Oscar Palacios

 

 

¿Quiénes somos finalmente? Quien sabe quién ni cuándo alguien nos dijo que vivíamos en tres tiempos: Pasado, presente y futuro. Hoy sólo creo que somos pasado porque lo hemos construido con nuestros recuerdos. Somos lo que somos por la memoria. El hoy sólo nos sirve para agregarlo al pasado. ¿El futuro? Bueno, eso es sólo una ilusión. Es el arma perfecta para manipularnos.

No es que estemos pensando que todo pasado fue mejor. En realidad, el presente se encarga de ir transformando ese pasado. Sin embargo, nos quedan resabios del medioevo. Ahí está la iglesia mexicana para demostrarlo con una jerarquía de mentalidad inquisidora. Ya no hay los grandes terratenientes dueños de vida y honras, pero sí las transnacionales y los vernáculos que explotan con salarios miserables. Ya no hay esclavos con cadenas, pero si esclavos de la pobreza extrema en una dolorosa imitación de la vida.

Ya no hay reyes absolutos—los europeos que parasitariamente existen como tal, son sólo decorados de la nostalgia, útiles para las revistas del corazón–, pero sí hay absolutos indigentes de la razón que disfrazados con un ropaje “democrático”, hacen y deshacen de su país sea grande o pequeño. ¿Y qué hacemos? Silencio cómplice. Pasividad.

¿Llegará el nuevo renacimiento? En nuestro país, por ejemplo, podremos, al menos, intentar que nos llegue un pedazo del nuevo siglo de las luces donde se recupere la dignidad o nos perderemos en lo que llaman modernidad y consumiremos nuestra energía en la vorágine de las redes sociales, que, siendo un gran instrumento, se ha vuelto un centro de distribución de rumores, mentiras, medias verdades, perversidades. Eso le conviene al hermano mayor (lean a Orwell, 1984). Entonces, quizá, se hará buen uso del pasado, reestructuraremos nuestro presente y que el futuro, que para mí es nuestra finitud, llegue y san se acabó.

Día a día generamos los recuerdos del porvenir (ay, Elena Garro) y es tan repetitivo que llega hasta el cansancio: impunidad, marginación, corrupción, feminicidios, asesinatos y la fábrica de pobres más boyante que nunca. El lenguaje se prostituye. Nada nuevo aportan nuestros ínclitos políticos. La misma palabrería engañosa. Los mismos fuegos fatuos ayunos de imaginación.

Se fue Margarita. Margarita, Margarita, de la cera verdadera, con el marido que tienes, se te acabó la carrera. ¿Independiente? ¡de qué? ¿de Calderón? ¿Por qué ahora sale con que es lo mejor para México? Por qué no asesoró a su marido para que no hiciera el ridículo disfrazado de soldado desconocido. Por qué no lo orientó para evitar esa guerra sucia que provocó tanta muerte y destrucción. ¿O acaso cree que el belicismo de su cónyuge debe retomarse para acabar de una vez por todas con el país? ¿Será para desaparecer el expediente de su parentela y los niñitos muertos en la guardería ABC de Chihuahua? Le quedaron muchos pendientes. Se fue la pus, dice Ruffo. Ha de ser. Entre pares se entienden.

 

 

 

El gobierno mexicano ha emitido una alerta para que los funcionarios y políticos mexicanos no viajen a Las Vegas a gastar el dinero que nos han robado. EPN es precavido. Protege a su mafia.

Culto a las armas. En el pecado la penitencia: mueren más gringos en su zona de confort y paz que en sus guerras intervencionistas. Con la vara que mides…

Si se declarara la muerte civil para los políticos corruptos de este país tendríamos el cementerio más grande del mundo. Digno del record Guinness.

Dicen que son 300 familias ricachonas que mandan en este país. Son los hijines de Forbes. Estos maniáticos del “time es money” deberían pellizcarle a su fortuna no bien habida y donar un buen de lana a la reconstrucción. Es broma de humor negro, ya pasó mi tiempo de la utopía. Recuerden al camello y la aguja en el pajar.

 

CHIAPAS

 

No falta quien me diga que no entienden de mis simpatías por uno de Morena (Andrés Manuel López Obrador) para presidente, y un priísta para gobernador (José Antonio Aguilar Bodegas)- El estilo es el hombre me ha recordado Ortega y Gasset. Cierto, es el perfil del hombre (Samuel Ramos dixit) y uno y otro tienen las características adecuadas para un gobierno de reconstrucción de lo que queda de este país y de este Chiapas. Es la persona, no el partido. ¿Qué ofrece MeadeK

Está muy claro en el panorama nacional el crecimiento de AMLO. Ha sorteado todas las zancadillas que le han puesto—y le pondrán—a su legítima aspiración. Su arma principal es que por más que le han buscado ha demostrado que no es un corrupto más, como los del pripanprd y anexas y tiene un proyecto de gobierno sólido, transformador y no el atole con el dedo de siempre. ¿Qué ofrecen los priístas.? MeadeK :  Devaluación, inflación. Nuño: Madriza para los maestros. Osorio: titubeos. Rollos.

