01 FEBRERO 2018

Leonel Durante López

 

 

*Velasco como el perro de las dos tortas

*Rutilio el candidato de izquierda que cobra con la derecha

*Declinación bajo sospechosismo de Fercaca

El 1 de julio del 2012 Manuel Velasco Coello ganó las elecciones; cinco meses después, el 8 de diciembre de ese mismo año fue ungido como como el gobernador número 169. Velasco obtuvo el triunfo gracias al compadrazgo partidista del PVEM, PRI y Nueva Alianza, regalándole a Enrique Peña Nieto alrededor de un millón 200 mil votos, con los que por cinco años el güero Velasco y Peña mantuvieron una luna de miel que hoy casi al final del sexenio parece haber llegado al rompimiento total.

La relación Peña-Velasco hizo que este último cayera en excesos de todo tipo, principalmente el abuso de confianza, que en Derecho es un delito en el que el delincuente (gobierno) abusa de la confianza depositada por la víctima (nosotros el pueblo chiapaneco),

Si algo caracterizó a Manuel Velasco durante su gobierno fue la injusticia, los atropellos, la exageración para enriquecerse de manera ilícita, los excesos de poder, su extralimitación, su ilegalidad, su arbitrariedad, exigencia y amor hacia el dinero, su despotismo, su despreció a los chiapanecos, odio a los indígenas y su excesivo y enfermizo narcisismo, hoy lo están hundiendo.

Hoy Manuelito en el pecado lleva la penitencia, pues se puede decir que se ha quedado sólo y en su angustia se olvidó de rendir su quinto informe de gobierno, aunque sus empleados diputados lo toleran y le dan plazos traicioneros para que este se reivindique, sin embargo, no reacciona por más llamadas de atención, se encuentra enfrascado, distraído y traumado en el personaje que impondrá, alguien de todas sus confianzas que no lo vaya a traicionar y lo lleve directito a El Amate, una vez terminada su administración.

Sin embargo, los plazos se agotan y cada vez son más notorias las guerras intestinas, los golpes bajos y las acciones traicioneras, las componendas y vendettas en el gabinete por la lucha del poder por el poder, en las que el güero Velasco dando manotadas de ahogado intenta reaccionar a la imposición fraguada desde la Ciudad de México por la mafia en el poder que encabeza Peña Nieto, por Aurelio Nuño, el PRI con Enrique Ochoa (a) clavillazo y la dirigencia nacional del PVEM, por la puñalada trapera que le representó la imposición de Mefistófeles Albores Gleasón, el junior que quiere reivindicar a su padre Satanás para concluir su continuar destruyendo a Chiapas.

Velasco intenta levantar de los escombros a su partido que está herido de muerte y con el riesgo de perder su registro, pues al desintegrar la alianza PRI Partido Verde condena a los verdes a desaparecer y lo que es peor, con ello, Velasco está a punto de ser llevado al paredón por su misma gente.

Con la alianza partida en dos, imposible una votación tan copiosa como la del 2012 y repetida la dosis en el 2015, aunque con candidatos impuestos en todos los partidos y afines al güero Velasco, la votación quedará repartida, esperando que uno de ellos sea el ganador y así salve el pellejo el güero, pero ya a estas alturas se ve muy difícil, aunque hipotéticamente sea impuesto el candidato renegado Eduardo Ramírez Aguilar.

Pero aun veremos cosas peores señalan las profecías, pues la traición al Partido Verde, pues Velasco recibió las garantías del presidente Peña Nieto que él decidiría quién sería el candidato, por intereses mezquinos de los políticos mafiosos -un millón 200 mil votos para Meade-, se gestó en Los Pinos, donde la memoria es corta y los intereses particulares grandes.

Vemos a futuro y a corto plazo a un Velasco embrocado por sus propias ambiciones y sus propios colaboradores, muchos de los cuales se han blindado con un nuevo cargo de elección y así garantizar inmunidad, aunque su jefe se quede “chiflando en la loma” o quedarse como el perro de las dos toras, si la una y sin la otra.

Rutilio es un burgués que entiende la izquierda como beneficio personal

Durante el tiempo en que fingió ser magistrado y cobrar como presidente del Tribunal Superior de Justicia Rutilio Escandón Cadenas que presumía ser doctor en derecho, se dedicó a saquear los recursos públicos destinados para la impartición de la justicia, sin embargo, esos fondos jamás fueron utilizados para la causa, sino para su campaña que realizó hasta que renunció hace unas semanas.

Una vez logrado el objetivo, que Manuel Velasco Coello le comprará al líder nacional de MORENA, Andrés Manuel López Obrador la candidatura al gobierno del estado, se dedicó a recaudar fondos para su campaña para luego éstos fueran utilizados en los gastos que realizó a Chiapas el mesáis del sureste, y de esta forma impresionarlo con el acarreo de todo tipo de gentes de escasos recursos económicos y que rayan en la miseria.

