13 FEBRERO 2018

Leonel Durante López

 

*Mano negra contra Cheque Orduña

*Rutilio quiere lavar su pésima imagen

*Investigan a funcionarios por su relación con el crimen

El “famoso Cheque”, como le llaman sus detractores, no es ironía, realmente en este momento Ezequiel Saúl Orduña Morga, el mismo que viste y calza se encuentra en primerísimo lugar de las preferencias electorales para contender en el proceso electoral del 1 de julio próximo por la presidencia municipal de Tapachula.

Eso no lo ignoran el resto de los suspirantes por la “silla china”, por lo que se han dado a la tarea de “ponerle piedritas en el camino” a la alcaldía tapachulteca a él gran Cheque Orduña.

El interesado en desprestigiar la limpia trayectoria del político tapachulteco, popular y muy querido por los pobladores del municipio fronterizo, pues recuerdan su buen desempeño como presidente municipal en el trienio 2008-2010, es el actual diputado federal Enrique Zamora Morlet, por el partido más corrupto de México, el PVEM, un junior que ha vivido a la sombra de su padre del mismo nombre.

Juntos ambicionan que el parasito diputado federal sea el próximo presidente municipal de Tapachula, para que el padre pueda gobernar a través de su hijo, una ambición no de hoy, sino un anhelo que tuvo también con su hermano Adolfo, quien en dos ocasiones contendió por la alcaldía y las dos veces perdió.

Hoy de nuevo renace la ambición de Enrique Zamora padre y envía de nueva cuenta a su junior Quiquito en busca de su nueva aventura, pero al ser este un bueno para nada, impopular e incapaz políticamente han iniciado una “guerra sucia” en contra del famoso Cheque Orduña, a través de redes sociales y orquestada desde la capital del estado Tuxtla Gutiérrez y desde el la presidencia estatal del PVEM, fraguada por el mismo presidente Eduardo Ramírez Aguilar (a) Jaguar Negro y manejada desde Tapachula por incondicionales y mercenarios del periodismo, ya identificados.

Conocidos también como “troles”, iniciaron la campaña negra pregonando que se “giraron órdenes de aprehensión contra Ezequiel Orduña Morga, ex presidente de Ttapachula”, lo cual ya fue desmentido.

Según ellos, los motivos fueron: asociación delictuosa y uso indebido de recursos federal.

La cuestión fue que al conocer éstos engendros del mal el resultado de los sondeos de opinión a favor de Cheque Orduña, la envidia los corroe, pues las preferencias son para el priista y no para el del verde ecologista para volver a ocupar la presidencia municipal de Tapachula.

En este momento se sabe que Ezequiel Orduña Morga podría ser por segunda vez candidato del PRI a la presidencia municipal de Tapachula, y no se encuentra huyendo, ni mucho menos detenido como aseguran sus detractores, se encuentra en la Ciudad de México en pláticas con la dirigencia nacional del PRI, y todo parece indicar que pronto regresará a Tapachula, pero ya como candidato a la presidencia municipal.

En el proceso electoral del 1 de julio próximo el PRI echará toda la carne al asador, es decir pondrá en el ajedrez político lo mejor de sus candidatos, para ir a la segura y recuperar los municipios perdidos por culpa de un pésimo ex dirigente estatal, Roberto Albores Gleason, quien negocio con el verde diputaciones y alcaldías, por ello, Cheque Ordeña es seguro que si es candidato, Tapachula volverá a ser del PRI como en antaño.

Después del niño ahogado tapan el pozo

En donde perdió la humildad aquel niño que ayudaba a su mamá en las ventas que realizan para subsistir económicamente, pues lo paradójico del caso es que fue en el mismo  municipio de Venustiano Carranza en donde Rutilio Escandón Cadenas, candidato al gobierno del Chiapas por la franquicia del Partido Movimiento de Regeneración Nacional MORENA, escenificó el peor acto de su campaña de proselitismo, que raya en la discriminación racial.

La madre de Rutilio le ordenaba a Rutilio sus quehaceres en el negocio de comida, obediente siempre y nunca se supo que este replicara las órdenes que recibía, pues siempre presto a cumplir con sus obligaciones.

En la columna  de Simón Vargas “Discriminación Racial”, que el racismo no es innato, es decir nadie nace siendo racista. Se aprende a serlo mediante el discurso, primero el que recibes de los padres, luego el que lees en los libros de texto, después en la televisión y luego en los discursos públicos, de los políticos, de los periodistas.

Dichas palabras anteriores provienen de uno de los lingüistas más reconocidos en el mundo, el holandés Teun  Van Dijk, quien desde hace 30 años, centro sus investigaciones en determinar cómo las palabras, el leguaje y el discurso promueven la violencia, la discriminación y la desigualdad.

