Oscar Palacios

21-1-18

En la lápida de un gran y estimado amigo y periodista León Roberto García dice: Murió de periodismo. De ahí, según me platicó el recordado amigo y paisano Marco Aurelio Carballlo el título de una de sus novelas: Morir de periodismo. Hoy, para tragedia del país, es el más peligroso para el oficio. No debió morir ninguno, pero la realidad indica que esas muertes están aumentando. La actual administración federal ha sido omisa. Ni uno más debe morir de periodismo.

Mientras tanto, en Nayarit, encuentran una fosa con 32 cuerpos,  Peña Nieto se dedica a descalificar a AMLO en lugar de ocuparse de la seguridad. Dice que en la lucha contra la delincuencia ni perdón ni olvido. La corrupción es un acto delincuencial, así que si no habrá ni perdón ni olvido deberá de ver qué país no tiene extradición con México para vivir ahí después del 1 de diciembre. Se lamenta que no pueda llevarse su jacalito blanco.

Meade sigue dando tumbos. Propone confiscar todos los bienes de los funcionarios corruptos ¿Acaso metería mano a los ahorritos mal habidos  de Peña, Videgaray y anexas?

Meade dice también: “los que nazcan en mi administración–¡que optimista!—no sufrirán pobreza extrema”. ¿Acaso cree que morirán al nacer? Meade, candidato de semana santa como lo llama Anaya porque no se sabe cuándo caerá, como no levanta ¿será crucificado?. No creo, pues poner a Nuño significaría peor el remedio que la enfermedad.

Al gobernador de Chihuahua Javier Corral lo atacaron a diestra y siniestra. La mafia al ataque. Mal que bien, Corral ya logró que aceleraran la petición de extradición de César Duarte. De llevase a cabo, el chihuahuense saldrá ganón:  Duarte tendrá que devolver la lana que hurtó que sobrepasa en cantidad a lo que Hacienda se niega a enviarle a la entidad.

AMLO no es briago como Calderón, pero a lo mejor se tomó un vodka  y presto salió Javier Lozano, con un descaro impecable a ladrar: la mafia rusa lo apoya. Lozano, el  james bond del chapulinismo no se mide. El prefiere tratos con los chinos: copelas o cuello”. Otro obnubilado, el herrmano de Margarita de la cera verdadera, Juan Ignacio Zavala, salió con otra jalada: expulsar del país al académico John Ackerman. Todo por ser un intelectual  que apoya a AMLO. Lo que le inventen es otro de los trucos sucios de los corifeos del régimen.

Virgilio Andrade niega que exista fraude en la ayuda a danmificados. Dado a sus antecedentes patológicos no es fácil creerle. No olvidemos que o encontró nada turbio en el asunto de la casa blanca presidencial.  Cera fama y…etc.

CHIAPAS

Por fin llegó a su puesta en escena, en una adaptación chiapaneca la obra de George Orwell “Rebelión en la Granja”. El animalero político de verde papujo se alebrestó. Las ficticias manchas del autollamado Jaguar negro se despintaron y volvió a su origen de zanja negra profunda. Los cochinitos—léase diputados verdes se solidarizaron- con dramática renuncia a su partido. Las gallinas—léase presidentes municipales—se suman, para que no les revisen las cuentas. Eduardo Ramírez, el jaguar de papel, no será candidato a gobernador verdepriista. La alianza PRI-Verde  se logró y la encabezará Roberto Albores Guillén.

Todo este relajo escénico la podemos considerar una farsa teatral. Manuel Velasco Coello, se vio obligado a coaligarse con el PRI, porque de negarse, se quedaría sin el apoyo de Peña y Meade y como son muchos los pecados pecuniarios que lo atosigan, no le quedó de otra. ¿Todo bien entonces?  No. Entrega, cierto, el logotipo pero no así la supuesta fuerza verde. Es por ello que Eduardo Ramírez Aguilar, sabiendo de sus múltiples pecadillos como arañador del erario que adquirió en la actual administración, supuestamente se rebela y de paso se lleva el apoyo de diputados y alcaldes. ¡Dignidad? Nada de eso, para empezar no la tiene.

Las ratas de la granja verde en acción. Ramírez Aguilar deja el PVEM  pero se lleva a la base. ¿Qué hacer? Fácil y ahí entra en acción el “las doy a quien dé más”, Enoc Hernández, dirigente del Partido de doña Leticia y don Güero: Morado obispo. Sumemos los presuntos votos del Morado y los del otro partidito estatal de igual origen y por ahí se irán. ERA estará en las boletas.

Sin embargo, a nivel nacional, Carlos Puente presidente del verde dice que no hay tal  división y que ERA y Albores serán precandidatos y las bases decidirán con quien se quedan. ¿Será?

No vendo trama. La obra teatral es larga. El final lo sabrán hasta el primero de julio.

Siguiendo en la línea política parece que el panorama se aclara. Rutilio Escandón Cadena irá por Morena–¿Por qué si dicen que no tiene base ni nada, le temen?—y en la relación a él, seguramente influirá la ola tropical de AMLO que todo indica, por el momento, que arrasará. En cuanto a la Alianza PAN_PRD_MC, seguramente llevará a José Antonio Aguilar Bodegas, el precandidato mejor posicionado de todos.

El PAN y el MC solos no tienen destino. La figura más conocida del panismo es Paco Rojas. Seguramente haría mejor papel como alcalde tuxtleco. En cuanto a María Elena Orantes, buza caperuza que es, no le caería mal una senaduría. Al tiempo.

Por cierto, le falló al fallido dirigente del PRD-Chiapas abortar la precandidatura de Aguilar Bodegas.  Le dieron su estate quieto a nivel nacional. No pudo ayudar a su cuñadito Ramírez Aguilar. Su destino, junto con su hermanita, pinta un frondoso Amate.

Juan Oscar Trinidad Palacios es el nuevo magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia. Tiene una amplia trayectoria política y  administrativa. A ver qué tal le va en este final de sexenio que pinta nebuloso con un jefecito que no sabe ni por dónde ir.

Para los despistados que aún piensan votar por los verdolagas, es bueno recordarle que durante esta administración Chiapas alcanzó el primer lugar entre las entidades federativas con mayores rezagos estructurales (pobreza, pues): 77 % de su población. Otro nada honroso primer lugar ¿o no MVC?: 82% en informalidad laboral. Por lo escrito, MVC se lleva la medalla de oro como impulsor de la precariedad social.

Y para documentar nuestro optimismo—Monsi dixit—el bueno para nada, ah, sí, para cobrar, el deslucido secretario de gobierno, Gómez Aranda pide  “unidad para garantizar elecciones pacíficas”. No dice que es desde el gobierno que solapan o promueven denostar a los pretensos a la gubernatura que, buenos o malos, aspiran a suceder a este desgobierno.

Y  una noticia destanteadora:  Kalynamaya de León, uno más del clan  de León, con Panchas y Zaziles, que saltaron de rancho a la televisión—aunque de padre famoso por sus trácalas–, ya se incrustó en MORENA. Es el dirigente en Chiapas del Pes. Rutilio ya carga un lastre.

A Emilio Salazar Mendiguchia, diputado federal, lo traicionó el subconsciente: Dice que la traición se huele. Cierto. El pasó del Pri, al Pan, al verde y ahora, lo que caiga es bueno. No es olor, es hedor.

Y ya con esta me despido: Aumentan las impugnaciones a la ley de seguridad interior. Del plato a la boca se le está cayendo la sopa militarista a Peña Nieto.