Cuándo dejaremos de contar nuestras muertas

Francisco Gómez Maza

 

 

 

*México, tétrico escenario del feminicidio

*El asesino es de UBER; el otro es de Cabify

 

Si hay en el universo un ser maravilloso, espléndido, merecedor de mi admiración y respeto, a quien amo profundamente, es la mujer y no llego a entender porque hay varones llenos de odio hacia tales reflejos de la Belleza Increada que es la mujer. Además tengo hijas y son para mí la máxima personificación de la belleza, de la bondad, de lo maravilloso que es el Universo, del Infinito, No entiendo ni quiero entender por qué las matan, Además, me volvería loco si le ocurre tal definitiva desgracia a mis “mujeres”. Imposible concebir que sean objeto del instinto asesino de criminales sin remedio,

Este domingo, la prensa mexicana informó que fue detenido un conductor de una unidad de la empresa de transporte Uber por crimen de Mariana, estudiante en Puebla. Ahora el asesino fue de Uber. Poco antes, hecho que fue ocultado por los terremotos, otro desgraciado era chofer de Cabify,

En esta segunda ocasión, de las que se conocen (al parecer hubo otro asesinato feminicidio en la CDMX, del que ninguna autoridad informó, según me testimonió un taxista que me transportaba el viernes anterior), José de Jesús, conductor de una unidad registrada en la plataforma de Uber, fue detenido junto con otro sujeto por el asesinato de la universitaria de la BUAP, ocurrido el 30 de septiembre. Y la policía busca al autor material del crimen.

La Fiscalía General del Estado de Puebla informó a los medios que, mediante vídeos de cámara de vigilancia, se determinó que cuatro sujetos a bordo de una unidad registrada en Uber, se dedicaban a asaltar a personas, entre ellas a Mariana, quien fue atacada el pasado 30 de septiembre en la Colonia Prados Agua Azul.

De acuerdo con un comunicado de la Fiscalía, una vez que se amplió el campo de investigación y se hizo un rastreo de las cámaras de la zona en horarios previos, durante y después de los hechos, se estableció que estos sujetos participaron en otros asaltos y se obtuvieron imágenes claras de los mismos.

Mediante el seguimiento y comparación de videos también se observó que dichos sujetos recorrieron la zona minutos antes de los hechos, se estacionaron en la 21 Sur y 41 Poniente, donde descendieron del vehículo, tres de ellos se presume caminaron en busca de posibles víctimas, mientras José de Jesús “N”, conductor de la unidad y registrado en Plataforma Uber, quitó el tapón de la llanta trasera del lado izquierdo y lo metió a la cajuela, al tiempo que regresan y continuaron su trayecto sobre la 21 Sur con sentido a las 45 Poniente.

Alrededor de las 21:00 horas se estacionaron en 17 Sur y 45 Poniente, observaron a la joven y decidieron asaltarla. De acuerdo con las investigaciones, reportó El Universal, Cristian “N” es quien accionó el arma de fuego que le quitó la vida a Mariana “N”. Los videos permitieron a la Fiscalía de Investigación Metropolitana y la Agencia Estatal de Investigación localizar y obtener la orden de aprehensión correspondiente en contra de José de Jesús “N”, que se encontraba con David Alejandro “N” y Marco Antonio “N”, estos dos últimos quienes también fueron asegurados por resistencia de particulares, aunque sin participación en el crimen y asalto.

Asimismo, se cateó el domicilio José de Jesús “N (conductor de Uber), en el cual se encontraron pertenencias y la identificación de Mariana “N”, lo que permitió determinar su participación en los hechos.

Por su parte, la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal de Puebla reportó el pasado jueves 12 de octubre la detención en la colonia Universidades de Gerardo Iván “N.”, por robo en agravio de dos estudiantes universitarios.  De acuerdo con las primeras investigaciones de campo, estudio de información y generación de red vínculos a cargo de la Unidad de Análisis e Inteligencia Policial, el probable responsable cuenta con antecedentes penales por el delito de cohecho. Asimismo, se determinó su posible participación en el asesinato de Mariana “N”.