Del tal grado que los niños aprenden los prejuicios raciales desde la niñez mediante la crianza y educación en el hogar y la escuela, prejuicios reforzados por mensajes que les llegan de la televisión, cine, videojuegos, libros, periódicos, etc.

Sin embargo, siento que esto no es para distorsionar la mente de una persona, más creo que es un caso clínico que Rutilio debe ser atendido, pues inmediatamente después que la regó, no es tonto para no darse cuenta pago para simular que no pasa nada, y todo lo que paso en Carranza con la indígena que despreció es parte de la “guerra sucia”, pues para el repunta en las encuestas de entre los que aspiran a gobernar Chiapas.

Posiblemente con el paso del tiempo y en su andar en la función pública le afectó el cerebro, pues para nadie es ajeno los casos de corrupción e impunidad que se dieron en el Tribunal de Justicia del Estado, durante el tiempo que estuvo ahí, hasta que prácticamente fue corrido pues no quería soltar el hueso.

Creo que al igual que al mesías del trópico, Rutilio anda afectado del cerebro, pues lo hecho en el mismo municipio de Carranza en el que trabajaba como empleado de su mamá, le traen malos recuerdos, diría yo, traumas que no ha podido superar, pues hoy este aspirante a gobernar le están fallando las neuronas y eso en política es un mal presentimiento, pues demuestra que no está apto para gobernar, pues es soberbio, incapaz, discriminador, intolerante y un racista en potencia, que mi recomendación es ponerse de manera inmediata en las manos de un psiquiatra.

Los involucrados en actos ilícitos buscan inmunidad

No es la primera vez que funcionarios y presidentes municipales son denunciados por su relación con el crimen organizado.

El activista político y abogado Horacio Culebro Borrayas ha denunciado una y otra vez con nombres y apellidos de los funcionarios que son investigados, sin embargo, a este lo tiran de a loco, y en lugar de aplicarles la ley, siguen tan campantes en sus cargo, protegidos por el gobernador Manuel Velasco Coello.

Además no solo no son investigados, sino están protegidos e son intocables, pero ahora que Horacio Culebro busca una candidatura independiente al gobierno de Chiapas es bloqueado por el mismo gobierno.

A todo aquel que osa darle la firma a Horacio son amenazados con quitarles el apoyo gubernamental de Prospera, por mencionar algunos y entre otros bloqueos.

Horacio Culebro conoce bien a los que en este gobierno desde hace tiempo se relacionan con el crimen organizados, pero no siempre estarán protegidos, porque ahora que la disputa por la gubernatura los verdes y los rojos están de la greña, se anuncia que la PGR ya tiene en su poder los expedientes de los funcionarios narcos.

Allá en Tapachula debe estar temeroso el presidente municipal de Tapachula, a quien no lo han dejado renunciar para saltar a una diputación federal, para adquirir inmunidad por otros tres años.

Se sabe que Neftalí del Toro Guzmán tiene relación con el ex fiscal de Nayarit, Edgar Veytia, detenido en la actualidad en Estado Unidos. Edgar cuando vino a Chiapas fue atendido especialmente por Neftalí del Toro cuando era diputado local del PRI, y luego tras perder la alcaldía de Tapachula, misteriosamente lo hicieron ganar, puesto que ocupa hasta el día de hoy.

Del Montón

Se habla de la existencia de carpetas de investigación llevadas a cabo por el Órgano Superior de Fiscalización (OSF) del Congreso local, contra de 23 ex presidentes municipales, cosa muy sospechosa, porque no son 23 los angelitos cometieron actos de corrupción, sino casi la totalidad de los ex ediles, pero muchos al pagar cantidades millonarias a la Fiscalía del Estado, pues les perdonaron la vida, por lo que este escándalo solo es una cortina de humo creada por los interesados, Manuel Velasco Coello y Raciel López Salazar para desviar la atención de los chiapanecos por los recientes señalamientos a nivel nacional que vincularían al gobierno de Chiapas con el crimen organizado. Sin embargo es casi seguro que Raciel López Salazar, estaría siendo investigado por el gobierno federal por la hipotética protección dada al Z-43 en Chiapas. Esto ya lo habría denunciado como lo dije en un principio por Horacio Culebro, quien no tiene paz al ser un perseguido por el estado. Veremos si existe tal relación entre el Fiscal General de Chiapas con Edgar Veytia. * * * Eso es todo por hoy, hasta mañana con más de lo mismo.

leoneldurante@gmail.com

http://diariotribunachiapas.com.mx/