2017…EL AÑO QUE TEMBLÓ CHIAPAS.

Javier Figueroa

El 2017 nos dejó enseñanzas, sinsabores, decepciones, recuerdos, desesperanza y esperanza, enojo y tristeza.

Entre otros acontecimientos, El 7 de septiembre quedó grabado para siempre en nuestras historias y literal: esa noche la tierra se sacudió y nos sacudió como nunca antes, y también como nunca antes se sucedieron los daños y las interminables replicas.

Vivimos varios días entre el azoro y el miedo, alrededor de 8 mil replicas nos recordaron nuestro ser y vulnerabilidad, en medio de la destrucción de comunidades y de la anunciada reconstrucción que parece llegar a cuenta gotas y a muy pocos lugares. Las quejas de cientos de damnificados que no han sido atendidos por los gobiernos abundan, su única esperanza de apoyo es un número de folio como referencia en protección civil o SEDATU. La respuesta sigue siendo parca y para muestra ahí está el plantón de mis paisanos de Cintalapa que no han sido atendidos. El terremoto que afectó la Ciudad de México nos recordó que no somos ciudadanos de primera sino de segunda y también de tercera porque los poblados que no fueron objeto de noticia en los medios electrónicos no han tenido en consecuencia, la atención de los poblados que si han tenido atención de los gobiernos.
Los ciudadanos continúan con su peregrinar para ver si todavía –apelando a la misericordia gubernamental- pueden obtener una limosna oficial para reconstruir sus viviendas, mientras funcionarios se nutren de la desgracia popular y publican selfies con sonrisas falsas, con solidaridad falsa y resultados, los mas, también falsos. Pijijiapan es un ejemplo de la inequidad con el alcalde Aristeo Trinidad repartiendo apoyo a sus familiares en lugar de las personas perjudicadas según lo han señalado sus conciudadanos.

En 2017 ocurrieron muchas cosas de interés público pero he preferido abordar este asunto inconcluso de la reconstrucción y todo lo que hay a su alrededor que no ha permitido que el apoyo gubernamental llegue a quién verdaderamente lo necesita.

El sismo del 7 de septiembre, sus secuelas, la reconstrucción, son heridas abiertas en el corazón del pueblo chiapaneco.

EL DEDO MAYOR DEFINIRÁ EN CHIAPAS LAS CANDIDATURAS

El 2018 está a la vuelta de la esquina y mientras se desprenden las últimas hojas del calendario de 2017, el escenario político se sobrecalienta, muchos actores políticos  empujan sus querencias a las máxima silla de Chiapas con falsos augurios, escenografías montadas, predicciones, adivinanzas y selfies, muchas selfies, tratando de ganar espacios y con ello presionar para llegar a la silla estatal. Pretensos sobran, pero son los amarres de la alta política, las necesidades y proyectos, y el dedo mayor, los que habrán de definir perfiles y candidaturas para la contienda electoral. No son las fotos sonrientes las que pesan en las decisiones, quién piense así, está perdido en medio del maremágnum que se avecina. Nada para nadie todavía.

LO DIJE EN LA RADIO (PERFILES DE OPINIÓN)

Vergüenza deberían tener los alcaldes de Chalchihuitán y Chenalhó, que por un puñado de tierra han puesto en peligro la vida de mucha gente durante noviembre y diciembre.

Se trata de la historia de los desplazados, quienes durante estos dos meses, han sido usados como carne de cañón por esos dos presidentes municipales que hicieron de todo con tal de meter presión y llevar agua a su molino.

Hoy Chalchihuitán se lleva 15 millones de pesos, la construcción de 300 viviendas y la implementación de proyectos productivos para todos los habitantes, entre otras acciones.

Mientras que Chenalhó, se lleva la mayor tajada: 365 hectáreas que se mantenían en disputa desde hace 40 años cuando se dio una controversia constitucional.

Y es que el Tribunal Unitario Agrario, emitió la resolución en favor de Chenalhó por el conflicto de límites territoriales con Chalchihuitán, por lo que le tendrán que ser restituidas estas 365 hectáreas en disputa.

La resolución les fue comunicada a las dos partes, es decir, a los alcaldes de esos municipios, quienes de pura boca, ratificaron el convenio de paz que firmaron en 2015 de que aceptarían la resolución.

Tan así era su ambición de ambos, que inmediatamente la Presidenta de Chenalhó, Rosa Pérez Pérez, mando quitar el cerco y tapar las zanjas que había mandado construir, con tal de mantener el bloqueo y seguirle haciendo la vida imposible a Chalchihuitán, donde los caprichos de ambos, ya cobraron aparentemente la vida de 6 personas, víctimas del hambre y del frio de las montañas, lugar hasta donde fueron a refugiarse junto con miles de personas más, que huyeron de sus comunidades por temor a ser asesinados.

Sin embargo, la mayoría ya regresó a sus casas y se espera que con este fallo de los tribunales, la calma retorne tanto a Chenalhó como a chalchihuitán, conflicto que ha puesto en alerta a todo mundo. Mi correo es frajafini59@gmail.com. Visite mi página Javier  Figueroa.MX…FACEBOOK Javier Figueroa. Acompáñeme en NUESTRA CIUDAD, no se quede callado, no se convierta en cómplice, de Lunes a Viernes de 12 a 13 horas, por el 90.3 FM y todas las tardes, de Lunes a Sábado, de 14.30 a 15:30 horas, en la Segunda Emisión de NOTINUCLEO, a través de la Cadena Auditiva más grande  y de Mayor Cobertura Noticiosa en todo el Sureste de la República Mexicana, Corporación Radio Núcleo. HASTA EL SIGUIENTE COMENTARIO.