La incomodidad de informar sobre los fondos

 

Enrique Alfaro

 

 

La clase política se incomoda sobremanera cuando se les pregunta sobre el manejo de los fondos públicos. “Los medios complican las cosas”, dice Rosario Robles, por ejemplo.
Sobre el delicado tema del paradero de los recursos destinados a atender los desastres sólo emiten un breve boletín.

Son capaces de convocar ampliamente a conferencias de prensa para tratar temas banales pero incapaces de enfrentar los cuestionamientos legítimos de los medios sobre los recursos para los damnificados.

Esta clase política, que creó mecanismos sofisticados para hurtar cantidades estratosféricas a través de varias instituciones, como en La Gran Estafa, es la misma que con frecuencia cambia de nombre a una misma institución para que se pierda el rastro del dinero.

En Chiapas, así lo han hecho con la secretaría encargada de las obras públicas.

Se extinguen fideicomisos, se crean nuevos, donde se maneja mucho dinero y se incomodan de dar explicaciones. Ese tema no les importa transparentar.

Los medios son irresponsables, dicen cuando son incapaces de brindar la suficiente información y quieren que nos conformemos con explicaciones de tres párrafos en un boletín.