que han repercutido en sus actividades como un luchador social solvente, en el ámbito familiar y político, se ha enfrentado a la andanada de delitos prefabricados por parte de los gobiernos de Juan Sabines Guerrero y Manuel Velasco Coello, por denunciar actos de corrupción y saqueo de recursos públicos y por sus nexos con el narcotráfico, entre otros, por lo que ha sido encarcelado, acusado de asesinato, inhabilitar su radio y otras pequeñas empresas, es objeto de espionaje y además a su hijo lo mantienen encarcelado.

Culebro Borrayas es el único chiapaneco que ha tenido los tamaños de enfrentar a los caciques del pueblo, Juan Sabines y Manuel Velasco, responsables en gran medida de la pobreza extrema que vivimos los chiapanecos en este siglo XXI, quienes lejos de ser castigados y encarcelados por sus actos de corrupción e impunidad han sido recompensados, el primero con el consulado de México en Estados Unidos y el segundo permitirle seguir robando los recursos del pueblo.

A estos delincuentes de “cuello blanco” Horacio Culebro los ha denunciado, por ejemplo a Sabines  reveló que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) presentó un informe con presuntas irregularidades financieras en el gobierno de Juan Sabines (2006-2012), que ascienden a 40 mil millones de pesos.

Además interpuso ante las oficinas de la Fiscalía de Servidores Públicos de la PGR en la Ciudad de México una querella contra el ex gobernador perredista y 50 de sus ex colaboradores, a quienes se les responsabiliza del endeudamiento “y desfalco de 40 mil millones de pesos”.

También Horacio Culebro ha denunciado a Manuel Velasco por desvío de recursos públicos; además osó denunciar al Fiscal General del Estado, Raciel López Salazar, Eduardo Ramírez Aguilar y Roberto Rubio por sus nexos con el crimen organizado, su relación cercana con el Tío Gil, con Edgar Veytia y el Chapo Guzmán.

Verbigracia, para el abogado Borrayas es que como aspirante a la gubernatura del estado ha presentado proyecto político y de gobierno, además de José Antonio Aguilar Bodegas, el resto de los aspirantes solo queda demostrado en su discurso lo que siempre han dicho que “quieren” y “aman” a Chiapas, pero chingar.

Asimismo Horacio Culebro además de su lucha social por que se haga justicia a los chiapanecos, ha sido diputado local, pero lo que ha trascendido en sus últimos discursos, amén de desenmascarar a los políticos ladrones incrustados en el gabinete de Velasco Coello, advierte que de llegar al gobierno que: “Lucharé y decretaré la extinción de los partidos políticos y le expropiaré todos los bienes a los ex gobernadores Roberto Albores Guillén, Pablo Salazar Mendiguchía y Juan Sabines Guerrero, así como a Manuel Velasco Coello y a políticos que han vivido como parásitos del erario público.

“Si llegó al poder “no habrá ni perdón ni olvido para la mafia chiapaneca” que lidera Sabines Guerrero”, consecuentando por el güero  Velasco”.

Eso es lo que se le aplaude al activista político, el valor que ninguno de sus contendientes ha tenido, y es la diferencia que marca a este y a los del montón, cómplices del güero Velasco para no llevarlo a juicio y seguir depredando la economía de Chiapas.

Del Toro, lleva todas las de perder la diputación federal

 

El acalde priista de Tapachula, Neftalí del Toro Guzmán, como político mediocre e incapaz se mareó de poder luego de perder las elecciones del 2015, sin embargo fue ayudado en la mesa por su amigo Manuel Velasco y Eduardo Ramirez.

De ahí se volvió intolerante, déspota, prepotente y soberbio, pues siendo amigo del ex Fiscal de Nayarit, Edgar Veytia, preso en Estado Unidos por narco, entonces Neftalí se volvió más insoportable, pues sentía la protección por el narcotraficante.

Por ello, los excesos de poder, quien no solo no se dedicó a desgobernar sino a llenar su colchón de dinero público desviados del ayuntamiento, que hoy gracias a ese saqueo, ya pudo comprar la candidatura para una diputación federal, y con ello, comprar inmunidad.

Pero con todo y eso, del Toro nadie le quita ser uno de los peores presidentes municipales que haya tenido Tapachula,  después del panista Emanuel Nivón González.

Para igualarlo necesita el Toro ir a la cárcel, sin embargo, aunque este haya comprado y negociado la entrega de su cuenta pública, ante el auditor superior del Órgano de Fiscalización del Congreso local, Alejandro Culebro Galván, sin embargo, no esta tan limpio como otros alcaldes, porque la lista de los 25 es mayor, solo que esta institución los está protegiendo, gracias al contubernio con el propio congreso.

De tal suerte, Neftalí del Toro no deja ser uno de los peores presidentes municipales que ha tenido Tapachula, imberbe que llegó a la alcaldía por sus nexos políticos con la mafia del poder.

Por ello, hoy del Toro busca ser diputado y pero ya no tendrá la misma suerte que la elección pasada, pues hoy el PRI y el verde están divorciados, por lo que se augura que pierda y posiblemente el próximo alcalde lo investigue por los desvíos de recursos públicos.

En este momento ni los priistas ni los verdes gozan de simpatía ciudades por lo que la diputación federal cada día se vuelve más inalcanzable para el toro, por lo que tendrá que echar mano del dinero desviado, si es que quiere al menos hacer un papel decoroso en las elecciones del 1 de julio próximo.

Del Montón

El divorcio entre el PRI y PVEM, de alto riesgo, no para el estado afortunadamente, sino para Manuelito Velasco, queda desamparado y aunque se escude en las faldas de MORENA, por lo que cada día lo acercan más a la cárcel. El pleito por la supuesta dignidad del otrora ex dirigente de los verdes en Chiapas, hacen que el gobierno ficticio de los verdes desaparezcan en la nada. Se dice que el PRI y a su candidato al gobierno de Chiapas, Roberto Albores Gleason, se han quedado solo; el PVEM, Podemos Mover a Chiapas y Chiapas Unido dijeron “más vale correr que decir adiós” y piden al IEPC  retirar sus respectivos registros de la coalición ‘Todos por Chiapas. Aquí la pregunta es quienes se quedaron solo, pues no hay que olvidar que donde manda capitán no gobierna marinero y si Manuelito fue gobernador de Chiapas, fue porque así lo decidió Enrique Peña Nieto, y sea lo que sea, hoy por hoy en México seguimos viviendo una “dictadura perfecta”. * * * Eso es todo por hoy, hasta mañana con más de lo mismo.

leoneldurante@gmail.com

http://diariotribunachiapas.com.mx/