CABALLADA

 @pakoandrade

 

 

 

A estas alturas no se sabe si la caballada está o no flaca, siguen apareciendo los mismos desde hace meses para suceder al peor, al más negligente y obstinado,  gobernador que ha tenido el estado de Chiapas.

Literal, Chiapas se cae a pedazos y Manuel Velasco continúa con sus eventos de a tres pesos, como en campaña, tratando de mantener adormilados a los chiapanecos, en especial a las chiapanecas.

Marchas, plantones, protestas, bloqueos, asesinatos, homicidios, elefantes blancos por todos lados, el Estado de Derecho invalidado; uso y abuso del poder en contra de los trabajadores del Estado al hacer con sus emolumentos lo que le viene en gana; no pago de proveedores de todos los sectores, pero sí hay dinero para la frivolidad, la lisonja y estupidez.

Así se conforma Chiapas, con chismes y rumores; así mide a “sus gallos” Velasco Coello, permite que personajes ajenos a la administración pública hagan el trabajo de los titulares de algunas secretarías; lanza a su amigas y comadres como la loba del Suchiate a medir el estatus electoral hasta el momento. ¿Eso es ser político profesional o de ese nivel somos los chiapanecos en el tema?

Con ello relega a chiapanecos de primer nivel, preparados, que aman a su estado, que seguramente no lo sacarán de la barranca porque para eso se necesita tiempo y más recursos, pero al menos no habría ese saqueo tan desparpajado, espantoso, vil y corriente, que sin ningún empacho están haciendo los políticos de “la nueva camada”.

Con el destape de José Meade, como candidato a la Presidencia de la República por el PRI, el ajedrez político en Chiapas por obvias razones se movió; dice la norma que los amigos más cercanos al elegido por el dedo de Los Pinos, es el sacrificado, ¿quién será en Chiapas, Roberto Albores, Jaime Valls, Luis Armando Aguilar?

¿O será sacrificado el mismísimo Manuel Velasco por mandar a su intimísimisima La Loba del Suchiate al destapar a Miguel Ángel Osorio Chong como candidato a suceder a su jefe Peña Nieto?

¿O para evitar tal sacrificio, pondrá pies en polvorosa a ocupar un puesto en el gobierno federal? ¿Cómo las chachas? ¿Cómo las ratas que son las primeras que saltan cuando se hunde el barco? ¿Cómo cobarde?

Que nos digan esos que vaticinan el futuro (o más bien el futuro que les dictan de acuerdo a la conveniencia a sus pagadores), ¿cuál será el escenario inmediato en Chiapas?