En cuanto a JOSEAN, no es difícil admitir que a pesar de los golpes bajos ha sobrevivido con dignidad. Ha trabajado con tenacidad, responsabilidad y conocimiento en todas las encomiendas que se le han presentado. Actualmente ha mantenido en paz en el otrora violento campo chiapaneco, cuestión que debe agradecer el tal MVC que con su indolencia ha alborotado otros sectores. Si el PRI le queda algo de coherencia no debería quitar los ojos de JAAB. Claro, si insisten en ignorarlo por los albores de más de lo mismo, que Josean no lo piense, porque con cualquier partido, lleva la de ganar. Al tiempo.

Ya salió a rebuznar el talibán Julián Nazar, dirigente estatal priísta. Dice que su partido no es rehén de nadie. Lo fue con Albores Gleason que se sentía un Fidel Velásquez en su entreguista paso por la dirigencia del PRI.  Lo es con las veleidades de MVC. ¿Por qué tanto brinco estando el suelo tan parejo? Es el temblor político que provocó el anuncio de JOSEAN. Nazar habló sobre “rendición de cuentas y honestidad en el quehacer político” pero no mencionó el quebranto económico que dejó en la Secretaría del Campo ni de su enriquecimiento inexplicable que bien explicado está. Dios los cría y el PRI los junta.

Otro ternurita: Enoc Hernández Cruz. Quiere ser candidato a gobernador por su partidito, el que dice que mueve a Chiapas. Lo único que mueve es su cuenta bancaria. Para documentar nuestro optimismo apunta que: es honesto, que habla y lucha por la verdad y que no es demagógico. Vuelve a sus raíces, aunque ahora coma con manteca y se declara ejidatario. Bueno, la verdad es que Enoc tiene buenos principios, aunque estos terminen en malos finales.

José Rodolfo Calvo fue ungido, ¡por fin, su sueño! Como rector de la UNICACH. El mayor mérito: compadre del tal güero. Ostenta varios títulos y reconocimientos que dicen, son patito o diplomas y corcholatas al pecho como los comprados por Sabines y Enoc. Se le fueron hasta la yugular por sus antecedentes empresariales de oscuros rubros. Se supone que el ser humano es cambiante. Cierto, estuvo ligado familiarmente con empresas de bebidas espirituosas y anexas. También se educó y obtuvo varios títulos. Cambió de giro, digamos. Pregunto a los moralinos: Supongo que algún día estuvimos en uno de esos antros. Y me viene el recuerdo de Sor Juana. Quien es más culpable, el que peca por la paga, o el que paga por pecar. Digo, es un decir.

Manuel Velasco sigue compitiendo con su corrupto compadre. Sabines. Quiere superarlo en deuda. Ahora pidió prestado mil millones de pesos. Es el año de Hidalgo por lo que ¡cuidado! El güero    es como un galgo y no creo que deje algo. A propósito, existieron los bandidos del rio frío y nosotros tenemos actualmente a los bandidos del río Grande (o Grijalva, pues). Asaltan al erario, matan a sus adversarios a periodicazos, dan lana a los ejidatarios que matan policías. Creo que saldría una buena novela política-policíaca. Les adelanto el final: Presidio, cárcel, reclusorio, bote, etc.

Cae el ex gobernador de Tamaulipas Eugenio Hernández. Cero y van nueve. O sea, hay tiempo para que veamos a Juan Sabines Guerrero en alguno de las suites de cualquiera de los reclusorios de primer mundo que tenemos. Claro, también a su sucesor. Sólo tienen prisa los que no tienen esperanza.

Arena. Arenas movedizas en la jefatura del departamento de cultura que maneja don Juan Carlos de Cal y Mayor y Franco. Ascenso de arena de mar, de desierto. Arena. en el otrora COEFA del extinto coneculta. Le irá bien con la pagaza para el cochinito.

Hace 50 años asesinaron al CHE. Y aunque nosotros los de entonces—jóvenes soñadores—ya no somos los mismos, transcribo un fragmento de un presunto poema que escribí en aquel entonces: “Quisieron dejarte en el silencio/pero no comprendieron en su soberbia ciega/ que la tierra te amaba/brotando en el espacio en que cayó tu cuerpo/sauces que cantan al mundo tu grandeza/!Che!, visionario del cosmos/Voz que ilumina la trágica sombra del mundo tercero,/ guerrillero infinito/ estertor del asma que penetra en cada célula de nuestro cuerpo/luz/anhelo indescriptible/Estás, estarás, vencerás/y los gritos de los simios/ chocarán siempre con la muralla de tu frente limpia…” No sé si fue el mayo del 68 parisino quien lo convirtió en leyenda. El caso es que aún está presente en cada rincón de este mundo de injusticias. Hay que leerlo o releerlo. “Los que sepan “Ler”, como el esimio Nuño. Perdón: eximio…

Y ya con esta me despido: Tremendo Socavón en San Cristóbal.  No, no se preocupen. Se trata de un socavón en la hacienda municipal provocado por los numeritos que no le cuadran al ecocida alcalde Marco Cancino.