En septiembre del presente año, la joven Mara Fernanda, estudiante de la Universidad Popular Autónoma de Puebla, desapareció y días después su cuerpo apareció luego de haber abordado un vehículo de la empresa de servicios Cabify.

Las autoridades de Puebla determinaron que el conductor de esa empresa, Alexis N, fue el responsable del asesinato de la joven, por lo cual se encuentra en prisión enfrentando la acusación de feminicidio. Ante los hechos, el gobierno de Puebla canceló la autorización para operar de Cabify

Un tercer caso ocurrió en Zacatecas. Tras darse a conocer el hallazgo del cuerpo de la estudiante Cinthia Nayeli Vázquez, de 16 años de edad,  en un arroyo en el municipio de Guadalupe, las autoridades de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) condenaron el asesinato y exigieron justicia a las autoridades estatales.

La vocería de seguridad informó que la tarde de este sábado, a las 15:50 horas se recibió un reporte al Número de Emergencias 911 avisando del cuerpo semidesnudo y boca arriba sobre las aguas negras del arroyo que cruza la colonia Orquídeas, en el municipio conurbado de Guadalupe. Hasta ese momento se informaba que se trataba de una mujer que se encontraba en calidad de desconocida y se le practicarían la necropsia de ley para conocer las causas del deceso. Sin embargo, cerca de las 23 horas,  la rectoría de la UAZ emitió un comunicado donde informaba que el cuerpo encontrado correspondía a Cinthia Nayeli, quien estudiaba el tercer semestre en la preparatoria número 1 en el Campus UAZ Siglo XXI.  Se precisa que, de acuerdo con la versión de amigos y familiares, la joven salió de su domicilio el viernes pasado aproximadamente a las 6:30 horas para asistir a clases  y se perdió contacto con ella.  En el comunicado, la administración central y la comunidad universitaria emitieron un enérgico rechazo a “este clima de violencia que agrede a nuestra sociedad”, que ahora ha enlutado a los universitarios.

Añade: “La sociedad no puede desarrollarse plenamente y generar condiciones de crecimiento armónico, si no se garantiza la tranquilidad y la paz”.

Incluso, en sus redes sociales, el rector Antonio Guzmán confirmó esta muerte de su alumna, a quien describió como “una niña” y a la sociedad pidió no olvidar el nombre de Cinthia Nayeli: “Exigimos justicia. Ni una más”. En tanto, alumnos y maestros de la Unidad Académica de la Preparatoria 1, han manifestado un escrito en redes sociales con el hastag #JusticiaParaCinthia y con una pregunta: ¿Hasta cuándo tendremos que seguir contando nuestras muertas?

Finalmente, la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas informó que, durante un enfrentamiento falleció Juan Antonio “N”, alias “Alushe”, señalado como uno de los autores materiales de la muerte de la señora Miriam Elizabeth Rodríguez. La Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas (PGJT) informó que, tras repeler una agresión en su contra, en San Fernando, Tamaulipas, policías ministeriales e investigadores lograron la captura de cuatro integrantes de un grupo delictivo, probablemente dedicados al secuestro y extorsión. En el hecho murió Juan Antonio Alvarado López, alias “Alushe”, señalado como uno de los autores materiales de la muerte de Miriam Elizabeth Rodríguez Martínez, y considerado uno de los objetivos relevantes para la justicia tamaulipeca. El presidente del colectivo “Familiares y amigos de desaparecidos”, Guillermo Gutiérrez, dijo que Miriam sufrió el secuestro de su hija y ella misma descubrió su cadáver. Durante un recorrido por el centro de la ciudad de San Fernando, para cumplimentar mandatos judiciales, los elementos policiacos localizaron a Alvarado López, contra quien había una orden de aprehensión por su participación en el homicidio de la activista, cometido el pasado 10 de mayo.