Por eso hoy se le conoce a Rutilio Escandón el candidato de la izquierda que cobra con la derecha, en primer lugar, porque mentalidad de izquierda no es, sino un simple requisito para llegarle a los pobres.

Hoy Rutilio producto del saqueo que realizó en la institución del Poder Judicial del Estado y de comercializar la justicia al mejor postor, como lo fue la liberación de reos de diversos penales de la entidad en contubernio con su cuñado Ismael Brito Mazariegos es un empoderado empresario, cuenta con diversas propiedades millonarias y cuentas bancarias voluminosas, hechos que no desconoce Manuel Velasco, sin embargo, con todo y eso, este le compró a AMLO –quien presume de honesto-, la candidatura al gobierno del estado por MORENA, así como otros cargos como alcaldes, diputados locales, federales y senadores.

Rutilio es un burgués que no es de izquierda, pero cobra con la derecha que entiende del socialismo como lo entendía Winston Churchill, el vicio inherente al capitalismo el desigual reparto de bienes. La virtud inherente al socialismo es el equitativo reparto de miseria.

“El socialismo es la filosofía del fracaso, el credo a la ignorancia y la prédica a la envidia; su virtud inherente es la distribución igualitaria de la miseria. “Ningún sistema socialista puede ser establecido sin una policía política.”

Fercaca se suma al proyecto de Mover a Chiapas

Conociendo lo falso que es Fernando Castellanos Cal y Mayor, además de haber sido un pésimo alcalde de Tuxtla Gutiérrez, catalogado como el peor, además espurio pues le robó la elección a Paco Rojas, más bien le compró la elección para cumplirle el capricho de ser edil, hoy este mal ejemplo de chiapaneco no le quedó otra que declinar en favor del líder del Partido Podemos Mover a Chiapas, Enoc Hernández Cruz.

Conociendo lo soberbio que le salió en los últimos años a Fercaca, pues de ser un pobre diablo, hoy es uno de los nuevos millonarios que se han hecho con recursos públicos robados, fue obligado a desistirse de buscar otro cargo, pues esta visto que no tiene seguidores, todo lo contrario, mucho enemigos, sobre todo la mayoría de los tuxtlecos.

Pero ayer como mucho “orgullo”, Castellanos emitió un discurso en el que anunciaba: Chiapas necesita de políticos congruentes, con arraigo social, nacidos, crecidos y formados en Chiapas.

Añadió, “estoy convencido que solo generando equilibrios y una política de unidad y suma podremos darle un impulso adicional a nuestro querido estado”.

Hoy siendo congruente y en plena libertad de decidir e incidir desde mi trinchera en el futuro de nuestro Chiapas he tomado la decisión de declinar a mis aspiraciones de participar en el proceso de consulta abierta que estableció la Coalición “Todos por Chiapas” y abiertamente sumarme y apoyar el proyecto que encabeza mi amigo Enoc Hernández Cruz, dirigente estatal del partido Podemos Mover a Chiapas como precandidato y candidato a Gobernador en el presente proceso electoral 2018.

Y remató: En el que habré de sumar todo mi esfuerzo para concretar este gran proyecto. ¡PODEMOS

Del Montón

#LorProspera, Roberto Albores Gleason, vendió cara su alma al diablo, pues habrá que recordar que por su ambición por la gubernatura traicionó a la militancia priista al negociar con Manuel Velasco, para que durante mantenerse intocable por los mismos priistas. La transa de Mefistofeles Albores consistió en entregar toda la estructura del PRI en Chiapas al Partido Verde, sin dar cuenta a nadie, como cualquier vulgar ladrón y cacique. Hoy ya en pleno proceso electoral el hijo del Kroquetas no sabe cómo congraciarse con los que despreció y mandó al diablo a sus ex compañeros de partido. El junior Albores esta desesperado porque aun con el acarreo se le hace difícil alcanzar su máxima ambición y la de su padre Satanás, pues Velasco ha partido en dos la alianza y sin la estructura que comercializó, está perdido. Roberto Albores se encuentra en un callejón sin salida, pues no esperaba, la desbanda verde que se dio después de ser impuesto y que hoy parece que están con el Jaguar Negro comiteco. La candidatura de Roberto Albores, es ya la sepultura de Mefistófeles avecindado en Comitán, pero chilango de nacimiento,  el enojo al interior de PRI es bastante fuerte, aun con la llegada de Julián Nazar, impuesto por “clavillazo”, Con la franquicia priista, los rojos no han podido, ni podrán recuperar al cien por ciento toda la estructura que fue vendida al verde Manuel Velasco, que pese a todos los problemas que hoy tienen, está bajo su control y resguardada en caja fuerte, y jamás revelarán la combinación hasta que el tucán lo tengan en mano, pues como dice el dicho “más vale pájaro en mano que ver cientos volar”. * * * Eso es todo por hoy, hasta el lunes próximo primero dios con más de lo mismo.

leoneldurante@gmail.com

http://diariotribunachiapas.com.mx/

Miembro de la Asociación de Columnistas Chiapanecos, A.C.