Hay que reforzar la cultura de la prevención: Emilio Salazar

*Este fin de semana nadie pensó en las grietas, en los daños estructurales o en si había salidas de emergencia en los lugares de esparcimiento

 

 

Tuxtla Gutiérrez, Chis., 18 SEP.-A 32 años del terremoto de 1985, en mi bancada reconocemos que se ha avanzado en la cultura de prevención ante el severo impacto que han causado los fenómenos naturales en los últimos tiempos, sin embargo hace falta reforzar estrategias y a no bajar la guardia en las políticas establecidas en la materia, ya que cada vez los sismos y los huracanes llegan con mayor fuerza y causan más desastres materiales que pérdidas de vidas humanas, afortunadamente, reconoció el diputado federal chiapaneco, Emilio Salazar Farías.

Hay que fomentar en toda la población la importancia de estar informados de las recomendaciones que hacen las diversas instituciones del gobierno para evitar pérdidas humanas ante un siniestro como el que acabamos de ver en Chiapas y Oaxaca; es lamentable la muerte de personas en estos dos estados, precisamente por la intensidad del terremoto (8.2 grados), el más fuerte en los últimos 100 años y más severo que el del 85 que fue de 8.1 pero con un saldo de cientos de muertos.

El presidente de la Comisión de Desarrollo Municipal, se pronunció por dotar de mejores herramientas y un completo equipo tecnológico a los cuerpos de rescate, precisamente para auxiliar a la población, ya que vemos que los sismos son rápidos, más intensos y sobre todo impredecibles, por lo que no hay que caer en situaciones de pánico, ya que nadie puede anunciar un evento de esta naturaleza de manera anticipada. Dijo que todas las familias deben tener estrategias para enfrentar en lo particular esos fenómenos, igual que lo hacen las instituciones.

Hay que decirlo, en días pasados ante la contingencia de las réplicas del terremoto, se suspendieron las labores en muchas instituciones públicas y educativas, lo cual es razonable, pues había que verificar si no había daños estructurales en algún edificio o algún riesgo; sin embargo un día después hubo un evento masivo y no se suspendió. La suspensión de labores, implicó un cambio en la rutina de muchas familias y también la pausa momentánea de todo tipo de procesos administrativos, planes de estudio y de la vida productiva de algunos ámbitos.

El legislador federal, agregó “llamó mi atención que los cines, los bares, los restaurantes y demás lugares de esparcimiento no dejaron de tener clientela. Hubo pelea de box el fin de semana, los bares estuvieron a reventar. Ahí nadie pensó en las grietas, en los daños estructurales o en si había las salidas de emergencia”.

Finalmente Salazar Farías, llamó a la reflexión sobre el sentido de responsabilidad común y nuestra imposibilidad de anteponerlo a nuestros deseos personales. Y sobre todo reflexionar sobre lo importante, ¿porqué lo digo?, porque uno de los grandes retos del estado es el desarrollo de la competitividad, concluyó.

Noticias/Diario Tribuna Chiapas/2017